Libros recomendados

La crítica, el arte, la literatura, el cine, la música, la TV, la fotografía, la comunicación... Aporte su visión acerca de cualquier evento cultural.

Moderador: Diario de Noticias

Responder
Avatar de Usuario
basoko
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 24349
Registrado: Dom Mar 18, 2007 12:17 am

Re: Libros recomendados

Mensaje por basoko » Lun Abr 09, 2018 11:03 am

Imagen

Mentira romántica y verdad novelesca

Es el mejor libro de crítica literaria que he leído jamás.

Se trata de la primera obra de madurez del antropólogo y crítico literario René Girard (1923-2015). Se publicó por primera vez en 1961 y me parece difícil que a día de hoy se haya publicado algo mejor que este libro en este ámbito.

Considero a Girard superior como crítico literario a Bajtin, Shklovski, Lukács, los teóricos de la recepción tipo Iser o Jauss, Coetzee, Propp, Harold Bloom, Roland Barthes, Milan Kundera o Tzvetan Todorov por comentar algunos críticos (o escritores metidos a críticos) considerados de primer nivel y referencias indispensables en esto de la crítica literaria. Con este comentario no estoy despreciando ni pretendo hacer de menos a ninguno de estos autores. A alguno lo desprecio, pero en general los tengo en aprecio. Es sólo que este señor está a otro nivel.

Después de Girard para mí los mejores son Kundera y Bajtin, ya que son quienes de forma más consistente integran en su análisis literario las cuestiones propiamente estéticas y estructurales con observaciones de tipo existencial, espiritual o moral, o simplemente con el análisis de lo que un artista quiere decir con sus obras. Y Kundera es mejor que Bajtin, notándose sin embargo una influencia decisiva del segundo, que fue anterior, sobre el primero. Todorov fue un gran académico y siempre resulta ilustrativo leerlo por su enciclopédico conocimiento del campo de la crítica literaria. Fue el gran divulgador de Bajtín. Sus análisis de obras concretas son algo más pobres, sin embargo. En su momento me llevé una grata sorpresa (y me reafirmé en mis intuiciones) con la lectura de uno de los últimos libros de Todorov (Crítica de la crítica), en el que hace balance de sus vivencias en este campo de estudio. Después de dar muchas vueltas hablando sobre distintas escuelas, al final y sin previo aviso pone a René Girard como ejemplo de lo que él consideraba que es la mejor crítica literaria (junto a Kundera y otro autor cuyo nombre no recuerdo y que no he tenido ocasión de leer). El pobre Todorov deambuló a lo largo de su vida por todas las escuelas imaginables de crítica literaria y acabó encontrando algo que dio sentido a su búsqueda.

Luckács (Teoría de la novela; no he leído su obra posterior) me pareció muy bueno y tiene muchas intuiciones buenas que se pueden leer en paralelo a las de Girard. Aunque claro, disiento de su visión marxista de la realidad. En muchos aspectos su obra fue rompedora e innovadora, y muchas de sus reflexiones son pioneras y duraderas. De Shklovski sólo me gusta el concepto de extrañamiento, se equivocó igual que el resto de los formalistas en su comprensión esencial del fenómeno literario. Aunque algunos de los formalistas eran conscientes de las limitaciones de su forma de analizar la literatura, como el mejor de ellos, Vladímir Propp, en cuya obra Morfología del cuento ruso se inspiraron los estructuralistas tipo Levi-Strauss, pero curiosamente los filósofos estructuralistas hicieron caso omiso de las advertencias que lanza Propp en el prólogo de su libro. Y así acabó el estructuralismo.

Para que se vea que la crítica literaria no es siempre pura charlatanería (aunque lo es demasiadas veces), y que en ocasiones los literatos tienen más fundamento que los filósofos pretendidamente científicos, comentar que fue ese desprecio a la advertencia de Propp sobre las limitaciones del método del análisis estructural lo que terminó llevando al estructuralismo (que tiene cosas muy interesantes y válidas) al descrédito, porque los filósofos y antropólogos estructuralistas trataron de darle a su aproximación una universalidad que no puede tener. El estructuralismo constata la existencia de constantes estructurales en los artefactos culturales que produce la humanidad, pero no puede dar cuenta -por limitaciones de método- ni de su origen (como advertía Propp) ni de su sentido (como advierte René Girard más adelante en La violencia y lo sagrado, creo). Sólo es un método parcial de análisis. Necesario, pero parcial. Así que cuando los estructuralistas se pusieron a hablar desde su cátedra sobre el origen, la razón de ser y el por qué de las estructuras, naufragaban patéticamente, porque extraían sus conclusiones de un método que ni siquiera se pregunta por esas cosas. Es como si alguien pretendiera extraer conclusiones válidas sobre la altura de un objeto usando un termómetro. Vladimir Propp lo advirtió de forma muy clara nada menos que en la introducción de su libro (específicamente, sobre la imposibilidad de determinar el origen de las estructuras mediante un análisis meramente formal de las mismas) y los estructuralistas no le hicieron ni p** caso, a la vez que decían tomar al propio Propp como modelo y referencia :roll:

Harold Bloom me parece particularmente nefasto, la experiencia que tengo con él es que empecé a leer "su gran obra", El Canon Occidental, y no la terminé porque me pareció un insustancial.

Y por último, puede que sea injusto con él pero Roland Barthes me parece otro que es un tanto insustancial aunque menos que el anterior. En sus textos se encuentran algunas perlas pero éstas están situadas en medio de un montón de morralla. Eso cuando habla de literatura. Es un poco como Michel Foucault, te escribe un coñazo de libro para explicarte cosas para las cuales bastaba un párrafo. Es muy francés eso. Muy siglo XX francés.

Lo cierto es que yo también suelo cometer el mismo pecado y casi todo lo que he escrito hasta aquí no tiene nada que ver con el libro que recomiendo. La diferencia es que a mí nadie me aclama -justamente, además- por lo que escribo.

Así que volvamos al tema.

En este libro René Girard realiza un recorrido a través, fundamentalmente, de las obras de Cervantes, Flaubert, Proust, Stendhal y Dostoievski. En el caso de Cervantes se limita a Don Quijote, en los demás recorre el conjunto de sus obras. Es una especie de ejercicio comparativo entre los distintos autores. Saca un fruto extraordinario del análisis tanto de las semejanzas como de las diferencias entre ellos. Y de las trayectorias de cada uno de ellos.

Es más fácil leerlo si ya conoces a uno o más de sus autores. Si no, requiere algo más de concentración para seguirlo. No es que se explique mal (al revés), pero va ilustrando sus conceptos con infinidad de ejemplos de personajes y situaciones que saca de esas novelas. La primera vez que me leí este libro sólo me había leído Don Quijote y un par de novelas de Dostoievski. Si no se conoce a ninguno de los autores costará un poquito más. Sin que, insisto, eso signifique que sea imposible o muy difícil. Sólo requiere cierta concentración. La justa cuando te están usando como ejemplos cosas sacadas de libros que no has leído. Es importante seguir los ejemplos porque es ahí donde se iluminan los conceptos. El principal inconveniente de no haberte leído a esos cinco autores o al menos uno de ellos es que te tienes que creer lo que te cuenta Girard sobre ellos. Yo como ya conocía al Quijote y a los Hermanos Karamazov lo que leí de lo que decía de ellos me pareció verdadero y por tanto no puse objeciones a la hora de ir creyéndome de entrada los otros ejemplos que iba poniendo. Pero claro, eso lo tiene que decidir cada uno, o le crees o no. Conocer a los autores de los que habla te permite adquirir la distancia crítica adecuada e ir leyendo este ensayo de igual a igual, ni rechazándolo porque no te gusta lo que afirma ni aceptando todo lo que dice porque lo escriba él. Yo mismo estoy de acuerdo con Girard en lo fundamental pero disiento en algunas cosillas secundarias (que no afectan a lo fundamental pero sí a la manera de exponerlo y a la manera de explicar ciertos textos).

Lamentablemente la primera edición de Mentira romántica en castellano (1985) se agotó y, de forma inexplicable y escandalosa, hace mucho que no se puede encontrar en las librerías, aunque curiosamente Anagrama parece ofrecerlo en su web a un precio de 9 euros:

http://www.anagrama-ed.es/libro/argumen ... 00784/A_78

Pero es mentira, no se ha vuelto a editar.

Afortunadamente está disponible para descarga en Scribd en una versión escaneada y en PDF, puesta ahí por algún alma caritativa (que ya os puedo decir que no soy yo):

https://es.scribd.com/doc/136003283/lib ... elesca-pdf

Si no queréis leerlo en el ordenador o no tenéis medios para imprimirlo, la única alternativa es recurrir al idioma de alguna cultura que se toma la comprensión de las obras literarias mínimamente en serio.

Si conocéis el francés podéis encontrarlo hasta en ediciones de bolsillo con el título Mensonge romantique et vérité romanesque. (Me he leído tanto el original como la traducción al castellano y doy fe de que la traducción es muy, muy buena, en el sentido de muy fiel al original tanto en forma/estilo como en "contenido". Es prácticamente lo mismo leer a Girard en francés que en castellano).

Si no, en inglés se publicó bajo el título, mucho menos inspirador, de Deceit, Desire and the Novel: Self and Other in Literary Structure. He leído en inglés algún libro por no haberlo encontrado disponible en castellano o en el original, pero no éste. Así que no sé qué tal es la traducción. Quiero suponer que buena.

En general es un autor al que la gente tiende a malinterpretar. Por un lado eso ocurre porque a veces Girard tiende a la hipérbole o a cierto grado de simplificación, y algunos tienden a tomar sus hipérboles al pie de la letra, olvidándose del resto del libro (donde se pueden encontrar comentarios que matizan las hipérboles) y olvidándose también del resto de su obra (por poner un ejemplo, más adelante integraría a Shakespeare, y por tanto al teatro, en su visión de la gran literatura; en esta primera obra limita específicamente a la novelística; pero eso en realidad no afecta a lo fundamental). Pero estoy convencido de que la proliferación de malinterpretaciones se debe también a que es tan bueno que sólo otro genio podría superar el nivel. Y la gente normalmente no somos genios, así que es más fácil malinterpretarlo o interpretarlo a medias y construir castillos en el aire y hacerse pajas mentales muy tontas, vicio este último al que la Universidad moderna está muy enganchada en el terreno de las humanidades en general.

Con respecto a las malinterpretaciones (una de las menos graves que he leído, pero que me parece importante), no sé si os habéis leído el Quijote, pero creo que a los comentarios de Girard sobre el Quijote hay que hacerles alguna que otra matización importante, porque luego llegó su discípulo Cesareo Bandera y se hizo la picha un lío con lo de la mímesis externa e interna en base a una comprensión poco crítica/poco digerida de los comentarios de René Girard sobre el Quijote que, sin ser falsos, pecan en algunos aspectos de superficiales, más bien, poco elaborados. No entiende que algunos comentarios de Girard sobre el Quijote tienen carácter preliminar, son de tipo introductorio (Mentira romántica y verdad novelesca empieza hablando del Quijote, justamente), que no pretenden más que poner sobre la mesa algunos conceptos elementales. Son comentarios válidos pero si se aplican tal cual al Quiote, sin más matizaciones, pueden llevar a cierta confusión.

Esto es sólo para quien se haya leído el Quijote, a quien no lo haya leído el texto de Girard no lo va a confundir, al menos en esto.

Y por mí ya está. A quien este chorizo le haya servido para interesarse por el libro, pues que actúe en consonancia con el interés despertado. Y a quien no, pues nada. Que lea otra cosa. O nada. Que a veces es mejor no leer que leer, según de qué libro se trate.
La pasión del hombre nuevo consiste en deshacerse de toda Realidad, a fin de que el "yo quiero" rija la construcción de una realidad nueva y fantasmagórica - Pavel Florensky

ὕβρις ez, σωφροσύνη bai!!!

IC XC NIKA

Avatar de Usuario
Imnogud
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 11889
Registrado: Jue Jul 19, 2007 11:39 am
Ubicación: Estoy aquiiiiiii

Re: Libros recomendados

Mensaje por Imnogud » Jue Jun 28, 2018 1:30 am

Imagen

:arrow: El día 4 de julio a las 19:30, presenta en Pamplona su nuevo libro Carlos Aurenzanz. Será en El Corte Inglés.
Sexta novela del tudelano. Seguro que será un libro "para gourmets" como los otros cinco.

https://www.elcorteingles.es/centroscom ... -rey-tahur
Imagen
"es preciso llevar dentro de uno mismo un caos para poder poner en el mundo una estrella" (Nietzsche)
"no me deis consejos; sé equivocarme yo solo" (Pitigrilli)

Avatar de Usuario
Srbin
6 de junio
6 de junio
Mensajes: 1825
Registrado: Lun Mar 30, 2015 4:29 pm

Re: Libros recomendados

Mensaje por Srbin » Mié Ago 29, 2018 6:02 pm

Tras mucho tiempo fuera de este foro por diversas razones (varias obligaciones y algunos insultos de algún forero -que si me apetece le responderé-, que habían convertido para mí el foro en algo desagradable), vuelvo aquí para recomendar un libro, de que ya eh hablado en el foro, "Lengua y nacionalismo" de la filóloga croata Snježana Kordić. El libro traducido por Euphonia Ediciones, desafortunadamente, sólo se puede leer en una plataforma online de la editorial, no en papel, por 12 euros.

Kordić se basa para este libro en la asunción de que el idioma hablado por croatas, musulmanes bosnios y serbios, el tradicionalmente llamado "serbocroata". es un idioma único, no tres diferentes (hasa cuatro hubo, ya que Montenegro también intentó codificar su propio idioma). Es una posicion que fue impopular tras 1991, sobre todo en Croacia que es donde ella vive. Es un libre que ha suscitado vivas polémicas en Croacia y en los Balcanes, siendo la autora una de las almas mater de la "Declaración sobre el Idioma Común", publicado el año pasado y firmado por unos cien intelectuales. Un libro que ha roto con el consenso oficial de que "el croata es un idioma diferente al serbio"; algo que según Kordić es un mito de origen político y no lingüístico; cuya primacia actual en la lingüistica se debe a presiones política y a la ideología de los lingüistas croatas.

Kordić demuestra la identidad de una lengua única sobre varios pilares lingüisticos, y acude muchas veces a las citas de los lingüistas internacionales que prueban que las variaciones de este idioma son menores que cualquier otro idioma policéntrico (entre el castellano de España y el de cualquier castellano de Latinamérica; entre el alemán de Alemania, el de Suica y Austria; entre el inglés de Gran Bretaña y el de EEUU, incluso dentro de esta última entre las variedades habladas por blancos y negros ("ebonics")). Así mismo, según la escuela lingüística danesa, que se basa en la estructura silábica de los idiomas, muestra que las variaciones en este idioma son mínimas. Kordić compara todo el reto las afirmaciones de los filólogos oficialistas, las contradicciones en sus declaraciones, así con lo establecido en la lingüística internacional.

Snježana Kordić ataca a los miebros de las dos corrientes dominantes en Croacia, por una lado, los "puristas-prescriptivitas" que han lelvado el timón, y sus ganas de "croatizar" artificialmente el idioma, liderados por el filólogo oficial Stjepan Babić. Pero tampoco se libras de sus criticas los "descriptivistas" o moderados, que pese a compartir su enfoque respecto a la lingüística (recoger formas habladas y hacer normas en base a ésto), siguen defendiendo que el idioma croata es otro idioma diferente; con lo cual se intentan amoldar los argumentos lingüísticos a los cánones políticos (argumentos como "Un idioma puede ser el mismo como estándar y diferentes como habla popular" o "como sistema").

Entre los argumentos de Kordić para decir que el idioma serbocorata es común, se basan más en la deconstrucción de los argumentos de los contrarios. Kordić parte de que desde el siglo XIX, cuando se dio el primer impulso a la estandarización del idioma, nadie ponía en duda que el dioma es común, por tanto esto de que el idioma no es común es una moda "política" post-1991 (que además, muchos lingüistas que la siguen no decían lo mismo antes de 1991). Aparte de los argumentos puramente lingüísticos como la identidad de su léxico (y aquí ataca a los puristas y sus ganas de croatizar el idioma con neologismos, arcaísmos y localismos), la identidad de su variedad "prenormalizada" (tanto el croata, comoel serbio como el bosnio se fundamentan en el estocavo), como la intercomprensión de los hablantes (lo cual muestra que es imposible decir que la intercomprensión en este caso es fruto de "deseo en comprenderse", o que "fue un idioma común pero ha evolucionado en diferentes" -como muchos "descriptivistas" dicen- o que "no es un idioma común, sino un continuum dialectal"); Kordić también ataca la asunción de la existencia de "dialectos característicos" en Croacia (Chacavo y Kajkavo) como prueba de que es un idioma aparte, debido a que el croata se estandarizó como estocavo, igual que el serbio, y esos dialectos característicos no formaron parte del croata estándar nunca. Así como se dice que no es procedente decir que son dos idiomas diferentes debido a la doble variedad de acento en el antiguo vocal eslavo "yat", del que surgen el Ijekavo ("croata" según algunos) y el Ekavo ("serbio" según ellos), debido a que el búlgaro también tiene una doble pronunciación de la yat y nadie discute que sean dos idiomas. Además que la pronunciació ijekava también está presente entre los serbios de Croacia, Bosnia y Montenegro; cabe decir, como Kordić recuerda, que fue el lingüista serbio Vuk Karadžić quien lo propone como base (volveré más adelante a ésto).

Kordić también ataca los argumentos pretendidamente "sociolingüísticos"; como decir que el serbocroata común "es un estándar que en la práctica nno lo habla nadie" (como todos los idiomas), que "es artificial un idioma único con un glotónimo bimembre" (realmente no es ninguna excepcion), "lo pone en la constitución" (la mayoría de los idiomas no salen en las Constituciones, que son textos políticos, no lingüísticos; por tant aceptar este argumento sería aceptar que el criterio político vale sobre el Lingüístico), "lo dice el pueblo" (la lingüística no se basa en las creencias del pueblo, que son subjetivas), "es que los hablantes muchas veces se adaptaban, con lo cual si tenían esa necesidad de adaptarse es que no era un mismo idioma" (no es sólo en el caso del serbocroata donde se dan esas adaptaciones) o "son variedades arraigadas identificadas con un pueblo" (que un pueblo se identifique con una variedad no la hace idioma independiente, y además no es verdad, ya que las variedades lingüísticas no son según fronteras políticas ni según etnias).

En este libro Kordić también habla de la historia del idioma y de los argumentos que echan mano de ella para dar la impresión que el serbocroata unido es una "imposición de los comunistas" (o de "los serbios"). Hay cierta opinión, por parte de los actuales filólogos y políticos, que el croata tuvo un desarrollo separado por su cuenta, mientras que el serbocroata vino a interrumpir eso (además, según muchos "por orden de Tito y los comunistas"), o que incluso "expresó la supremacía del serbio sobre el croata". Snježana Kordić nos explica que eso no es así, de hecho, la primera estandarización en Croacia se dio en el siglo XIX, a raíz del Pacto Literario de Viena (1850) donde participaron croatas y serbios, incluído Vuk Karadžić, el más grande lingüísta serbio. Este pacto fue fruto de las reformas modernizadoras de Karadžić, que reformaron el alfabeto cirílico serbio sobre unos principios fonológicos, algo aceptado por los croatas para el alfabeto latino, que reconocieron a Karadžić el mayor prestigio Fue a raíz de aquí donde se cogió el estocavo (hablado por los serbios, bosnios y parte de los croatas) en su subvariedad herzegovino-oriental como base para la estandarización, relegando el chacavo y el kajkavo, y fue así cuando en Zagreb empezaron a salir las primeras gramáticas en "croata o serbio", siendo ésto asumido hasta por el parlamento de Zagreb que oficializa el "idioma yugoslavo" en 1861, y ante la prohibción de Viena en 1867 lo llama "idioma croata, también llamado serbio". Por otra parte, es extraño que hoy en día, el vituperado como "Nacionalista serbio" Karadžić fuese el mayor proponente del ijekavo, hoy en día tenido como símbolo de diferenciación de la "Lengua croata" (a su Diccionario Serbio lo llamo Srpski rjecnik, y no Srpski recnik como debía ser en su ekavo materno), mientras que el fundador del nacionalismo croata Ante Starcevic optaba por el ekavo con el argumento de que el chacavo y el kajkavo (dialectos "puramente croatas" son ekavos). Tras la ruptura de Serbia con el Imperio Otomano, en 1878, el Estado serbio, menor en tamaño que la actualidad, optó por la el estocavo en la subvariante vojvodino-central y la pronunciación ekava (a pesar de aceptar las reformas sintácticas y fonológicas de Karadžić), con el argumento que era hablado por la totalidad de los habitantes del nuevo Estado. Así pues, al "nacionalista serbio" Vuk Karadžić se le hizo más caso en Zagreb que en Belgrado. Kordić menciona con ironía que "si serbios y croatas hiciesen caso de sus hoy en dia iconos nacionales Karadžić y Starcevic; hoy en día, al revés que lo que sucedió realmente, en Belgrado se hablaría ijekavo y en Zagreb, ekavo".

Sin embargo, se ve que Kordić toma más partido por el "yugoslavista" Karadžić que por el "aislacionista croata" Starcevic y sus seguidores. Por ejemplo, otro de los argumentos de Kordić es que antes del "yugoslavista" Pacto Literario de Viena no había un estandarización común ni una base común entre los propios croatas, por tanto, no se peude decir que dicho Pacto "karadzicista" desvirtuase o modificase el croata. Ni siquiera habia una tradición de hacer lingüística, que según Kordić es iniciada con el referido pacto (es por ello que hay una gran ausencia de gramáticas "croatas", "bosnias" y etcétera antes del 1997). Según Kordić, el mismo glotónimo "croata" es expandido a raíz del Pacto, a la par de "serbocroata" no antes que éste (antes del XIX tenía muy poca difusión).

Tampoco puede achacarse, según Kordić, ninguna intención "Unitarista" o "serbia" artificial o autoritaria a la Yugoslavia socialista de Tito. Según Kordić, la base de los esfuerzos estandarizadores durante el titismo, el Pacto de Novi Sad de 1954 contó con los mejores especialistas croatas, así como de instituciones acedémicas y culturales croatas. En dicho pacto se establecía la igualdad e igual legitimidad del alfabeo latino y cirícilico, de la variedad "Occidental" y "Oriental", y de la pronunciación ijekava y ekava, siendo ambas iguales, y se establecía que el idioma oficialmente (que no en el habla popular) "debía tener ambas denominaciones", siendo serbocroata o croatoserbio. Así mismo, filólogos de ambas partes produjeron un diccionario común, como un manual gramático-ortográfico común; guiados por el principio de la ecuanimidad (aparición de todas las variedades, no supremacía de una). Por otra parte, Kordić refuta la supesta intención de que es Estado yugoslavo apoyase la "variedad serbia": no había ningún Estado con mayor tolerancia lingüística que Yugoslavia (ausencia de un idioma oficial del Estado -cada república, el suyo. tres idiomas para las comunicaciones exteriores, cinco para las interiores, diez idiomas de la Universidad...), e incluso la constitucion yugoslava era la única Constitucion del mundo que decía que "cada nacion tiene el derecho de llamar a su idioma como quiera", siendo la única en el mundo que aceptaba ésto (por eso las diferentes constituciones republicanas ponían como idioma oficial "serbocroata según es estándar literario de Bosnia", "según Montenegro", "croatoserbio según estándar literiario de Croacia"...). Aunque es justo decir que en arraigar en las conciencias humanas esos estereotipos sobre la Yugoslavia socialista no sólo ha actuado el nacionalismo croata sino también el anticomunismo global.

Todo esto hace, según mi opinión, una excelente argumentación sobre lingüística, sociolingüística e historia de la lengua. Quizá demasiado optimista sobre la lingüística y política occidentales, habida cuenta que en Occidente la opinión mayoritaria era la en aquellos tiempos, coincidente con los nacionalistas croatas (y seguramente habría lingüistas o periodistas y políticos que opinasen sobre lingüística con opiniones parecidas a las atacadas por Kordić).

Sin embargo la parte que habla del nacionalismo no me ha gustado tanto. No tanto por la adhesión ideológica de la autora, que se adhiere al contructivismo frente al primordialismo (y en esto lo comparto), sino porque lo presenta como una única vision de los estudiosos en nacionalismo, cuando también existe la otra visión. En este campo, veo que Kordić actúa con una mayor ligereza y echa mano de de lugares comunes, como "los nacionalistas croatas hacen...", "frecuentemente..." sin dar demasiados ejemplos concretos (cosa que no hace al hablar de lingüística, donde es más rigurosa). Por otra parte hay algunas aseveraciones muy discutibles o exageradas, como decir que la afirmación de la identidad nacional lleva al racismo, que poner un idioma oficial estatal en la Constitución es una "agresión antidemocrática", o que los Estados de Bosnia, Croacia y Serbia tras la guerra eran "totalitarios". Tengo muchas diferencias con Izetbegovic, Tudjman y Milosevic, pero no creo que los Estados que comandaron, pluripartidistas al fin y al cabo, puedan considerarse como totalitarios. Por otra parte, a veces se contradice, ya que a veces loa a la Yugoslavia multiétnica de Tito, pero otras veces ataca su afán de "igualdad étnica", e incluso alguna que otra vez dice que "Croacia reconozca diferentes etnias dentro de ella da a una desigualdad para miembros de estas minorías". Algo extraño que una detractora del nacionalismo y de la homogeneización que busca el nacionalismo aconseje que se de una asimilación por vía del carnet civil.

Puntos fuertes: Libro muy bien documentado sobre lingüística, con opiniones fundadas, desde diversos ángulos y sin esconderse en la equidistancia.
Puntos débiles: Las partes del libro que no versan sobre lingüística.
Valoración: Buen libro, excelente en algunas partes. Imprescindible si se quiere profundizar en el tema de los Balcanes.

En fin, un tocho para abrir boca.

Imagen

Avatar de Usuario
Epicuro
4 de abril
4 de abril
Mensajes: 312
Registrado: Vie Mar 24, 2006 12:26 pm
Ubicación: Pamplona-Iruña

Re: Libros recomendados

Mensaje por Epicuro » Mié Oct 17, 2018 6:59 pm

Saludos a todas y todos.

Yo seré escueto en mi recomendación para no caer en pedantería propia ni en debates exógenos.

"Todo fluye" de Vasili Grossman.

Imagen

Realmente, en esta novela "todo fluye" (panta rei) muchísimo más que su otra novela más conocida: Vida y destino. Bastante densa.

Saludos.
Desde el Jardín de Epicuro blog en Diario de Noticias de Navarra

Avatar de Usuario
Srbin
6 de junio
6 de junio
Mensajes: 1825
Registrado: Lun Mar 30, 2015 4:29 pm

Re: Libros recomendados

Mensaje por Srbin » Jue Oct 25, 2018 12:35 am

Como mañana jueves, se presenta en Pamplona, concretamente en Katakrak el libro La trampa de la diversidad de Daniel Bernabé. Megustaría hacer una crítica más extensa, pero la proximidad de la fecha, el hecho que me haya leído el libro nada más haber salido (actualmente lo tengo prestdo por ahí) no puedo hacerlo.

Es un libro que ataca el tema candente en la izquierda: la atomizacion de los grandes sujetos pasados, de la clase obrera por decirloclaro, en una multiplidcidad de sujetos ffácilmente cooptables por el sistema, y que realmente se dedican más a resaltar la propia identidad y a competir entre ellas, más que a construir una alternativa viable al sistema. Obviamente, en los sectores "oficiales" de la izquierda radical (no me refiero al institucionalismo, sino al ambiente que alimenta dicha ideología dominante en la izquierda radical) no ha gustado, pero grandes sectores de la izquierda lo han visto como un aldabonazo. Para calibrar la extensión del debate que ha provocado, basta decir que va por la quinta edición, un libro que salió en Mayo (si bien es cierto que este debate se da sobre todo en Madrid).

Daniel Bernabé en este libro se centra en varios elementos. Por un lado, la tesis central es la atomización de las luchas y de los sujetos, como ya he comentado. Pero por otro lado, hay varias razones que este autor las da para sustentar esta tesis. Una de ellas, es la entrada de los activistas de clase media entre los cuadors dirigentes de la izuqierda. otra, la pérdida del sentido de "comunidad"; pero no sólo de "comunidad", sino de "comunidad trascendente" en un metarelato que se da en la izquierda; ya los militantes no son militantes de una causa, dino de algunas causas de su elección, cada uno elige con qué indignarse, indignaciones que suelen seer personales (y quí entramos en la perdida de la noción del "Metarrelato" que ha traído la posmoderniad). Por otro lado tenemos la pérdida de la visión materialista de la sociedad en detrimento del idealismo, y como tal,es ascenso del idealismo, y la política del deseo y la aspiración, aspirra más a ser representado que a transformar, que "el lenguaje refleje" o que las "Instituciones se hagan eco". Y cuarto, la ascensión de la versión más agresiva de dichos movimiento, que son capacces de ver "privilegiados" en hombres obreros blancos heterosexuales que cobran 800 euros.

La trampa de la diversidad es un libro escrito en un estilomuy ágil, y pleno de referencias a la cultura popular, no es un libro académico, y su tamaño no muy largo (240 páginas aprox.) hace que sea un libro muy rápido de leer, en un estilo de manifiesto.

Bueno, hasta aquí mi resumen, que me gustaría que hubiese sido más largo.

Puntos fuertes: Un libro ameno, completo y que no rehuye el debate.
Puntos débiles: A veces, ese estiloágil, hace que caiga en exageraciones
Valoración: Imprescindible.

Imagen

Avatar de Usuario
basoko
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 24349
Registrado: Dom Mar 18, 2007 12:17 am

Re: Libros recomendados

Mensaje por basoko » Jue Oct 25, 2018 9:51 pm

Srbin escribió:
Jue Oct 25, 2018 12:35 am
Y cuarto, la ascensión de la versión más agresiva de dichos movimiento, que son capacces de ver "privilegiados" en hombres obreros blancos heterosexuales que cobran 800 euros.
Dices, "Y cuarto, la ascensión de la versión más agresiva de dichos movimiento, que son capacces de ver "privilegiados" en hombres obreros blancos heterosexuales que cobran 800 euros", y, añado, desde su puesto de funcionario de "técnico de igualdad".
La pasión del hombre nuevo consiste en deshacerse de toda Realidad, a fin de que el "yo quiero" rija la construcción de una realidad nueva y fantasmagórica - Pavel Florensky

ὕβρις ez, σωφροσύνη bai!!!

IC XC NIKA

Avatar de Usuario
ArthurMorgan
Principiante
Principiante
Mensajes: 17
Registrado: Mar Nov 06, 2018 8:10 am
Ubicación: Tudela

Re: Libros recomendados

Mensaje por ArthurMorgan » Mié Nov 07, 2018 9:26 am

Me encanta leer! voy a recomendar Ready Player One, el libro que más me ha gustado de la última década. Imprescindible para amantes de los videojuegos y la nostalgia ochentera. Si solo has visto la película, el libro es muy diferente, así que léelo :D

Avatar de Usuario
Srbin
6 de junio
6 de junio
Mensajes: 1825
Registrado: Lun Mar 30, 2015 4:29 pm

Re: Libros recomendados

Mensaje por Srbin » Sab Dic 01, 2018 1:57 am

Acabo de leer el libro Siria en perspectiva, del profesor hispanosirio Pablo Sapag, que ejerce de docente de Periodismo en la Universidad Complutense y en el pasado fue periodista de Telemadrid.

Es un libro bastante corto, de 248 áginas, donde Sapag resume siete años de conflicto desde diferentes puntos de vistas. No es un tratado ni histórico, ni geopolítico, ni militar, sino que el autor trata de analizar la crisis desde todos los putnos de vista posible: la conversión de una crisis social en una crisis militar, siendo el factor clave para ello (de protstas sociales a un intento de cambio de Gobierno y de sistema político) la Harmandad Musulmana, y los agentes externos. Sapag analiza las realciones que Siria ha tenido con diversos países, y cómo estas relaciones han podido cambiar a partir de 2011, debido a los objetivos que han buscado estos países con la crisis.

Así mismo, el periodista habal de la composición Siria, de su historia y de su cultura desde una posición desmitificadora. El autor ha atesorado mucha informacion, incluso ha podido entrevistas al presidente Bashar al Assad, pero según sus palabras, "No ha querido hacer un trabajo peridístico, y menos sensacionalista, sino uno académico". Según Sapag (experto en prensa, no lo olvidemos), la visión de la prensa occidental ha estado a medio camino entre el interés político y la incomprensión del país. Sapag incide una y otra vez en el carácter multiconfesional (que no laico) del Estado y la sociedad siria, donde pone una de las claves de la resistencia del Estado, ya que la mayoría de los sirios no quiere sacrificar dicha multiconfesionalidad. Así mismo, remarca que esta revuelta, como revuelta política (no ya social), es una revuelta por la confesionalidazación del Estado sirio, la tercera que ocurre desde que el partido Baas accedió al poder (las otras dos fueron en 1964 y 1973-1982).

Así mismo Sapag intenta deconstruir la visión que ha habido sobre Siria, en el sentido de presentarla comouna sociedad de blancos y negros. Sapag nos resenta una Siria llena de matices, y la búsqueda de un equilibrio satisfactorioa para todas partes; en un conflicto que enfrenta´ria a una mayoría con base a una sociedad multconfesional y socializante, contra una minoría permanente beligerante de ideología confesional suní. Según Sapag, en la mayoría social siria hay tambén muchos matices, y sería un error asumir que todos sean baazistas o "assadistas". Siria es una realidad plural (Sapag dice que no ha sido nunca de "Partido único", sino de "Partido hegemónico", hasta el cambio de la Constitución de 2012), donde la mayoría de los sirios está a gusto con esa pluralidad, y la consideran un valor a mantener, por encima de las diferencias que podian mantener con el Gobierno. También explica el tipo de guerra, que según él no es asimilable a una guerra civil, ya que uno de los dos bandos, el rebelde, ha sido incapaz de establecer administración y negocios (pese a que apunta que sus soldados cobraban más quelso del Ejército Sirio, algo que sin ayuda exterior sería imposible). Sapag asegura que una de las clavespara la duración de la crisis militar es la difícil adaptacion del Ejército Sirio, pensado para un escenario convencional, al escenario de las luchas internas en ciudades.

En el debe, aunque puede ser, porque la mayor parte de la información la recogió antes de 2016, es el poco espacio que ocupa en el llibro el conflicto entre el Estado y el proyecto político del PYD (Rojava). Es perdonbale, ya que en la fase de recogida de información y de "dar cuerpo" al trabajo la mayor amenaza o el del conflicto era Estado vs yihadistas; pero hoy en día ha cambiado la situación, y si bien a eso escapa a lo que pudo hacer el autor, es una pena.

Me atrevo a afirmar que éste, que es un libro relativaente corto, no será el último libro sobre este tema que saque Sapag, alquien que ha atesorado esa información creo yo que dispone de más arsenal para sacar más libros sobre el tema, con más profundización en ciertos puntos.

Puntos fuertes: Un trabajo muy completo, con referencias y alejado de sectarismos. Poder leer los pensamientos de Assad de su boca es sin duda un plato fuerte, auqneue l autor asegure que no ha querido centrar la obra en Assad.
Puntos débiles: La repetición en algunas ideas y algunas omisiones.
Valoración: Imprescindible como introducción a un conflicto.

Imagen

Avatar de Usuario
Srbin
6 de junio
6 de junio
Mensajes: 1825
Registrado: Lun Mar 30, 2015 4:29 pm

Re: Libros recomendados

Mensaje por Srbin » Mar Dic 11, 2018 5:45 pm

Acabo de leer Navarrismo pop del catalán afincado en Navarra Ricardo Feliú, que ya realizó anteriormente una investigación sobre las élites económicas y políticas de Navarra.

En este libro corto (unas 150 páginas), Feliú desgrana bastante brevemente los fundamentos de la ideología navarrista en clave popular ("popular" es de donde viene la abreviatura "pop"; también en lo referentes al mundo musical): fiestas, tópicos, fueros, deporte, religión... cómo el navarrismo ha intentado impregnar esos ámbitos para construir su propia ideología así como para modular una comunidad según su narrativa.

Es un ibro que se lee fácilmente, y que desmonta ciertos mitos, como los de la javierada, como sobre las celbraciones forales, como el sentimiento "siempre inalterado". Feliú define los intentos navarristas como una respuesta de una élites ante el miedo que el cambio modernizador puede traer. Como tal, al describir el navarrismo como una respuesta permanente hacia unos retos que plantea un mundo cambiante, establece la contradicción entre una ideología "estaticista", admiradora o pretendiente de una situación sin cambios; con la verdadera naturaleza dinámica de la propia ideología.

Sin embargo el libro en mi opinión falla en ciertos aspecto. Por un lado, pese al "pop" que lleva en el título, en mi opinión se centra demasiado en "lo oficial", y bastante poco (si exceptuamos el capítulo sobre la Javierada) en "lo popular" o en el reflejo que "lo oficial tiene sobre lo popular". Es extraño el poco análisis que dedica a la prensa, a las peñas sanfermineras, a las festividades... En mi opinión, las campañas por restablecer los monumentos, no son lo más adecuado en un libro sobre lo "pop" Por otro lado, en ciertos aspectos parece que el navarrismo ha jugado sólo en Navarra. Así se entiende el capítulo de dedicado al CA Osasuna, que si bien ha sido un club que el navarrismo ha intentado influir, también lo han hecho otras ideologías (cosa casi "inevitable" al ser un club muy popular en Navarra, caso análogo a casi todos los clubes profesionales, por cierto). Después creo que hay un cierto fallo cronológico en el libro: Feliú dice que muchos mitos originarios del navarrismo comparte raíces con el vasquismo, sin embargo dice que el navarrismo de hoy es totalmente antagónico al vasquismo. Las dos aseveraciones pueden ser ciertas, sin embargo, en mi opinión, Feliú no acierta al definir cuál fue el punto de ruptura (falta por ejemplo un capítulo sobre el euskera).

Un libro entretenido, pero un tanto incompleto en mi opinión.

Puntos fuertes: Facilidad en leerse, y claridad en ciertas ideas.
Puntos débiles: Ciertas carencias en las explicaciones (sobre todo en lo que a política se refiere) y repetición en algunas ideas.
Valoración: Aceptable, entretenida.

Imagen

Avatar de Usuario
Srbin
6 de junio
6 de junio
Mensajes: 1825
Registrado: Lun Mar 30, 2015 4:29 pm

Re: Libros recomendados

Mensaje por Srbin » Lun Dic 17, 2018 1:41 am

He leído (me ha llevado un poco más de lo que pensaba, porque lo tenía junto a otros libros) la novela Las benévolas de Jonathan Littell. Pese a ser Littell norteamericano, la versión original la escribió en francés (Les Bienveillantes). Debo decir que hacía mucho que no disfrutaba tanto de una novela.

La novela trata de la II Guerra Mundial, más concretamente del "Frente del Este" y sobre todo, del Holocausto. Está planteada como una autobiografía, o "memorias improvisadas" de Max Aue, un ex oficial de las SS, reconvertido (bajo otra identidad) en la posguerra en empresario del textil en Francia. Aue es un militante temprano del Partido Nazi, por tanto ideológicamente muy comprometido, de origen parcial francés (como el propio autor, Littell, ambos son de madre francesa), muy culto -interesado en la literatura (Aue comparte las lecturas de Littel), música y filosofía- y bisexual; que se alista en una Einsatzgruppe (Grupo de Acción) de las SS en plena operación Barbarroja.

En toda la novela se ve la influencia de Hannah Arendt sobre la "banalización del mal"; qué hizo a esta gente cometer tantos crímenes, y si son esos crímenes fruto de una ideología, una pulsión asesina o sádica de serio o fruto de las circunstancias. Littell, a través de Aue, en una visión claramente arendtiana, nos dice que cualquier humano, por muy sensible que sea, puede realizar los actos más atroces según en qué circunstancias, bien por rutina, por miedo, por ambición ("demostrar que se pueden hacer las tareas más desagradables") o por una combinación de las tres cosas: "en la guerra muy pocos quieren morir, pero matan los que en muy pocas circunstancias hubiesen querido matar" (por supuesto que la ideología juega un papel, un gran papel en algunos individuos, pero uno relativo en la gran masa). Así mismo, aparecen discusiones entre nazis sobre cómo ejecutar la obra asesina: si de una vez, o aprovechando de mientras la fuera de trabajo de los judíos. Podemos decir que en la discusión historiográfica sobre el Holocausto entre los intencionalistas y los funcionalistas, esta obra se sitúa con estos segundos.

Así se plantea la novela: Aue se dirige al lector e intenta epatarlo, retándole a pensar que a ver si él sería capaz de mantenerse al margen. "El Estado está formado por personas, sin las cuales los arquitectos no serían capaces de realizar nada. ¿Fue culpable la enfermera que tranquilizaba al enfermo como siempre lo hacía? ¿Fue culpable el médico que dio un diagnóstico? ¿Fue culpable el operario de trenes que hizo su trabajo como siempre? ¿Fue culpable el guardia de la prisión? ¿Fue culpable el que cerró la celda con llave? ¿Fueron más culpables que sus vecinos que se quedaron en casa porque el Estado no los mandó a realizar esas tareas?". Son preguntas inquietantes las que Littell propone en esta novela, igual que las que planteó Arendt: no hace falta ser un psicópata embrutecido ex ante para cometer esas barbaridades. Ni esas barbaridades convierten en alguien en un embrutecido las 24 horas del día: no hay una separación total entre un humano no-criminal y un criminal (igual que no hay tanto entre “atrocidades” y “Operaciones militares”, como defiende Littell en boca de Aue), como si este último cortase con nuestro mundo. Se ve por ejemplo a Aue y a Eichmann discutiendo de Kant y de Heidegger en una fiesta informals, después de una jornada laboral sobre "mejorar la gestión y la distribución de los prisioneros". O una discusión filológica-antropológica entre intelectuales nazis, que de la que depende la suerte de poblaciones judías. Pero Littell desde un principio muestra la doble cara la de los ciudadanos normales, muchos de ellos, sin ser Eichmann o Schmidt, o Höss participaron, sin dejar de ser humanos, “un itinerario les llevó allí, pero ellos no escogieron ese itineriario”. Sí en el caso de los oficiales nazis, o por lo menos tuvieron más predisposición, pero no es tan claro en el caso de los ciudadanos ¿qué ocurre con los argelinos matados por los franceses en las guerras coloniales aún a escala más pequeña? ¿Alteraron la cotidianeidad de los ciudadanos franceses? (Salvando las distancias, la guerra colonial argelina no sacudió el interior de Francia, por tanto, los ciudadanos franceses no se vieron igual de implicados en dichas masacres, pero ello entra dentro de las conclusiones de Aue: feliz el que no muere, pero feliz también el que no es obligado a matar).

Así mismo habla de la máquina de la muerte, una vez puesta en marcha atrapa a cuanta más gente posible, no hay espacio para ponerse en contra, incluso hay víctimas que colaboran. Littell nos habla que muchas veces, implicarse es una garantía de que se va a ser cómplice hasta el final, que ya no hay vuelta atrás. Pero que una vez cometido el pecado, éste es condenatorio. Y esto entronca con otra de las claves de la novela: Littell se adhiere más al concepto de pecado griego cásico que al cristiano, que distingue entre diversos tipos de pecados. Y es que aquí topamos con la otra clave de la historia, el mismo título, que viene de una obra de Esquilo. En esa obra, las erinias (después llamadas benévolas) son criaturas que persiguen a quien ha cometido un crimen, que es lo que va a suceder a Aue.

En el caso de Aue, doctor en derecho constitucional y miembro de las SS desde mediados de los 30, un bloqueo en su carrera académica y política (según él por ser demasiado honesto, siempre dentro de la ideología nazi) es lo que le anima a apuntarse a una Einsatzgruppe para la invasión de la URSS. Es ahí donde se encuentra con las primeras matanzas de judíos, los que al principio le conmueven y asquean un poco; pero no tarda en encontrar justificaciones: "prácticas" ("son aliados de los partisanos", "son comunistas"), "éticas" ("no tengo derecho a quedarme al margen y dejar el trabajo sucio a mis compañeros), "filosóficas" ("yo siempre había querido ir al límite, ahora no podía echarme atrás") e "ideológicas" (son enemigos de nuestra concepción del mundo"). Aue se va acostumbrando a las matanzas, y se ve cómo va cambiando su versión para justificar dichas matanzas, si bien al principio lo tenía como una especie de necesidad militar, finalmente lo va justificando en otros términos: “La venganza será peor”, o “nuestra concepción del mundo lo dice así”. Así mismo, se ve que al principio lo tiene como algo vergonzoso, de lo que no hay que hablar, y menos a los civiles; para más tarde admitirlo, incluso admitir que es algo vergonzoso, pero algo necesario y que incluso le hace formar parte de alguna élite en la que ha confiado Hitler para hacerlo, como si “mayor sea el ensuciamiento propio, mayor será la gloria”. Desde un principio admite Aue que la guerra es la negación del derecho del individuo, allí donde el individuo más se disuelve en el Estado; pero esto es un principio ideológico que Aue defiende, y lo sigue defendiendo hasta el final de la guerra, y lo hace conscientemente, no por miedo a que “si desobedecemos se cae el frente”, sino porque así lo cree. Por tanto, es la justificación que él utiliza ante las barbaridades cometidas, y él mismo dice “Lo que hice, lo hice con pleno conocimiento de causa”.

Es una novela que a la vez ayuda mucho a ver la realidad de la segunda guerra mundial, por lo menos de la parte alemana: la euforia del principio, la dudas de después, cuando pierden las primeras batallas, los bombardeos y las dudas que suscitaban, las dificultades en algunos momentos, las interacciones de los civiles con los militares, la actitud de los militares y paramilitares SS hacia el Holocausto que venía… Algunas críticas negativas inciden en que tanta graduación en alemán dificulta la lectura. Afortunadamente, en la edición en castellano hay un glosario atrás donde aparecen las graduaciones militares y el significado de los conceptos más citados. Así mismo, se le han criticado alguna densidad en párrafos que no iban sobre el Holocausto, como una exposición de “erudición vana”; por ejemplo, discusiones sobre política, sobre relación con los partidos colaboracionistas… pero a mí, como amante de la historia me ha resultado muy interesante.

En la novela se hace ver dos cosas: que cuando la mancha es tan grande y tan planificada, el crimen no acaba con el ejecutor, que hay gente que es beneficiaria (indirectamente) del crimen, y que una persona que no ha sido parte del mismo ha sido “afortunado” por circunstancias históricas, no por méritos personales (“vosotros también lo hubieseis hecho”). Por otro lado, otro mensaje que parece mostrar es decir que la cultura no hace mejor persona: los nazis que encontramos en la novela, por lo menos, los más recurrentes son personas con un aceptable nivel cultural. No es casualidad que las Aue comparta tantas cosas con el autor Littell, quizá el autor lo haya hecho de manera deliberada para insinuar que la distancia entre Aue y el “humano normal”, encarnado en él mismo no es tan grande. Si bien ha habido cosas que no me han gustado, como insinuar que el nazismo y el comunismo “son similares” (también bebe de Arendt en ésto).

Entre las curiosidades, sale citado Benjamín de Tudela, en una discusión sobre nazis sobre si los judíos montañeses del Cáucaso son judíos-judíos o posteriormente convertidos al judaísmo (por tanto, si habría que tratarles como judíos ordinarios o como al resto de los pueblos montañeses como los karachai o los kabardinos). Algún nazi menciona a Benjamín como fuente en esa discusión. También, en otro párrafo, un lingüista de la Wehrmacht habla de que "pese a lo que Humboldt diga, el georgiano no tiene nada que ver con el vasco". También sale Werner Best, el "vascófilo de las SS", aunque en la novela no habla de esos temas.

En fin, se puede estar de acuerdo o no con las opiniones de Littell, yo mismo no tengo una opinión del todo definitiva, pero no son opiniones aisladas, como mucho, yo admito que son exageraciones de otras opiniones más fundadas, por tanto, que tienen una base real; y por tanto ayudan a comprender lo que llevó al exterminio. Por otro lado, es un libro muy bien documentado. Un libro para leerse y repetir, una, dos o tres veces.

Puntos fuertes: En mi opinión, Littell sí que ha conseguido acercarnos a la época, a través de los ojos de un oficial nazi. Creo que con la lectura de ésta novela se comprende mejor el Holocausto, así como sus diferentes vertientes.
Puntos débiles: Para mí, algún capítulo dedicado a las masturbaciones, obsesiones y frustraciones erótico-personales del protagonista, sobran. Ciertos párrafos demasiado largos pueden cansar al lector.
Valoración: Excelente.
Imagen

Avatar de Usuario
basoko
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 24349
Registrado: Dom Mar 18, 2007 12:17 am

Re: Libros recomendados

Mensaje por basoko » Vie Dic 28, 2018 9:10 am

A mí toda esta filosofía de la "banalización del mal" me desconcierta un poco. Por un lado, es cierto que "todos tenemos un precio". Pero no todos tenemos el mismo precio y para lo mismo. Hubo gente que combatió el nazismo hasta la entrega de su vida. Sí, todos somos capaces del mal. ¿Pero justifica eso algo?

Las erinias, después de escuchar a Orestes, lo absolvieron, y se convirtieron en euménides. La absolución aquí no es la declaración de que Orestes no mató a su madre, sino más bien la declaración de la imposibilidad de condenarlo después de escucharlo. Y da la impresión de que la pregunta que le quiere plantear el protagonista al lector va por ahí: ¿Me condenarás todavía después de escucharme, y de oír mis razones?

Un tema eterno.
La pasión del hombre nuevo consiste en deshacerse de toda Realidad, a fin de que el "yo quiero" rija la construcción de una realidad nueva y fantasmagórica - Pavel Florensky

ὕβρις ez, σωφροσύνη bai!!!

IC XC NIKA

Avatar de Usuario
basoko
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 24349
Registrado: Dom Mar 18, 2007 12:17 am

Re: Libros recomendados

Mensaje por basoko » Vie Dic 28, 2018 10:47 am

En ese sentido va en la línea de una definición que leí una vez sobre la literatura: El territorio en el que nadie tiene razón y todos tienen derecho a ser escuchados.

(Ese nadie y ese todos son los personajes de las novelas, no los autores)
La pasión del hombre nuevo consiste en deshacerse de toda Realidad, a fin de que el "yo quiero" rija la construcción de una realidad nueva y fantasmagórica - Pavel Florensky

ὕβρις ez, σωφροσύνη bai!!!

IC XC NIKA

Avatar de Usuario
Srbin
6 de junio
6 de junio
Mensajes: 1825
Registrado: Lun Mar 30, 2015 4:29 pm

Re: Libros recomendados

Mensaje por Srbin » Vie Dic 28, 2018 6:37 pm

basoko escribió:
Vie Dic 28, 2018 9:10 am
A mí toda esta filosofía de la "banalización del mal" me desconcierta un poco. Por un lado, es cierto que "todos tenemos un precio". Pero no todos tenemos el mismo precio y para lo mismo. Hubo gente que combatió el nazismo hasta la entrega de su vida. Sí, todos somos capaces del mal. ¿Pero justifica eso algo?

Las erinias, después de escuchar a Orestes, lo absolvieron, y se convirtieron en euménides. La absolución aquí no es la declaración de que Orestes no mató a su madre, sino más bien la declaración de la imposibilidad de condenarlo después de escucharlo. Y da la impresión de que la pregunta que le quiere plantear el protagonista al lector va por ahí: ¿Me condenarás todavía después de escucharme, y de oír mis razones?

Un tema eterno.
Bueno, es un título de un libro de Hannah Arendt que yo no he leído, pero que tuvo bastante eco en su día, que trataba de entener si la barbarie se puede repetir y en qué condiciones se puede repetir. No se trata de justificar nada, y no creo que ni Arendt ni Littell el autor de la novela traten de hacerlo. EL nazismo no siempre tuvo ese poder, ni el seguimiento que tuvo, y algunos autores tratan de entender cómo en tan relativamente poco tiempo se pasa de ser un país relativamente democrático (pongamos en 1931) un país fascista-antisemita, y no sólo eso, sino a perpetrar tal cosa (teniendo en cuenta que muchos militares -otra cosa son las SS- no eran miembros del Partido Nazi, y que otros eran "nazis recientes". Por ejemplo, un tema recurrente es el Batallón 101 de la Policía del Orden, que perpetro sus crímenes en Polonia, la mayorñia de cuyos miembros no eran militantes nazis sino "personas corrientes").

Claro que se puede tirar por el camino de enmedio y decir: "es que el odio acumulado durante 2.000 años"; "es que alemanes son hijos de pvta" y tal. Por ejemplo esa es la tesis de cierta "literatura histórica"; como la de Daniel Goldhagen que en su libro ("Los ejecutores voluntarios de Hiter") lo explica diciendo que "el pueblo alemán, aun previo al nazismo, siempre estuvo salpicado de antisemitismo". Pero es una tesis que históricamente no es muy aceptada.

Avatar de Usuario
Srbin
6 de junio
6 de junio
Mensajes: 1825
Registrado: Lun Mar 30, 2015 4:29 pm

Re: Libros recomendados

Mensaje por Srbin » Lun Dic 31, 2018 2:35 am

El último libro que he laído es un clásico: La Guardia Blanca, del ruso Mijaíl Bulgákov. Es un libro muy curioso, además de ser un cñasico de la literatura rusa del siglo XX, posiblemente de la "literatura rusa" en general. Se dijo, por ejemplo, que fue la novela favorita de Stalin, aunque parece que eso no es certo (lo que realmente impresionó al dirigente soviético fue la adaptación al teatro de esta obra, "Los días de los Turbin").

La novela es en parte un géro de "diario novelado" del autor y su familia,una familia típicamente rusa de Kiev, en los años turbulentos, cuando su mundo está a punto de caer por la Revolución Socialista. Pero no sólo su posición de clase, sino su sentimiento de toda la vida (ruso) está a punto de ser modifcada por otro sentimiento nacional, el ucraniano (que no era defendida sólo por los nacionalistas, sino también por bolcheviques). En esta situación están los tres hermanos Turbin, Aleksei (médico militar), Yelena (casa con un capitán) y Nikolai (suboficial recién salido de la academia), cuando deben enterrar a su madre, augurio de desgracias.

Estamos en diciembre de 1918, y Kiev vive la agitación de estar políticamente bajo el "Estado Ucraniano" comandado por el hetman Pavlo Skoropadski (Estado teóriamente independiente, puesto por los alemanes en abril de 1918, un poco después del pacto de Brest-Litovsk), que ha perdido la protección de sus aliado alemanes que acaban de firmar el armisticio, la afluencia de montones de rusos contrarrevolucionarios que huyen de la Rusia soviética, que encuentran en Kiev un "Paraíso del orden" (pese a no gustarles del todo la retórica de "indepndencia de Ucrania" del hetman, al final confían que este vuelva a Rusia) y las tropas de Petliura y la República Nacional Ucraniana que rodean Kiev para tomarla tras la retirada de los alemanes. En este contexto, los Turbin y sus aliado se presentan voluntarios, junto a sus amigos y otros ciudadanos burgueses, "repetables", conservadores o liberales, contrarrevolucionarios, "tranquilos"... "blancos" en definitica para defender Kiev frente al avance de los nacionalistas ucranianos. Es por ello el título de "La Guardia Blanca": debemos de hacer notar que en Kiev no hubo Ejército Blanco (hasta el avance de Denikin en 1919), y menos bajo Skoropadski, que en teoría era dictador (investido con el titulo cosaco de "hetman") de un Estado independiente, pero también es cierto que hubo mucha afluencia de rusos contrarrevolucionarios "pro-blancos" hacia Ucrania, que se convertieron en la base social del Estado del hetman, haciendo de Kiev un centro si no militar, sí político e intelectual del movimiento blanco. Así como Skoropadski sí permitió abrir centros de reclutamiento blanco, y fueron unidades blancas las que defendieron Kiev frente a Petliura, esa es la "guardia blanca" de la que habla Bulgakov (ademán hay que tener en cuenta que el Ejército Blanco en teoría era pro-Entente y que uno de sus temas era la "venta" de Rusia por parte de los bolcheviques a Alemania, pero en Kiev los que garantizan el "Orden" son los alemanes).

Es una novela entre histórica e intimista, con flashbacks cntinuos hacia sus recuerdosl, la incertidumbre ante los cambios, el afloramientos de diferenes sentimientos, la conexión entre la vida militar y familiar, que los Turbin notan que una depende cada vez más de la otra... Y sobre todo se ve el terror que tienen a Petliura, que lo ven como el mal mayor. Son dias que los Turbin se debaten entre la defensa del orden frente a la "revolución" (que para ellos lo representaan tanto los bolcheviques como Petliura), entre la Ciudad (nunca se refieren en la novela a Kiev por su nombre, sino como "ciudada"; quizá para remaarcar la ideología "urbanista") frente al "campo" de los nacionalistas (apoyados por cmapesonos y suboficiales sobre todo), entre la "Ucrania aceptable" auunque no del todo deseada (la del hetman) y al "Ucrania inaceptable" (la de Petliura). Esta segunda parece que es la culpable de todos los males para los Turbin (un detalle: los Aleksei Turbin cae herido en un "estado comático" -si se uede llamar así en aquella época- el día que entran los petliuristas en Kiev, y se levanta de la cama "45 días después", en febrero de 1919, cuando los rojos entran en Kiev tras la huida de los petliuristas. Estos es que permanece en la cama todo el tiempo que la Repúblca Nacional ucraniana de Petliura domina en Kiev, como si identificase ese periodo con "estar al borde de la jmuerte", o como si lo quisiese borrar de sus recuerdos). Incluso parace que los Turbin, y Bulgakov por extensión, parecen preferir a los bolcheviques antes que Petliura. Incluso se ve cierta resignación y aceptación al final de la obra respectoel triunfo de los bolcheviques: "¿Por qué no vamos a volver nuestra mirada a las estrellas?". (Tambiñen se ve ciestra crítica hacia el oportunismo -centrado en el capitán Talberg- e incluso cierto "anticapitalismo primario" -centrado en el miedoso y rico vecino, que el robo de unos bandidos le hace ser "más simpático" como si el dinero "corrompiese", claro que esta crítca no tiene que por qué ser marxista, perfectamente puede ser religiosa-).

No voy a hacer valoraciones al tratarse de un clásico.

Imagen

Avatar de Usuario
Srbin
6 de junio
6 de junio
Mensajes: 1825
Registrado: Lun Mar 30, 2015 4:29 pm

Re: Libros recomendados

Mensaje por Srbin » Lun Ene 07, 2019 1:50 am

Irakurri dudan azken liburua Urte Zahar Egunean oparitu zidaten Como si todo hubiera pasado da, Iban Zalduarena. Ipuin bilduma bat da, 40 bat ipuin dira. Euskaraz argitaratuta daude (liburu ezberdinetan) eta hau erdarazko itzulpena. Hala ere ez da itzulpena bat bakarrik "antologia" bat ere bada (esan bezala, jatorrizko euskarakoak ez baitaude liburu bakarrean). Bilduma egiteko irizpidea, euskal politikarekin zerikusia duten iouinak hartzea izan da, Edurne Portelak hitzaurrean esan duen bezala, nolabaiteko euskal gizartearen konplexutasun hortara hurbiltzeko, eta beste alde batetik, euskal gatazka eta bizi izan ditugun (biziarazi dizkiguten, askotan) eratorritako gatazkak ahaztuak geratu ez daitezen. Esan beharra dago ironia dela Zalduaren armarik nagusiena. Izan ere, kasu askotan, euskal gatazkarekin bat, 30-40 urte bueltako krisia eta espektatiba bete gabekoak ere agertzen dira. Memoriaren ideia behin baino gehiagotan azaltzen da Zalduaren ipuinetan: hildako pertsonaien berragertzea, memoriak edo iraganean gaizki egindakoek egun "errespetagarriak" diren pertsonak jazartzea... Zalduak iouin batean darabilen aipu bat da "iragana aldatu ahal da, oraina eta etorkizuna aldiz ez", eta badirudi horren kontra borrokatu nahi duela.

Hain zuzen ere, ipuin bilduma honek, udan irakurri nuen (baina hemen jarri ez nuen) Ospa liburua gogorarazi dit, azken hau Juan Luis Zabalarena; nahiz eta Zabalaren antologian ipuin denak ez izan gatazkari buruzkoak. Hala ere, ga sozial batzuk jorratzen ditu, ondo jorratu ere.

Diferentzia bat, Zabalarenean, ia denetan, narratzialea aldi berean pertsonaia dela, kau askotan pertsonai nagusia, baina den-denetan (nik gogoratzen dudanetik) pertsoai bat. Zalduak batzutan lehen pertsonan hitz egiten du, besteetan hirugarren pertsonan, eta badaude narratzailerik gabeko ipuinak. Bestetik, Zabalaren bilduma errealistagoa da, gehienetan "benetan gerta daitezkeen" istorioak erabiltzen ditu. Zalduaren kasuan ez da halabeharrez hala gertatzen, gertatu daitezke (badaude ioun erealistak), "sakoneko ideiak" ere errealistak dira; baina gai ez errealekin asko jolasten du: berpizten diren pertsonekin, superbotereekin, iraganerako bueltekin...

Nire usten, bi ipuin-bildumen indargune nagusia euskal gizartearen konplexutasuna hurbiltzea da. Ahulgune nagusia, ba nire ustez halako bilduma askotan gertatzen dena, askotan azalekoegiak eta errepikakorregiak suertatu ahal direla.
Balorazioa: entretenigarriak eta irakurterrazak biak.

ImagenImagen

Responder