RELATO ENCADENADO III

La crítica, el arte, la literatura, el cine, la música, la TV, la fotografía, la comunicación... Aporte su visión acerca de cualquier evento cultural.

Moderador: Diario de Noticias

Avatar de Usuario
Mieira
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 11859
Registrado: Sab Jun 12, 2010 12:41 pm
Ubicación: Tudela

RELATO ENCADENADO III

Mensaje por Mieira » Mié Abr 10, 2013 11:10 am

¿Recordáis la trama del Relato Encadenado II? Sí, aquella en la que el protagonista, Imnogud-Lennon, terminaba con el codiciado boleto millonario en su poder, ante la envidia de otros cuya larga mano no lo había podido apresar.

En dicho vodevil, hubo fugas memorables, como la protagonizada por R.Paul, quien salió corriendo pensando que lo perseguían los maderos y desde entonces no se ha vuelto a saber de él (se rumorea que sigue buscando patrocinadores para su ya legandaria carrera, negociando el mejor interés); se produjeron separaciones matrimoniales, como la de Jevymetal y su parienta Charlina, que comprendieron que lo suyo no era más que una amistad matrimoniada y asexual, y así, el primero ligó con una moza llamada Navarrart, y la segunda cayó en los excitantes brazos de un mozo fornido y de interesante mandíbula cuadrada llamado Lokki.

Frustrados, obnubilados y sin el boleto quedaron el Tiburón Agazapado, ese hombre de pelo en pecho llamado Cansino, el editor de la revista Kaixo, Homer, el rey de los bajos fondos pamploneses llamado Labrit, el abanderado navarro Uno más, y xyz, el políglota, quien descubrió ante los ojos atónitos de todos el secreto de su lenguaje jeroglífico: xyz era un vampiro que habitaba entre los mortales desde hacía doscientos treinta años, y que no podía evitar mezclar las cuatro lenguas que más y mejor dominaba emitiendo así un sonido francamente indescifrable.

Bitxejo, el aguerrido, quedó malherido, pues recibió un taconazo lanzado por una peligrosa dama, que le dió justo en la pulida uña del dedo gordo de la mano derecha. Se rumorea que Txuri-ta-Beltz fotografió el momentazo para la posteridad.

Pues bien, a partir de este resumen os propongo el Relato Encadenado IiI. Animo a los que ya participásteis en el anterior, como Ibrahim, Ana-konda, Emo, Jabiytu, Cansino, Tiburón Agazapado, Imnogud, para que participéis aquí también. Y a todo el que quiera hacerlo (esos aficionados como Lokki, Otsoa, jcalfao, Okariz, y alguno más que igual me dejo...)Se trata de utilizar nuestra imaginación y sentido del humor, con respeto a los protagonistas (los foreros). Que esa cualidad, el sentido del humor, no nos falte nunca.

Ánimo!!

Avatar de Usuario
Mieira
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 11859
Registrado: Sab Jun 12, 2010 12:41 pm
Ubicación: Tudela

Re: RELATO ENCADENADO III

Mensaje por Mieira » Mié Abr 10, 2013 11:17 am

Imnogud-Lennon era un hombre generoso y solidario. Siempre lo había sido. Ya desde chiquitico gustaba de compartir el bocadillo del almuerzo con los compañeros menos favorecidos, además de los cromos de su preciada colección. Tenía, además, un profundo sentido de la justicia, que le llevaba a gritar (mejor dicho, a elevar la voz, que un hombre de paz no grita) a los bravucones del barrio que se aprovechaban de los mueticos débiles: ¡Mozos, mozos, paz y amor!!! ¡She loves you, yeah, yeah, she loves you, yeah, yeah, yeah!!!

Aquella espantosa vez, la pelea empeoró, pues un bravucón pensó que mentaba a su enamorada.

- ¡All you need is love, lo, lo, lo, lo, lo!!!- intentó rectificar, aturullado, el pobre Imno.

El bravucón resopló cual toro bravo.

- ¡Imagine all the peopleee, living life in peace!!!!- acertó por fin a entonar, en el último y crítico instante.

Y el toro se calmó. Uff. Las gafitas lennonianas le temblaban a Imno sobre la punta de la nariz.

Pues bien, cuando Imnogud Lennon se vio con el boleto millonario en su poder, toda su generosidad y bonhomía salió a flote. Se acordó de esas caras desangeladas que lo habían contemplado con resignación, la de los perdedores, la de los Lokkis, Cansinos, Charlinas, jevys, tiburones varios...y se enterneció. Se fue a la Vuelta del Castillo, y allí sentado sobre un banco, decidió que quería compartir algo especial con todos ellos. Sí, no en vano todos estaban unidos por un hilo común y muy especial, duradero, resistente y tenaz; todos ellos eran Foreros. Todos le habían alegrado durante largos años con sus riñas y puyas, con sus chanzas y con sus comentarios.

Tomó una decisión. Sería fantástico compartir una semana entera en una casa rural del norte de Navarra. Tenía que ser en Navarra, pues si no Uno más no acudiría, y no podía faltar. Sí, se avecinaba una ola fría, los meteorólogos predecían fuertes nevadas, pero ellos y ellas, chicarrones todos del norte, serían capaces de sobrevivir con las mejores viandas, en la mejor y más rústica casa, al fuego que más calentara. Sólo esperaba que las discusiones políticas no afloraran, pues las elecciones estaban a la vuelta de la esquina. Je, je, se sonrió, nada más llegar les plantearía que lo tomaran como un período de reflexión electoral y vital. Pero...¿y si no tenían a bien acudir?

El propio Imnogud desconocía su magnífico poder de convocatoria. Cuatro días más tarde, Ana-konda metía en la maleta un lote de pelis porno protagonizadas por Silvia Saint. Qué diablos, seguro que en semejante choza rural había un video.

Uno más preparaba los pins, escudos y pegatinas con las que pensaba obsequiar, quisieran o no, al resto de compañeros. Por supuesto, dobló meticulosamente la gran bandera navarra que iba a colgar del balcón de su habitación rural.

Okariz se sentaba en la maleta, llena a reventar de libros.

Under y su marido millonario, Jabiytu, viajaban desde Marbella.

Txuri-ta-Beltz escondía en la cartera la foto de Bitxo y su dedo gordo lastimado.

Basoko se acordaba de meter el libro que le iba a entregar a Carlos Aurensanz...

...poco sabían que Alberto 1 y El Ultimo Mohicano también habían aceptado la invitación.

Otsoa preparaba lápiz y papel, o mejor dicho, estilográfica y libreta; sabía que iba a tener ocasión de escribir el mejor guión.

Avatar de Usuario
Imnogud
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 11807
Registrado: Jue Jul 19, 2007 11:39 am
Ubicación: Estoy aquiiiiiii

Re: RELATO ENCADENADO III

Mensaje por Imnogud » Vie Abr 12, 2013 8:05 pm

El fuego crepitaba en la chimenea, al fondo del salón, reflejándose en las paredes de piedra y transmitiendo a los rostros de los presentes una apariencia diabólica. En el rincón, sentado sobre un montoncito de troncos, Unomás liaba un cigarrillo de alguna sustancia herbácea y reía nerviosamente; Under y Jabytu conversaban en voz baja y el resto miraba inexpresivamente hacia las llamas. Algo flotaba en el aire y no era precisamente el suave aroma de la primavera, ni el olorcillo a bosta de vaca que impregnaba el edificio, recuerdo de su antiguo uso, y que se difundía por el interior a cada movimiento de los ocupantes.

Un ligero crujido en la escalera de madera, dio a todos la noticia de la llegada de Last. La reunión estaba completa... o casi, porque precisamente el organizador de la misma era el único que faltaba.

—Y bien, ¿dónde está este hombre?, gruñó Ana Konda. Llevamos aquí dos horas y el muy sinvergüenza no ha aparecido.

—Pues como no haya dejado pagada la casa, a mí que me registren, que estoy boquerón, contestó Txuri.

—Señores, tranquilidad y sosiego, dijo Okariz en su mesurado tono habitual, pero esto es muy misterioso. Conozco a Imnogud y no es normal en él ausentarse sin causa, motivo, móvil, fundamento o razón de suficiente envergadura, relevancia, realce o trascendencia. Propongo que vayamos en su busca por si tal circunstancia se debiera a acontecimiento preocupante.

La comitiva se puso en marcha, ascendiendo hasta la planta superior, ocupada por diferentes habitaciones. Dada la ausencia de luz eléctrica (la casa, del siglo XVIII había sido rehabilitada con fidelidad a su época), los presentes iban iluminados por la incierta luz de una palmatoria que proyectaba fantasmales reflejos en el entorno. La puerta al final del pasillo, estaba entreabierta...
Imagen
"es preciso llevar dentro de uno mismo un caos para poder poner en el mundo una estrella" (Nietzsche)
"no me deis consejos; sé equivocarme yo solo" (Pitigrilli)

Avatar de Usuario
Okariz
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 15179
Registrado: Lun Mar 13, 2006 11:11 pm

Re: RELATO ENCADENADO III

Mensaje por Okariz » Vie Abr 12, 2013 8:45 pm

Señores, tranquilidad y sosiego, dijo Okariz en su mesurado tono habitual, pero esto es muy misterioso. Conozco a Imnogud y no es normal en él ausentarse sin causa, motivo, móvil, fundamento o razón de suficiente envergadura, relevancia, realce o trascendencia. Propongo que vayamos en su busca por si tal circunstancia se debiera a acontecimiento preocupante.
Lo has clavau, joío. :P Muy bueno, Imno.
Tiñes mis días de fatal melancolía/ En las ruinas, yedra/ Si mirara más hacia el espejo y menos a la ciudad/ Triste campana que ya no suena/ Largo se le hace el día a quien no ama y él lo sabe/ No se ven los corazones/Tu dignidad es la de todos.

Avatar de Usuario
Mieira
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 11859
Registrado: Sab Jun 12, 2010 12:41 pm
Ubicación: Tudela

Re: RELATO ENCADENADO III

Mensaje por Mieira » Sab Abr 13, 2013 11:19 am

...fue Txuri quien se decidió a empujar levemente la puerta. Para sorpresa de todos, el ocupante de la habitación era el profesor Patata, que estaba deshaciendo la maleta sobre la cama. Al verlos, una expresión de felicidad iluminó su rostro bonachón, y avanzó con los brazos abiertos hacia la comitiva:

- "¡Compañeros, queridos compañeros, dichosos los ojos que os contemplan! Tantos meses proclamando el Free Patata, tantos meses animando a este humilde profesor, ¡dejadme que os abrace a todos y cada uno de vosotros, por Dios!".

Under, que era una sentimental, fue la primera a su encuentro. Uno más, Last, Txuri, Ana-konda y Okariz, todos fueron abrazados por Patata, quien al llegar al último estrechó aún más su sentido abrazo...

- ¡Mariconadas las justas!!!

El exabrupto sonó como si un rayo inmisericorde cayera sobre la estancia. Under se aferró a Jabiytu, y Txuri, que reconoció la voz ipso facto, recreó mentalmente la imagen de cierto dedo gordo amoratado. Bitxejo había entrado sin que nadie se percatara.

Okariz, extremando el tono mesurado que usaba para las ocasiones más tensas, se apresuró a intervenir:

- "Mariconadas las justas" es un habla brota, natural y espontánea de la conversación diaria, a diferencia de las manifestaciones lingüísticas conscientemente formuladas; es por tanto un lenguaje coloquial, camarada Patata...

Patata levantó el brazo, en medio de la expectación general... y todos pudieron ver como su dedo corazón se alzaba en una espectacular peineta.

- "Esto no es una peineta al uso, es una manifestación espontánea en forma de tic que padece mi dedo"- musitó, como hacía John Wayne cuando se ponía amenazador sin apenas parecerlo.

Uno más se echó a reír, y sus carcajadas fueron como el elixir que todos necesitaban.

De pronto escucharon cómo la puerta principal se abría.

- ¿Quién falta, aparte de Imnolennon?- preguntó Last.

- ¿No habéis visto la lista? Cuando he llegado, había una lista abajo, junto al recibidor, y según ella faltan varios de nosotros, Los Foreros. Faltan jevy y Navarrart, Otsoa, Lokki y Charlina, el trío de tudelanos, kortatu, Murga, Eskubi, DaVinci, Labrit, Cansino, xyz, Apocalipsis, Rojillo Until Death, Emo, Homer, Basoko....y alguno que otro más- dijo Patata, ya con el dedo plegado recatadamente.

Ana-konda se fue a su cuarto. Necesitaba mojar el gaznate con la petaca. ¡Cojoniam la que ha montado Imnolennon!- pensó- "no sé qué va a salir de esto! Sus ojos se posaron en Silvia Saint, que le sonreía picarona e incitante desde la carátula de una cinta de video.

De repente, se oyó un grito...

Avatar de Usuario
jcalfaro
4 de abril
4 de abril
Mensajes: 698
Registrado: Lun Ene 04, 2010 9:11 pm
Ubicación: Tudela

Re: RELATO ENCADENADO III

Mensaje por jcalfaro » Sab Abr 13, 2013 11:06 pm

Mieira escribió:... el trío de tudelanos...
Con propiedad y mesura, vecina; hay que expresarse con propiedad y mesura o maese Okariz nos echará la bronca... Podrías haber dicho "los tres tudelanos" o "la tresena tudelana" (aunque no la admita el R.A.E.), pero eso de "trío"... ¡Gensanta, y yo sin enterarme! :mrgreen: :mrgreen: :mrgreen:

Menos mal que has puesto por medio el "de" y el plural final, que si no... ¡Sudores me están entrando! Voy a enchufar el aire que se me ha venido el verano encima de golpe... :mrgreen:

P.D.: creo que esto me ha abierto un poco la inspiración. Voy a ver si cumplo con una de las cosas que tengo en el debe hace meses :lol: :lol: :lol:
Lo conseguí... creo que lo conseguí... ¡temblad lectores!

Ibrahim
5 de mayo
5 de mayo
Mensajes: 736
Registrado: Vie Jul 06, 2012 6:31 pm

Re: RELATO ENCADENADO III

Mensaje por Ibrahim » Sab Abr 13, 2013 11:56 pm

Sabía que había llegado el momento de decidir. Mientras cerraba finalmente la mochila sobre la cama pensó que ya no podía eludir más tiempo lo que desde el principio venía posponiendo. La sismicidad del lugar aconsejaba el uso de casco. Junto a la mochila se balanceaban en armonía sobre el edredón uno de moto, el mínimo reglamentario, y aquel viejo casco de minero, con su lámpara de carburo, regalo de Tierra Astur, recuerdo de un pasado más revolucionario. Sí, decididamente, sería estrafalario pero…

Le vendría bien desaparecer durante una temporada, lo necesitaba sobre todas las cosas y Amonamantagorri le había asegurado que en aquel pueblo no había nadie de upyd, ni en todo el valle siquiera, decía incluso que alguna gente mayor ni sabía qué era aquello. ¿Cómo podía ser posible tal cosa si él no lograba quitárselos de la cabeza?
No tardó en llegar al pueblo y verse, mochila en mano, ante la puerta de aquel inmenso caserón. Las instrucciones eran precisas. Por encima de la clave, una tabla nueva, avejentada apresuradamente a golpe de azuela, anunciaba su esencia: TXORITOKI. Un buen síntoma.

“Aquí debe ser”, se dijo y en aquel momento se oyó desde el interior el canto de un viejo reloj de cuco, de la segunda mitad del XIX. Las irregularidades en aquella fiel rehabilitación del XVIII eran numerosas, pero afortunadamente muchas de ellas pasaban desapercibidas, apartadas por las clamorosas. Homer sonrió egoístamente, decididamente comenzaba con buen pie, era la primera vez que oía cantar al cucu ese año y previsoramente traía repleta la….., la…….

- ¡ Hostias! ¡¡¡La cartera!!!

Para los habitantes del interior aquel grito sonó como un aullido, la peor de las amenazas en su más severa pesadilla, un miedo arcaico se apoderó de sus sentidos y nerviosamente llevaron la mano a las suyas.

Avatar de Usuario
Mieira
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 11859
Registrado: Sab Jun 12, 2010 12:41 pm
Ubicación: Tudela

Re: RELATO ENCADENADO III

Mensaje por Mieira » Lun Abr 15, 2013 10:50 am

Cuando vieron que era Homer quien entraba, todos adoptaron su mejor pose, y así, Uno más alzó orgulloso un banderín con el escudo navarro, Txuri sacó bola, Bitxejo se colgó un cigarrillo de la comisura de los labios manteniendo fija la mirada, tal como hubiera hecho el mismísimo Humphrey Bogart, y Last se soltó la mohicana melena. Todos querían aparecer con su mejor pinta en la revista "Kaixo".

- "Relajad posturitas, no vengo a currar"- espetó Homer.

Se oyó el motor de una Harley; Jevymetal y Navarrart habían llegado. De repente pareció como si el resto acudiera en batallón, incluido el inseparable trío de tudelanos. Algo le ocurría a jcalfaro que parecía extasiado, de hecho estaba arrebolado. Neskatzale, cocinillas en sus ratos libres, olfateó el aire por si percibía algún agradable aroma a viandas. Basoko se preguntó dónde estaría la biblioteca, mientras Lokki se lamentaba de que en semejante casona de tiempos de la maricastaña no hubiera un gimnasio, menos mal que había traído sus mancuernas. Xyz miraba a esos pobres mortales un tanto apartado, mientras decía algo ininteligible.

Cuando todo el grupo estuvo en el recibidor, Okariz tuvo sensación de deja vú:

- "De repente me he acordado de la novela de Agatha Christie, "Diez negritos".

- "Pues yo del camarote de los hermanos Marx"- contestó Ibrahim.

- "NcOtrré St Ppell"- dijo xyz mostrando un pergamino en su blanca mano.

- ¡Dámelo a mí, que si nos esperamos a que tú lo leas se me acaba la provisión de tabaco!- soltó Bitxo quitándole el papel. Y comenzó a leerlo ante mientras los demás enmudecían. Sólo se oía algún gemido de Silvia Saint desde la habitación de Ana-konda y el crepitar del fuego. Bitxejó palideció: "Este Imnolennon es la hostia, no me lo puedo creer"

- "¿El quéeeeee???"- preguntaron Los Foreros a coro.

- "Os lo resumo citando textualmente: En esta casa, cuadrilla de curiosos, hay dos tesoros ocultos: uno es un pequeño botín que regalo a quien lo encuentre, pues yo soy un alma generosa y dono parte de mi boleto millonario a uno de vosotros, mis queridos foreros; otro es la identidad del Administrador. Suerte. Cuando vuelva de un viaje a Liverpool, tal vez os haga una visita. Por cierto, ¿ha empezado a nevar?".

Las miradas se dirigieron al unísono hacia las ventanas. En efecto, caían copos de nieve, y entonces recordaron que se había anunciado temporal. Se escuchó a lo lejos un motor.

- "¿No estábamos todos?"- preguntó Murga, aún bajo los efectos del shock (los ojos le hacían chiribitas con el símbolo del euro, como le pasaba al tío Gilito con el dólar).

- "Oh, no, no, maldición!! Es...es...- a Mieira se le ensombreció la oscura mirada.








-

Avatar de Usuario
jcalfaro
4 de abril
4 de abril
Mensajes: 698
Registrado: Lun Ene 04, 2010 9:11 pm
Ubicación: Tudela

Re: RELATO ENCADENADO III

Mensaje por jcalfaro » Jue Abr 18, 2013 2:42 pm

La llegada de Labrit había conmocionado a la heterogénea reunión foril; y no era para menos. El rey de los bajos fondos pamploneses; el azote de inquilinos del Palacio de Navarra; el bardo de las viejas historias de cuando Europa miraba de reojo a ese pequeño reino al sur de los Pirineos que asombraba a propios y extraños por su capacidad de resistencia... Más el Cierzo había soplado mucho y fuerte desde esos gloriosos días, llevándose en volandas esas asombrosas hazañas que sólo quedaban ahora como un lejano y casi mudo recuerdo utilizado apenas como argumento de algunas novelas voluntariosas.

Pero la llegada del maestro de plumillas no sorprendió a todos los reunidos. Uno al menos lo estaba esperando. Jcalfaro se había asomado al cristal de aquella vetusta ventana restaurada en cuanto escuchó el apagado ruido del motor de cuatro tiempos de aquel vehículo acostumbrado a abandonar a diario Pamplona para repartir cultura por la pequeña comarca navarra que le había sido asignada a su taciturno conductor.

Lo vio a través de la ventanilla medio bajada del coche mientras aparcaba entre la maraña desordenada de vehículos que habían dejado allí los foreros conforme habían hecho acto de aparición en aquella apartada casa rural. Sí, ese rostro le era conocido a pesar de no haberlo tenido nunca frente a frente. Eso de las nuevas tecnologías y el feisbuk tenían sus ventajas: nunca habían cruzado palabra alguna, tan solo furtivos mensajes electrónicos que habían llevado a uno y otro a entablar una extraña amistad, por llamarla de alguna forma. Y luego vino la curiosidad mutua, saciada también por la búsqueda en la nube digital de las fotos del otro... Sí, no había duda, aquel hombre de cara seria que comenzaba a abandonar su montura mecánica era Labrit.

Una sonrisa pícara emergió de la cara del aprendiz de escritor tudelano ante la situación que acaba de describir: montura mecánica...”; a su graciosa majestad le pegaba mucho más un brioso corcel y una lanza de justas que ese demoníaco artefacto consumidor de derivados del petróleo, pero ese era el triste designio de los tiempos que corrían. Aprovechó la confusión generada con la súbita aparición de tan temido personaje para irse desplazándose discretamente hacia la parte posterior de aquel inmenso salón que en su día había sido una acogedora cuadra donde las ovejas latxas y las mulas de los entonces acaudalados propietarios de la finca eran recogidas en las frías noches de invierno tanto para proteger a los animales como para producir el necesario calor corporal que calentase los dormitorios de los pisos superiores...

<<Sí, como ovejas... exactamente como ovejas...>>, aquel inquietante pensamiento apareció de repente por la agitada mente de Jcalfaro mientras observaba los rostros temerosos de los allí reunidos esperando que Labrit cruzase el umbral de aquella labrada puerta de madera. Entendía su preocupación; uno no se mantiene como monarca de los bajos fondos pamploneses simplemente haciendo ofrendas a las Hermanas de Santa Lucía... Existían esas inquietantes habladurías sobre el tema..., y luego estaba lo de su personalidad bipolar. El hombre más agradable y amable del mundo, hasta que aquella oscura reacción alérgica surgía de improvisto de las profundidades atávicas de su atormentada alma.

Todo el mundo lo sabía y Mieira -la segunda en percatarse de su llegada-, mejor que nadie; la alergia a Yola tenía consecuencias imprevistas y temibles sobre su graciosa majestad. Y mira que el pobre lo había intentado todo al respecto: los mejores psicólogos, los mejores alergólogos, la conspiración a la sombra... <<No se preocupe, el contacto continuado con el agente responsable de la alergia hará que usted se autoinmunice y los síntomas desaparecerán...>> había pronunciado –imprudentemente, claro- aquel voluntarioso galeno hacía ya casi una década, pero “el agente responsable” había sido superior al sistema inmunológico de aquel estupendo escritor de cuentos históricos. ¡¡¡Diez años!!! -toda una tortura- había sido capaz de superar aquella catedrática burgalesa, incluyendo comisiones de investigación, peticiones de dimisión, minoría parlamentaria e incluso mociones de censura, para el desespero de muchos, en especial del maese. Así que en vez ir aplacando los picores, el tiempo los había pronunciado hasta el estadio de sarna alevosa, por lo que las reacciones de Labrit eran del todo imprevisibles... y temidas.

Pero Jc lo esperaba; Imno se lo había dicho antes de marcharse a su amado Liverpool. <<Como en “Diez negritos”... >> había escuchado decir a Okariz -al parecer en su mundo, como siempre, sin enterarse de que tiene MP pendientes- mientras la cara de Otsoa parecía adivinar una buena historia en aquellas palabras, saludadas con sorna por Ibrahim con un comentario sobre los hermanos Marx... ¡Infelices! No era del todo seguro, y todavía faltaban de hacer aparición algunos actores de esa oscura trama, incluido el anónimo y discreto cómplice que Imnogud le había asegurado que aparecería en el momento apropiado (¿Quién sería? ¿Lokki?, ¿Jevy?, ¿Bitxo?, ¿Homer?...), pero si todo transcurría según los planes del fanático fan de los Beatles, al término de ese fin de semana muchos habrían dado gustosos su alma en venta al mismísimo Lucifer por haber acabado como los negritos de Agata Christie: desaparecidos de escena, sí, pero sin aparente sufrimiento más allá del nivel físico...

El ruido de las poco lubricadas bisagras de la puerta principal, forzadas al giro por la impetuosa llegada de Labrit enmascaró el más apagado sonido del acceso trasero de la antigua cuadra, atravesado por Jcalfaro para acceder al frío exterior, donde el tudelano intentaría ordenar la batalla de ideas y sensaciones que hervían en su agitada mente...
Lo conseguí... creo que lo conseguí... ¡temblad lectores!

Avatar de Usuario
Mieira
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 11859
Registrado: Sab Jun 12, 2010 12:41 pm
Ubicación: Tudela

Re: RELATO ENCADENADO III

Mensaje por Mieira » Vie Abr 19, 2013 4:26 pm

...mientras Jcalfaro desaparecía a hurtadillas, Neskatzale, quien olfateando la "TXORITOKI" había hecho un apetitoso descubrimiento, comunicó al resto del grupo que una mesa repleta de vinos y viandas les esperaba en el magnífico comedor, confortablemente iluminado por unos cuantos candelabros y por el fuego de una chimenea. Al parecer, Imnolennon no había escatimado en gastos, pues la despensa estaba también repleta. Todos subieron a sus respectivos aposentos a prepararse para la cena. Varios compartían cuarto; entre ellos, cómo no, las parejas formadas por Jevymetal y Navarrart, Charlina y Lokki, Under y Jabiytu. También compartían cuarto los foreros más afines, como Patata y DaVinci, Txuri y Homer, Last y Alberto1, Kortatu y Basoko, Otsoa y Emo, Ibrahim y Amona...Algunos privilegiados tenían una habitación para ellos solos, como Uno más, Rojillo, Bitxejo y BoGaz, o como Neskatzale, Murga, Laletxe y Okariz.

Carlos Aurensanz esperaba la llegada de su paisano Jc ("¿dónde demonios se habrá metido mi colega")- se preguntaba. Y Mieira escuchaba con curiosidad los gemidos femeninos que procedían de la habitación contigua, donde se hospedaba Ana-konda. De repente, estos se elevaron en intensidad, y maniática del silencio como era, golpeó la pared con los nudillos, en clara petición a su convecino. Unos golpes atronadores le fueron devueltos en señal de respuesta. Glups, este Ana-konda era todo un carácter...

En las habitaciones no se desarrollaba charla alguna. Cada uno de los huéspedes estaba sumido en sus propios pensamientos. Y todos esos pensamientos tenían un denominador común: "¿DÓNDE ESTARÁ EL DINERO?". Otro pensamiento quedaba relegado, esperando su turno en el raciocinio colectivo: "¿QUIÉN ES EL ADMINISTRADOR?" Algunos se acordaban de las jugarretas que el Administrador les había hecho, dificultando el acceso a los mensajes privados en el foro, o cambiando los colores por unos colorines chillones, y comenzaban a arder en deseos por conocer su identidad. Pero entonces se acordaban del dinero, y las palabras de Imnolennon resonaban en su memoria: "...dono parte de mi boleto millonario a uno de vosotros, mis queridos foreros, parte de mi boleto millonario, parte de mi boleto millonario...".

La avaricia comenzó a instalarse en cada uno de los dormitorios, sin excepción.

Txuri pensó que debía elaborar una Hoja de Ruta. Xyz imaginó un jeroglífico. Murga, una gráfica, y DaVinci un croquis. Labrit evocó antiguos pasadizos. Basoko decidió que en cuanto pudiera comenzaría a buscar por la biblioteca, sin saber que Okariz pensaba lo mismo. Bitxejo y Uno más decidieron al unísono pero sin conocimiento mutuo que observarían cada paso de los demás. Lokki levantó mancuernas; si había pelea cuerpo a cuerpo en pos del botín, debía estar en plena forma. Otsoa trató de ponerse en la piel de Imnolennon, y comenzó a dar forma a un guión.

Las estrategias de cada cual se asentaban, como nuevas invitadas...

Avatar de Usuario
Imnogud
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 11807
Registrado: Jue Jul 19, 2007 11:39 am
Ubicación: Estoy aquiiiiiii

Re: RELATO ENCADENADO III

Mensaje por Imnogud » Sab Abr 20, 2013 9:43 pm

Poco a poco los ocupantes de la vieja casa fueron bajando hacia el comedor. La amplia mesa de roble, rodeada de recias sillas de la misma madera, estaba cubierta por viandas de todo tipo: tiernas alcachofas de las huertas del sur, dorados lechoncillos con una manzana en sus bocas abiertas, cremosos cuencos rebosantes de cuajada nacida en las faldas de Belate... En decantadores de cristal de roca, se atemperaban rojos vinos, que por alguna razón no casual pertenecían a la mejor cosecha de Bodegas Nekeas, y en perfecta armonía, se había dispuesto sobre el fino mantel un conjunto de platos de porcelana decorada con entrelazados motivos modernistas y una elegante cubertería de plata.

Ante cada plato, estaba escrito el nombre de uno de los invitados, y así todos fueron ocupando el sitio asignado, sonriendo a veces al vecino u otras mirándolo de hito en hito con cierta desconfianza.

El vino fue haciendo un rápido e inesperado efecto sumiendo a los comensales en un estado de dulce somnolencia. Al fondo de la estancia, vieron o quizás imaginaron ver una pantalla de grandes dimensiones, y en ella apareció la imagen del anfitrión, vestido con una extraña casaca de color verde amarillento con adornos anaranjados, y obviamente a bordo de una embarcación, seguramente un submarino, cuya sala de mando algún interiorista loco había pintado de un rabioso amarillo, actuación por la que seguramente habría cobrado unos honorarios indecentes.

—Hare Krishna, gente del foro. Aunque “es la noche de un día duro” y “estoy tan cansado”, quiero que “un día en la vida”, a poder ser antes de los “64 años”, uno de vosotros pueda decir: “tío, eres un hombre rico”.
Para ello, “ayer” escondí en esta casa un millón de euros, que tendréis que hallar, si queréis “con la ayuda de vuestros amigos”, aunque sólo uno podrá salir de la casa con esa cantidad.
“¿Queréis saber el secreto” para encontrarla?: “Todo lo que necesitáis es amor”.
Y añadió con una sonrisa enigmática: “Esto está mejorando”. “Mañana nunca se sabe...”, así que “hola y adios”. Me voy a Liverpool a caminar para siempre por los "campos de fresas". (Naturalmente, todo títulos de canciones de ELLOS).

... La mirada de los sentados a la mesa, cambió en un momento. La avaricia, la mezquindad más abyecta, fue reflejándose en sus ojos...
Imagen
"es preciso llevar dentro de uno mismo un caos para poder poner en el mundo una estrella" (Nietzsche)
"no me deis consejos; sé equivocarme yo solo" (Pitigrilli)

Avatar de Usuario
jcalfaro
4 de abril
4 de abril
Mensajes: 698
Registrado: Lun Ene 04, 2010 9:11 pm
Ubicación: Tudela

Re: RELATO ENCADENADO III

Mensaje por jcalfaro » Dom Abr 21, 2013 10:17 pm

<<¡Hasta las narices, joer! Si es que este jodido anglófilo no tiene remedio… Se presenta aquí de improvisto en su vetusto submarino chillón de diseño, nos echa la bendición Paz y Amor Urbi et Orbe, y se va sin más, joer… Lo dicho, ¡hasta los gemelos del sur! Que así no hay nadie que monte una conspiración masónica y sangrienta como Dios manda. Que ya vale de falta de profesionalidad, hombre…>>las frases deshilvanadas atravesaron la enojada mente de jc mientras éste volvía a escurrir el bulto hacia la parte trasera de la casa.

Ah, y como si la cosa no fuera con él, justo antes de marcharse de nuevo, ImnoLennon le había soltado al desconcertado tudelano un trocito más de la LISTA… Sí, de aquella mítica lista que había servido para reunir allí a buena parte del foro. Pero por supuesto, los pedazos que el de las gafitas había ido soltando poco a poco a jcalfaro tenía una misión muy distinta que la de servir de guía de invitados… Y ahora, para colmo, los nombres venían en distintos formatos; unos en mayúsculas, otros en minúsculas, otros tachados, otros a medio tachar…, todo un galimatías que enfurecía cada vez más al depositante de las alocadas ideas de Imnogud.

Jc había supuesto que los nombres tachados se salvarían de la devastación, al menos en una primera fase… En ese formato constaban Jevy y Navarrat (de la segunda, pase, pero, ¿por qué salvar al primero? ¿Tal vez por lo de la Harley?...) También a Jabiytu y Ander, que todavía estaban de luna de miel perpétua, pero mucho más curioso era el caso de Carlos Aurensanz. Tenía tachado el nombre, pero no el apellido; ¿qué significaba eso? Jc había llegado a la curiosa conclusión de que lo que realmente deseaba el alma mater de la conspiración era que el escritor tudelano abandonase de una vez a sus banu Qasi y volviese como _Carlos, el combativo forero azuzador de masas, pero váyase usted a saber… Lo de xyz en la lista también era para nota: la x en minúscula sin tachar; la Y en mayúscula tachada y la z casi desdibujada, pero con ese forero cualquier cosa era posible. Y luego estaba lo de su graciosa majestad: LABRIT, todo en mayúsculas y en grafía neogótica…, ¡otro que tal!

¡Buffff! Si la primera parte del maléfico plan había sido medianamente sencilla, esta segunda se estaba convirtiendo en todo un desafío. En la primera jc solo se las tuvo que apañar para sacar de circulación a unos cuantos foreros sin que el resto se percatasen de la cruda realidad. La primera fue Cristi; sencillo; después de haberse tragado todos sus posts sobre las fallas, hacerla desaparecer fue fácil y, luego, mandar un post en su nombre de vez en cuando al foro de fiestas y tradiciones. Con R.Paul la cosa se complicó un poco más, pero como vivía en la Ribera tampoco fue demasiado difícil dar con él y hacerlo pasar a mejor vida foril. Pero con Alina fue otra cosa. Las instrucciones indicaban claramente que después de la eliminación había que participar en su nombre en algún concurso foril… Menudo compromiso; jcalfaro se había tenido que estrujar los sesos para cuadrar el estilo de Alina en el último concurso de micros. Y lo había conseguido, pero a fuerza de invertir tanto tiempo que le faltaban horas para preparar el suyo propio. Menos mal que había conseguido engañar a su vecina Mieira para que le escribiese un corto: <<No te preocupes, hombre, que conociéndote, sólo hace falta meter en el corto un buen trasero femenino y algo de misterio, una gitana adivina, por ejemplo, y todo será coser y cantar…>>. Jc sonrió malicioso, ¡cómo le conocía su vecina…! Si es que eran como almas gemelas; a los dos le gustaban las novelas, el foro, las buenas conversaciones, los animalicos y bichos, aunque ambos sabían que habían bichos y bitxos

En fin, que el frío del norte no había conseguido refrescar las ideas de jc; tendría que volver al interior de la casa muy a su pesar. No era hombre de muchos amigos, así que tampoco le quedaban mucho donde elegir como compañero de cuarto. Sopesó marcharse con Ana-Konda y Syvia Saint, pero en la otra balanza quedaba murga, con quien podría mantener una animada conversación sobre el deflactor del PIB condicionada a la política monetaria expansiva japonesa (y luego el tío se queja de que no recibe MPs…) que podría repercutir en el rebote del oro sin que ello significase que se dejase de chicharrear con Bankias y Pescanovas… ¡Joer!, ¿a quién coño quería engañar?... Lo de la Saint era, de largo, el mejor plan a la vista, así que el tudelano dio media vuelta y se encaró hacia aquella habitacioncilla de donde no habían dejado de escucharse apagados gemidos femeninos desde hacía un par de horas…
Última edición por jcalfaro el Mar Abr 23, 2013 10:14 pm, editado 1 vez en total.
Lo conseguí... creo que lo conseguí... ¡temblad lectores!

Avatar de Usuario
Mieira
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 11859
Registrado: Sab Jun 12, 2010 12:41 pm
Ubicación: Tudela

Re: RELATO ENCADENADO III

Mensaje por Mieira » Mar Abr 23, 2013 4:10 pm

Cuando jcalfaro entró en el aposento de Ana-konda, una atmósfera seductora lo envolvió; la habitación se hallaba en semi-penumbra, iluminada únicamente por la tenue luz de una vela en la mesilla, y por la que se reflejaba desde el monitor de televisión. En otra mesa había dispuestas unas copas y tres botellas de vino de las Bodegas Nekeas, una de las cuales estaba a medio consumir. En la pantalla, la rubia Silvia Saint se contoneaba mostrando sus curvas, mientras iba dando un repaso al arte de fornicar a través de la ejercitación del Kama-Sutra completo. Fascinante. Los ojos de jc se posaron en ella durante unos instantes, instantes que se convirtieron en minutos, hasta que su cuerpo se sentó en un cómodo sillón frente al televisor y sus manos escanciaron ese buen vino en una de las talladas copas. Sus ojos ni se enteraron de estos menesteres, absortos como estaban en la contemplación de la mujer que tenía justo enfrente. El raciocinio de jc, simplemente, había desaparecido.

Ana-konda emergió de entre las sombras de la habitación, con una sonrisa en los labios. Sabía que jc iba a estar entretenido un buen rato. "No hay mente fría y analítica que se te resista, querida Silvia", pensó. Suavemente, abrió la puerta de la habitación y salió al pasillo, donde miró hacia izquierda y derecha. No había foreros en la costa; bien, podía empezar a buscar, un millón de euros le esperaban. Decidió descender a la planta baja, donde al llegar había atisbado un gran despacho.

Mientras, en el comedor la atmósfera era ya claramente etílica...¿para todos los huéspedes? No, no para todos. Txuri y Last se habían enzarzado en un airado toma y daca, mientras degustaban un txacolí. Ziza hori y Murga disertaban sobre política económica, a la par que seguían bebiendo el buen vino. Txantreator y jevymetal comenzaban a emular a sus guitarristas preferidos, mientras el segundo amenazaba con imitar a John Travolta en Grease, que era lo que solía hacer cuando pillaba una cogorza de campeonato, ante el espanto de Navarrart y las risas de su ex, Charlina.

Viendo a este grupo, cualquiera diría que se habían olvidado del millón de euros, aunque fuera de manera momentánea. Ninguno se había percatado de que Eskubi, que había llegado casi al final de las palabras de Imnolennon, había puesto pies en polvorosa rumbo a los dormitorios de los beodos, donde pensaba investigar hasta el último rincón aprovechando su ausencia. Si nada encontraba allí, tacharía estos dormitorios de su lista, y seguiría buscando sin ser visto.

Labrit, rey de los bajos fondos pamploneses, bajaba directo al sótano. Seguro que Imnolennon había escondido la pasta allí, ¿dónde si no?- se decía, mientras intentaba quitarse de encima la imagen de La Santa. De ser el millón suyo, el rey se elevaría a los áticos de la vieja Iruña, donde se construiría una piscina cubiera que iba a ser la envidia de la mismísima doña.

Ibrahim también se coló con sigilo a través de la puerta del comedor. Recordó la firma que utilizaba en el foro: "¿de qué te acordarás el último día de tu vida?". "¡Del millón de euros!" se respondió a sí mismo con pasión. "Tiene que ser mío", se dijo con un brillo especial en la mirada, mientras iba directo a la cocina.

Todos y cada uno de los rincones de la antigua morada se iban llenando de espías.

En ese momento, sólo había dos foreros que debatían sobre algunas de las palabras de Imnolennon:

- "Todo lo que necesitáis es amor"- recordó DaVinci a Patata, mientras ambos entraban en su habitación.

- "Ah, qué pérfido sabio está hecho Imnolennon, amigo mío. Nos ha dejado con la miel en los labios, con este mensaje que suena a divino y celestial, y que digo yo que debemos apresurarnos a descifrar"- contestó Patata.

- "Poderoso caballero es Don Dinero"- sentenció DaVinci.

- "Tú sí que sabes, Leo, tú sí que sabes"- aplaudió Patata.

A Bitxejo y Uno más no se les veía por ninguna parte. ¿"Dónde se habrán metido estos dos"?- se preguntaba Apocalipsis, que observaba la casona desde el exterior, a través de las ventanas- "Bah, no tardarán mucho en subir a su habitación, al igual que los demás. No podrán evitarlo, son adictos al foro y sus portátiles los reclaman". Pensando esto, abrió su propio ordenador. Iba a lanzar una batería de hilos a cada cual más atrayente ("¿Santificarán de una vez a Otegi?", "¿Por qué nos gasta jugarretas el Administrador del foro?", "¿Ikurriña en los ayuntamientos navarros sí o no?, "¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo?"). Pronto, muy pronto, cada forero iba a enclaustrarse en su cuarto y él podría investigar a sus anchas...muah-ah-ah-ah...

Tendría que entrar, pues no podía más de frío. La nieve caía sin cesar.

Ninguno sabía que "TXORITOKI" les iba a guarecer del peor temporal que se recordara en años...

Avatar de Usuario
Rojillo Until Death
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 10858
Registrado: Lun Ene 12, 2004 11:40 am
Ubicación: Pompeyópolis

Re: RELATO ENCADENADO III

Mensaje por Rojillo Until Death » Dom Abr 28, 2013 1:47 pm

A todo esto, Rojillo había estado un tanto ausente. Bueno, más que ausente había estado callado, respondiendo con parcas palabras y escuchando, no sin disfrutar, de todo lo que acontecía entre tanto ilustre habitante de aquella enorme casona dieciochesca. No es que se sintiera incómodo con aquella variada compañía, ni que sus aposentos le parecieran pequeños o incómodos, pero a pesar de la nevada que ya empezaba a cuajar en el exterior, sintió la necesidad de explorar un poco más la finca y encontrar nuevas explicaciones a la ejecución e historia del edificio. No se iba a ir de allí sin haber fisgoneado un poco.

De repente, se levantó, asió su zamarra por la capucha, se la puso y se abrigó con ella. Imno escuchó el ris-ras de la cremallera, se acercó desde la otra habitación, le escaneó con la mirada y al verle de esa guisa de forma socarrona espetó:

- Pero tío! Adónde vas con la que está cayendo?- con una cara entre el asombro y un poco de desafío.
- Tranquilo Imno, sólo quiero fumar un cigarro rápido y echar un vistazo. El aire de la casa me agobia.
- Como tú veas, ahora en un rato nos pondremos a cantar canciones "underated" de los Fab Four- estas palabras sonaban a reto para quedarse en el palacete.
- Está bien, pero saldré igual. Ve recordando... "llora, niña, llora... haz suspirar a tu madre..."

La cara de Imno se mezcló entre la sonrisa y la perpejlidad. Sin esperar apenas respuesta, chirriaron los goznes del portalón y Rojillo abandonó la estancia. Y tras el crujido al cerrarse él encendió un cigarro. Se sintió observado desde el interior. Con el pitillo a un lado de sus labios y las manos en los bolsillos, bajó los cuatro escalones y se esfumó entre la nevada.

Aquella casa tenía un terreno apreciable, pero la oscuridad, lo escarpado de la orografía y aquel frío clima no había sido precisamente un aliciente como para salir a pasear.

-Estas casas antiguas, con tanto pasado, tienen secretos a flor de piel- pensó, casi en voz alta. Pero allí nadie podía escucharle.

Ascendió una suave pendiente y tras llegar a un pequeño promontorio, lo descendió, perdiendo de vista cualquier luz en sus espaldas. Y sus pensamientos se apoderaron de este relato, un monologo, una discusión con uno mismo:

-"¡Qué cojones! ¡Adónde me he ido a meter! Nada, unos cien metros más y me vuelvo, y me hago un café."

Al poco...

-"¡Joder! ¿Qué es eso? A lo mejor es un granero, o unas caballerizas, o incluso un refugio. ¡Qué bueno! Pero, pero...

Su cara cambió como la tiniebla al amanecer. Se esforzó por comprender qué era aquel edificio que se ocultaba entre la ventisca, la nieve y la espesa arboleda. Y, a pesar de todo, se abría claro y majestuoso entre la oscuridad.

- Pero, pero... si es una cripta!!!
Imagen

Avatar de Usuario
jcalfaro
4 de abril
4 de abril
Mensajes: 698
Registrado: Lun Ene 04, 2010 9:11 pm
Ubicación: Tudela

Re: RELATO ENCADENADO III

Mensaje por jcalfaro » Mar Abr 30, 2013 10:19 pm

Lentamente, jc trató de desperezarse. Varias horas a solas con la Saint eran un desgate demasiado fuerte para su físico, y eso que sólo la había tenido presente en forma catódica… Realizó un gesto desdeñoso al reflexionar sobre esa certeza. Moviendo ligeramente la cabeza en señal de afirmación y desconsuelo simultáneo, terriblemente asumido, y trató de recopilar sus escasas fuerzas para seguir con la macabra misión que le había traído a aquella casona.

Se acicaló lo mejor que pudo –vamos, poco más que un gato- a sabiendas de que la anciana construcción albergaba en su interior a varias foreras –genio y figura, hasta la sepultura- y había que seguir dando imagen de algo que tal vez fuera cierto hacía unos años, pero que ahora solo era una imagen hueca de aquella pretérita realidad (sic). Hueca, sí, pero imagen al fin y al cabo, que mientras nadie se diese cuenta, bien que valía para un sosténgame usted aquí un momento el abrigo, que ya me quito yo sola lo demás. Bueno, eso es lo que a él le hubiese gustado, que la realidad, bien cruda, era otra muy distinta, pero que como nadie se va a enterar -¿Quién carajos va a darse cuenta si pasan tres al año por Mirarte, a mucho echar?- pues eso, que bienvenida la fachada y que ya estaba perdiendo el hilo de lo que iba a contar, mas ahora, que a colación de mencionar al benjamín de la familia de las cuerdas le pasó por la cabeza el haber leído hacía poco el poema alusivo al mismo que un cachondo mental había dejado en el, valga la redundancia, hilo del concurso de aprendices de bardos –señal inequívoca de que el foro todavía estaba vivo-. Vale, que ya había divagado bastante, que no era cuestión de que se le acusase de rellenar líneas sin ton ni fuste, sin son ni cordura, como cualquier discurso de consejero foril que se precie…

Con aquella destructiva reflexión en sus pocas y adormiladas neuronas, acertó a asir el pomo de la puerta de aquella habitacioncilla para abrir la robusta puerta de roble que daba acceso al exterior. Su ligeramente afilado apéndice nasal casi pasa a mejor vida si un instintivo reflejo no le hubiera llevado a apartarse de golpe de aquel umbral, impetuosamente profanado por Ana-Konda, quien con los ojos completamente desorbitados, entró como una exhalación pronunciando un mantra que acabó convirtiéndose en una letanía rítmica y de intensidad cada vez más elevada: << Silvia…, Silviaaaa…, Silviaaaaaaa…, Silviaaaaaaaaaaaaaa…!>>. Síndrome de abstinencia, sentenció mentalmente jcalfaro mientras cerraba tras de sí el entablado de roble, para dejar hacer a solas al recién llegado lo que tuviera que hacer, que no era cuestión de preguntar; que ya decía el refrán que no se debía preguntar si no se quería saber… Pues eso, que mientras desde la estancia que acababa de abandonar comenzaban a surgir apagados gemidos femeninos, el aprendiz de escritor tudelano encaró sus pasos hacia la espaciosa escalera que bajaba al salón principal de la casona.

La sorpresa fue mayúscula al encontrarse con la más noble estancia de aquella mansión rural totalmente vacía. ¿Con medio foro invitado y nadie a la vista?... ¡Uhmmm…!, jc torció el gesto. Algo raro pasaba, sin duda; raro, pero que muy raro… Pronto tuvo la oportunidad de sorprenderse de nuevo. Su primera impresión había sido errónea; no era la única alma en pena que habitaba en esos momentos el salón. Tirado todo a lo largo que podía en el sofá estaba Rojillo, con los ojos fijos sobre las vigas de madera del techo. Jc repasó mentalmente la LISTA; no, Rojillo no estaba en ella, ni tachado ni sin tachar, lo que le produjo un instantáneo alivio, que ya eran bastantes lo que se tenía que cargar cuando apareciese la SEÑAL como para unir a otro a la matanza; uno menos del que preocuparse, al menos por el momento…

-¿Rojillo Until Death? –preguntó con educación el tudelano, a sabiendas de que nunca había cruzado palabra alguna con el forero allí presente.

-El mismo, mientras Osasuna respire, aunque sea en Regional Preferente –contestó el tumbado mientras trataba de incorporarse para responder con idéntica cortesía.

-Jcalfaro, encantado de conocerte; un forero de los de al sur del Carrascal, ya sabes, tierra inhóspita o Terra Ignota para los de la Cuenca –el tudelano adelantó la mano derecha para completar el saludo.

-Sí, me suenas de algo, aunque no me preguntes de qué; encantado igualmente –replicó el pamplonense mientras completaba el estrechamiento de extremidades.

-Me permitirás una pregunta… ¿Adónde diablos se ha ido todo el mundo?

-A la cripta.

-¿A la cripta? ¿Qué cripta? –preguntó jc sorprendido.

-A la que está ahí fuera, a unos doscientos pasos hacia el norte, tras el montecillo de abedules. La descubrí hace un rato cuando dejé a ImnoLennon en la habitación…

-¿Me quieres decir que Imno está aquí?

El tudelano interrumpió a su interlocutor, perplejo de que el alma mater de esta extraña concentración forera hubiera hecho acto de aparición y no se hubiera puesto en contacto con él. Se prometió a sí mismo estrujar un poco el gaznate del anglófilo la próxima vez que lo viese. Que ya estaba bien de utilizar el platanito subacuático para teletransportarse de aquí a allá sin dar razón alguna a vivo ni a muerto, y lo peor de todo, sin centrarse en la CONJURA, que al fin y al cabo era lo importante.

-Bueno, ha pasado un ratito, pero se ha desvanecido en la nada…

-Perdona, sigue con lo de la cripta.

-Pues eso, que me fui a dar una vuelta por ahí y me encontré con varias sorpresas. Esto es muy grande, con pajares, cuadras… y una cripta. Volví aquí al rato y relaté a los foreros mis hallazgos; les entró como un baile de san Vito repentino y se lanzaron todos en tromba a rebuscar entre las tumbas abandonadas.

-A por el boleto de Imno, ¿me equivoco?

-Pues no, supongo que no te equivocas.

-¿Y por qué no te marchaste con ellos?

-A ver si te piensas que no rebusqué de arriba abajo antes de volver –matizó el osasunista luciendo una sonrisa malévola.

-Ya; o sea, que por mucho que busquen, nada de nada…
-Pero de nada, nada –confirmó el explorador casi a risa limpia-. De todas formas no todos fueron en plan borreguil uno tras otro.

-Ah, ¿no? ¿Me quieres decir que queda alguien más aquí adentro?

-Sí. Hace un rato vi subir a Ana-konda con ciertas premuras por la misma escalera por donde has bajado.

-Me hago una idea –matizó el tudelano con una repentina imagen de la Saint clavada en la sien.

-Y también he visto subir a Labrit, pero por la otra escalera, la que da a los altillos.

<<Labrit…>>, la idea golpeó las meninges del tudelano. Había estado evitando el cara a cara, pero sabía que era algo inevitable. ¿Y cuándo mejor que ahora, estando casi solos y sin testigos? Jcalfaro tomó la decisión. Subiría a la habitación de Ana-konda a buscar la LISTA, que había dejado escondida en un rincón y rendiría pleitesía a su graciosa majestad.

-Bueno, Rojillo, encantado de conocerte. Me vuelvo a buscar una cosa. Si no te importa, me gustaría que me mantuviese informado si notas algo raro. Ah, y si vuelves a intervenir, pues miel sobre ojuelas…

-No te preocupes; igualmente encantado…

Tras volver a estrechar las manos del pamplonés, jc volvió grupas y, en cuanto ascendió los primeros escalones, los apagados gemidos femeninos se hicieron otra vez audibles…
Lo conseguí... creo que lo conseguí... ¡temblad lectores!

Responder