RELATO ENCADENADO II

La crítica, el arte, la literatura, el cine, la música, la TV, la fotografía, la comunicación... Aporte su visión acerca de cualquier evento cultural.

Moderador: Diario de Noticias

Avatar de Usuario
Mieira
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 11859
Registrado: Sab Jun 12, 2010 12:41 pm
Ubicación: Tudela

RELATO ENCADENADO II

Mensaje por Mieira » Mar Sep 25, 2012 10:33 pm

Os propongo llevar a cabo una nueva edición del Relato Encadenado que en su día inició Emo, con aquella curiosa historia protagonizada por Jager (más o menos éste era su nombre).
En esta ocasión, el protagonista es Kant, pues ahí donde lo véis es un hombre reflexivo al que le gusta la filosofía, por lo visto, y de ahí su apodo.

Como bien dijo Emo al presentar su Relato, se admiten giros inesperados en la historia, sorpresas, estilos narrativos diferentes. Se admiten también historias de dos líneas o de muchas líneas. No hay límite tampoco en cuanto a tiempo para la participación. Este hilo durará lo que dure el interés de los foreros que lo mantengan vivo; el de los aficionados a la escritura y el de los aficionados a leer lo que otros escriben.

No hay reglas...con una excepción: propongo que, en la medida de lo posible, en cada eslabón del relato aparezca como mínimo un personaje del foro (al que se le puede tratar con ironía, se le puede gastar una jugarreta, hacerle pasar por distintas odiseas o placeres, pero siempre desde el respeto).

Ah, y no se trata de lograr una mayor o menor calidad literaria, sino de improvisar, de lograr enlazar historias, de construir una trama entre todos, en definitiva, de disfrutar.

Comienzo con el prólogo de la historia:

Avatar de Usuario
Mieira
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 11859
Registrado: Sab Jun 12, 2010 12:41 pm
Ubicación: Tudela

Re: RELATO ENCADENADO II

Mensaje por Mieira » Mar Sep 25, 2012 10:41 pm

El día que Kant selló su boleto de la primitiva fue el día en que su vida cambió, aunque él no lo supo hasta tres días más tarde, estando sentado ante la mesa del ordenador. Muchas veces había tratado de imaginar cuál sería su reacción en caso de ser el ganador, pero con lo que no había contado era con el más absoluto hieratismo. Su cuerpo se quedó rígido, su mirada firmemente perdida (si es que una mirada puede quedarse en tan curioso estado), la mano que aún sujetaba el boleto parecía inerte (aunque bien que lo sujetaba).
Lo único que trabajaba a velocidad de vértigo era su mente, convertida en una eficaz calculadora neuronal: 44 millones de euros, 44 millones de euros...Cuarenta y cuatro millones de euros.

Un portazo en el piso de enfrente lo sacó de su estupor y, sin pensarlo dos veces, avanzó a grandes zancadas hasta su propia puerta, abriéndola con violencia. Allí, en el rellano, estaba ella, hermosa, sexy, perfumada, mirándolo sugerente como siempre, a pesar de que, seguramente, su marido estaba en casa.

-"Esto..."- la voz de Kant sonó entrecortada, viril en su tosquedad (pensó ella con indisimulada expectación).

- "¿Síi?"- emitió un dulce sonido a través de esos labios rojos y jugosos, tanto como para comérselos.

- "¡Aprende a cerrar la puerta con más suavidad!!"- vociferó él con todas sus fuerzas.

No esperó a recrearse en el gesto de espanto de ella, sino que volvió al interior de su piso. Por fin lo había soltado, pensó con satisfacción. Cómo odiaba a la gente ruidosa y descuidada, aunque fueran la encarnación de la mismísima Veronica Lake. El subidón de adrenalina le hizo ponerse, ahora sí, en máximo estado de alerta. De pronto se sintió libre, libre, ¡libre!, casi poderoso, y a la vez tuvo miedo de dejar su refugio. Ellos podían estar ahí, esperándole abajo. Metió con rapidez el boleto en su cartera y volvió al ordenador. "No, no voy a depositar el boleto aquí, en Madrid, tengo que hacerlo en cualquier otra parte antes de salir del país". Tecleó: Google, Mapas, Pantalla Grande. Cerró los ojos y escupió el chicle que mascaba (pensó que a Verónica incluso ese gesto le hubiera parecido viril) y abrió los ojos para comprobar su puntería: Navarra. ¿Navarra? Por qué no. Navarra. No muy grande pero buena tierra, buen punto de partida. Cogió la fotografía que tenía sobre la mesa y acarició suavemente el bello rostro que permanecía inmortalizado en ella.

Al anochecer de ese mismo día, en la estación de autobuses de Pamplona, Imnogud descendió del que lo traía de vuelta de Tudela, donde había asistido a la presentación del segundo libro del bueno de jcalfaro. Las dos cervezas que allí se había tomado a su salud le estaban pasando factura en forma de vejiga insidiosa, así que ni bien puso pie en tierra pamplonesa se encaminó hacia los servicios. Al abrir la puerta, se topó con tres caballeros que salían arrasando, tal era su ímpetu, de forma que Imnogud se quedó pegado al de enmedio. Le miró a los ojos y lo que vio en ellos fue terror. El hombre pareció que fuera a agarrarle, pero los otros dos le entrelazaron y se lo llevaron.

Lo último que pensó Kant fue que Imno tenía cierto aire a John Lennon.

Eso fue instantes antes de que Imno fuera consciente de que en su mano había un boleto.

Avatar de Usuario
jevymetal
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 43923
Registrado: Mié Sep 28, 2005 1:52 pm
Ubicación: burlada-buztintxuri

Re: RELATO ENCADENADO II

Mensaje por jevymetal » Mar Sep 25, 2012 11:15 pm

Al darse media vuelta,vio a Lokki que entraba por la puerta,ante tanta fealdad,su corazon no lo pudo resistir y murio de un infarto.
FIN.
Imagen

Avatar de Usuario
Imnogud
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 11935
Registrado: Jue Jul 19, 2007 11:39 am
Ubicación: Estoy aquiiiiiii

Re: RELATO ENCADENADO II

Mensaje por Imnogud » Mié Sep 26, 2012 12:36 am

:lol: :lol: :lol: :lol: :lol: :lol: :lol: :lol:
....... Otia, Jevy, como redactor de microrrelatos no tienes rival. Más que telegráfico, sintético y condensado, es aplastante como si te cayese encima la peña de Azagra.

(Mañana me meteré con el relato, pero es que me ha dado la risa). :lol: :lol: :lol:
Imagen
"es preciso llevar dentro de uno mismo un caos para poder poner en el mundo una estrella" (Nietzsche)
"no me deis consejos; sé equivocarme yo solo" (Pitigrilli)

Avatar de Usuario
Emo
6 de junio
6 de junio
Mensajes: 1006
Registrado: Dom Abr 30, 2006 7:09 pm
Ubicación: Estado Independiente de Navarra
Contactar:

Re: RELATO ENCADENADO II

Mensaje por Emo » Mié Sep 26, 2012 2:00 pm

[...] Un pequeño trozo de papel que al confetti se parecía, algo más grande y repleto de caracteres impresos que formaban números y letras en perpetuo juego azaroso. En su oscura cartera lo guardó, mirando a las férreas espaldas que al hombre aterrorizada se llevaban en volandas hacia un automóvil mauro y enorme, y que desapareció hacia la calle que de Zaragoza llaman los nativos.
Quiso Psique que a Imnugud se le ocurriese cotejar el boleto y con asombro comprobar que millones de euros en su mano depositados estaban mas, hombre bueno y de egoísmo desposeído, al punto comprendió que la fortuna no era suya, y como objetivo de su plácida existencia decidió que buscar y encontrar al verdadero dueño le proporcionaría satifacción. No siendo hábil en pesquisas, la siguiente mañana se encaminó al despacho de maese Cromagnon, que de inquisidor despechado a investigador particular su oficio había mudado; era éste un franco protestante que a católico convencido su alma había transitado, alto como las torres de San Cernin, de ceñuda y áspera mirada, barbilla retraida y nariz prominente como los hijos de Israel se dice que exhiben. Expuesto el caso, Cromagnon extiendió su minuta a cargo del premio e Imnogud, presumiendo de adivinar la alegría del varón aterrorizado, dueño primitivo del premio, aceptó en su nombre el pago que se realizaría a obra conclusa, de resultar fructífera la faena.

Kant despertó de un sueño revuelto en una estancia blanca y acolchada, sólo ornada con un espejo incrustado; cuando los vapores de Morfeo le abandonaron definitivamente y dispuso de toda la capacidad de su seso, se percató con prestancia de que el tal espejo, desde el otro lado, se tornaba en diáfano cristal y que seguramente alguien observaba su despertar tal y como una madre a su hijo mira desperezarse, bostezar y abrir al mundo sus ojos curiosos aunque ciertamente con otras intenciones que las propias de la amable maternidad. Suponiéndose observado, mantuvo la calma y entrecerró la vista adoptando una posición meditativa y suficiente, tal y como los gurús cruzan las piernas y depositan en las rodillas los dorsos de las manos, irguiendo la espalda y volviendo los globos hacia su propio interior, siguiendo con la mirada de la imaginación los destellos eléctricos que los retorcidos axones usan para comunicar las ideas que en el propio cerebro nacen y mueren.
Los mejores gobernantes son apenas conocidos por sus vasallos;
Los siguientes mejores son amados y alabados;
Los siguientes son temidos;
Los siguientes despreciados:
No tienen fé en sus vasallos,
Por tanto, sus vasallos tampoco tienen fé en ellos.

Avatar de Usuario
LOKKI
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 8183
Registrado: Dom Jul 16, 2006 6:56 pm
Ubicación: Asgard

Re: RELATO ENCADENADO II

Mensaje por LOKKI » Mié Sep 26, 2012 4:41 pm

jevymetal escribió:Al darse media vuelta,vio a Lokki que entraba por la puerta,ante tanta fealdad,su corazon no lo pudo resistir y murio de un infarto.
FIN.

Ya hablaremos vos y yo,ya... :evil: :evil: :evil: :evil: :evil:
"Toda convicción es una cárcel"-F.Nietzsche

"El hombre ha nacido libre y en todas partes se halla encadenado"-Rousseau

"Estos días azules y este sol de la infancia..."- A.Machado.

Avatar de Usuario
LOKKI
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 8183
Registrado: Dom Jul 16, 2006 6:56 pm
Ubicación: Asgard

Re: RELATO ENCADENADO II

Mensaje por LOKKI » Mié Sep 26, 2012 4:47 pm

Y por cierto,creo que al Jevy se le ha olvidado poner en su relato (¡Ejem!),aquello de "Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia"

:roll:
"Toda convicción es una cárcel"-F.Nietzsche

"El hombre ha nacido libre y en todas partes se halla encadenado"-Rousseau

"Estos días azules y este sol de la infancia..."- A.Machado.

Avatar de Usuario
Mieira
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 11859
Registrado: Sab Jun 12, 2010 12:41 pm
Ubicación: Tudela

Re: RELATO ENCADENADO II

Mensaje por Mieira » Mié Sep 26, 2012 6:29 pm

[...] La profesión del detective privado sitúa a su dueño en el filo de la navaja: a menudo sabe demasiado, maneja información comprometida, aquella cuyo propietario original jamás hubiera querido que fuera hallada y contada a otros, dejándole a la altura de un ridículo caracol al que han despojado de su concha protectora. Poco imaginaba Imnogud al confiarle el boleto millonario a Cromagnon que un amante despechado, pillado in-fraganti por la tercera en discordia gracias al buen oficio del detective, iba a vengarse precisamente ese día de él, arrebatándole la vida en una vendetta puñalesca.

Cuando Lokki, aprendiz de detective y ayudante ocasional del difunto, recién salido del gimnasio donde entrenaba duramente sus músculos, perfectamente duchado y acicalado, rasurada su interesante mandíbula cuadrada la cual posee, como es bien sabido, cualquier tipo duro...decíamos que cuando Lokki entró en el despacho y contempló atónito la escena del crimen, sintió que las piernas se le aflojaban, no en vano no era Matt Damon en "El caso Bourne" sino un simple aficionado a su lado. Estuvo a punto de caer de rodillas pero primero, no quiso mancharse, y segundo, su sagaz instinto le avisó de que semejante gesto fatal podría incriminarle. "¡Dios mío, un crimen, aquí ha habido un crimen!!- pensó aterrorizado- ¿Y si me creen culpable? Ayer mismo me oyeron discutir a gritos con él, ¿quién va a creer a un pobre diablo como yo?"

En ese momento Lokki no era ejemplo de raciocinio sino de instinto (de autoprotección), y siguiendo tal instinto decidió poner pies en polvorosa...pero no tan rápido, amigos. Cromagnon le debía una pequeña minuta por favores recibidos. Así que Lokki aún tuvo tiempo de acercarse al escritorio y echar un rápido y nervioso vistazo, por si a su jefe le hubiera dado por tener preparado el sobre que solía tenderle cuando llegaba. Sí, había un sobre. Lokki lo cogió y sin siquiera comprobar su contenido entonces sí, huyó.

Los bares de San Nicolás fueron testigos esa tarde del deambular de nuestro gimnasta. No solía beber alcohol, pero qué cojones, no todos los días uno presencia la escena de un crimen y necesita aplacar los nervios. Camarero, otra ronda. Qué buena está esa rubia. Camarero, otra más. Eh, tú, sin pisar, que soy cinturón negro de judo. Camarero, tengo el vaso vacío, haga el favor. ¡Camarero!

Cuando al día siguiente Lokki emergió del coma etílico en brazos de la rubia del bar, se conectó al Diario de Noticias vía internet, como era su costumbre. Patitieso y con el aliento aún sin dulcificar, leyó la crónica del crimen. Después, se conectó a su correo electrónico, donde halló un mensaje de ese mozo tan parecido a John Lennon que era íntimo de su jefe y que le preguntaba si no sabría, por un casual, de la existencia de cierto boleto.

Lokki comprobó el sobre. Allí dentro estaba el boleto. Tardó unos segundos en comprobar el premio, unos pocos más en abandonar el piso de la rubia y sumergirse en las transitadas calles de San Juan.

Lokki era un tío noble, pero en ese momento no recordaba si había estado en la escena del crimen. No, sinceramente no lo recordaba.

Quien sí tenía la memoria intacta era Kant: sabía muy bien de los métodos disuasorios de esos matones a sueldo, no en vano había sido durante un breve y equivocado tiempo de su vida uno de ellos. ¿Estaría aún en Pamplona? ¿Tenían allí también una de sus guaridas? Kant no pensaba en tirar la toalla, aún no: sólo confiaba en que los que abrieran esa puerta no fueran Eastwood y Kruger, en que les hubiera tocado a otros seguirlo y custodiarlo. Cuestión de probabilidad, como ganar un boleto de la primitiva...

Ibrahim
5 de mayo
5 de mayo
Mensajes: 736
Registrado: Vie Jul 06, 2012 6:31 pm

Re: RELATO ENCADENADO II

Mensaje por Ibrahim » Mié Sep 26, 2012 7:33 pm

… Pasaban las horas y Kant no obtenía más información para su nuevo estado que la del silencio y la soledad. Las conjeturas sobre la suerte de su futuro y el del boleto se atropellaban en su mente una y otra vez. Aquel tipo, el Lennon, en el paraíso del porro eterno y él…. También se lamentaba continuamente de haber escogido al autobús como medio para viajar, “si al menos hubiese venido en tren… ah! si hubiera estado el TAV seguro que lo hubiese hecho, tan solo hubiera adelantado media hora con el tren actual pero por fin me podía permitir pagar el pasaje y aunque fuera por el solo hecho de gastar… ahora que podía…, sí, hubiera venido en tren”. Finalmente, desbordado por todo aquel enjambre interior decidió poner orden en su cabeza comenzando por lo inmediato, “pero todo eso ya no tiene vuelta atrás, además las autojustificaciones absurdas no me sacarán de aquí. Ahora lo necesario, lo imperioso, es salir de esta situación y para eso necesito datos; incluso diría que están esperando a que mueva ficha. Pues vamos con ello”, pensó

- “¡Agua!” –gritó y escuchó su voz con extrañeza y alivio

Tras unos diez segundos de espera que Kant juzgó calculada obtuvo respuesta desde una garganta masculina

- “Desiree te la llevará”

De uno de los laterales se abrió una puerta y una bella y elegante –vestida como para ir de boda- mujer morena entró en la estancia portando un vaso de agua y avanzó hacia él. Sus labios eran sensuales, su boca entreabierta e insinuante y portaba un talle y unos muslos que merecían encontrarse en una isla desierta, juzgó Kant y no en iglesia ni local de moda ni tampoco allá. La mujer extendió el brazo con el vaso hacia el preso pero Kant la asió por el antebrazo

- “Te advierto nena que soy un tipo tosco y viril y que gusto a algunas mujeres. Especialmente a las más relamidas” – le dijo en un tono bajo, sólo para ella.

Desiree se deshizo del contacto sin derramar una gota y una voz que Kant no esperaba oír salió de su boca

- “Mira tío, te advierto yo que conmigo das en hueso, además, a mí porqué me cuentas eso, tú eres tonto o qué!. Y te advierto igualmente que encima soy familia de Uno más”.

No, Kant no conocía al tal Uno más, ni siquiera había oído nunca su nombre, pero había algo en la voz y en la intención que lo dejó pálido

Avatar de Usuario
Mieira
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 11859
Registrado: Sab Jun 12, 2010 12:41 pm
Ubicación: Tudela

Re: RELATO ENCADENADO II

Mensaje por Mieira » Jue Sep 27, 2012 10:23 am

...Desirée salió contoneándose ante el prisionero; era indudable que este tipo no era de Pamplona, pues de lo contrario hubiera conocido al legendario Uno más. ¿Para qué la habían elegido a ella, para tentar al prisionero? Habría que ver si era tan fiero como lo pintaban o sólo un descerebrado más.

Kant no estaba sorprendido por la presencia femenina, ya contaba con ello. Alguno de los botarates de la cúpula debía pensar que si una vez fue débil ante los encantos de una mujer, iba a volver a serlo. ¡Ja!. Como si ella tuviera comparación, como si existiera rival a su altura; como si hubiera criatura en este mundo que pudiera parecerse siquiera a ella, a la mujer que fue capaz de denunciar a su proxeneta, a la víctima que se convirtió en verdugo, a la poseedora de esos ojos negros y fríos que sólo él sabía en cuán ardientes se podían tornar. Marian...sólo el hecho de pronunciar su nombre ya le dolía.

Lo último que supo de ella fue que había utilizado los servicios de un detective privado, un tal Urbizu, y que la cúpula se había valido de éste para encontrarla. Que se había deshecho de su perseguidor con mano de acero, mediante su maquiavélico y mortífero stiletto, y que había logrado cruzar el charco no sin antes haber puesto a buen recaudo todo el dinero robado al capo. Quien roba a un ladrón tiene cien años de perdón, y además él a Marian se lo perdonaba todo.

Kant rió. Quién iba a decirles que ahora ambos contaban con dos fortunas, salvo que la suya estaba en un boleto y en manos de un tipo parecido a John Lennon. Se preguntó si en caso de poder salir de ahí Pamplona sería lo suficientemente grande como para no poder dar con Lennon.

Se preguntó cuánto tiempo le quedaba para poder seguir viviendo sin Marian. Y la echó como nunca de menos. Y la deseó con todas sus fuerzas.

Mientras, en la otra punta de Pamplona, Lokki deambulaba imaginando cómo sería su vida de millonario. Coches, viajes, masajes y voluptuosas masajistas desfilaban ante sus ojos haciendo que su frente se perlara de sudor. Pero, maldita sea, Imnogud sabía que él podía tener ese boleto que no le pertenecía. ¿Y qué era lo que él sabía en realidad de Imnogud?

Exactamente la misma pregunta sobre Lokki se hacía Imnogud mientras se tomaba una birra en el bar regentado por Jevymetal y Charlina.

Curiosamente, no sólo se preguntaba también por la suerte que habría corrido el tipo de la estación sino que una cuestión había empezado a colarse en su pensamiento, como a través de una rendija libre de cualquier pensamiento solidario y justiciero.

Imnogud se preguntaba cómo sería su vida en caso de tener cuarenta y cuatro millones de euros a su disposición.

Avatar de Usuario
Emo
6 de junio
6 de junio
Mensajes: 1006
Registrado: Dom Abr 30, 2006 7:09 pm
Ubicación: Estado Independiente de Navarra
Contactar:

Re: RELATO ENCADENADO II

Mensaje por Emo » Jue Sep 27, 2012 2:03 pm

Incontinente. Incontinente sería su vida si se adueñase de los millones; pero el boleto no estaba ya en su poder, sino en las manos de ese ayudante con nombre de timador nórdico; seguramente el mismo que había dado pasaje al detective (Imnogud empezaba a especular, que es lo mismo que hacer reflexiones sin fundamento, lo que tiene que ver con la reflexión de la luz en los espejos o espéculos y con las imágenes irreales y distorsionadas que emiten), y que se beneficiaría del premio vendiendo el boleto (manchado de sangre neanderthal) en el mercado negro de la Mañueta.
Irreflexiva. Irreflexiva fue la decisión de Imnogud de alquilar un primer piso destartalado encima de Aceitunas Valero y dedicarse a entrever por las rendijas de la persiana a quienes acudían al mercado ilegal de la rúa de los baños, y esperar la aparición de Lokki de quien conocía, por un retrato a dos que había en la oficina del detective, la cara y la apariencia.
Apabullante. Apabullante fue la llegada de Lokki a la mañueta, chaqueta esmeralda y pantalones encarnados, zapatos tintados como cuero de frisona, disimulado su aspecto con una calva imponente, brillante, recién estrenada tras el rapado a máquina casero, nevadas las sienes con polvos de arroz y parapetado tras unas enormes gafas de pasta imitación carey. Las huestes de viandantes se abrían a su paso como bloques ante un rompehielos, flish-flash se creaba a su paso un vacío en el gentío que él ocupaba frentialtecido, haciendo resonar cuesta abajo la suela de madera pulida de sus tacones.
Irrefrenable. Irrefrenable sonaba la risa de Imnogud tras las lamas de la persiana, viendo descender la calle a un fantoche vestido de Ruiz de la Prada, meneando caderas y ahuyentando moscas con un bolsito Hello Kitty; lo imaginó jugando con un pepino de Valero tamaño continental y olvidó momentaneamente el rostro anguloso y el peinado impoluto que de Lokki estaba buscando. Curioso, observó cómo ese Paco Clavel de tonsurado cráneo se paraba a trapichear con el rey de los bajos fondos, un adorable apóstata de barba encanecida, gestos fatuos y vaporosos y mirada penetrante de apodo Labrit.
Misericorde. Misericorde mirada emiteron los ojos de Labrit cuando un chalado vestido de verde y rosso le propuso venderle un boleto de lotería premiado a cambio del 95% de su valor; exasperantes sus lamentos al quejarse del escaso beneficio que un boleto tan sospechoso le daría, seguramente ahíto de maldades y crímenes; ladino su gesto al conseguirlo por las tres cuartas partes del premio y apremiante su discurso explicando el proceder de ambos a partir de ese momento, el lugar y tiempo concreto del intercambio y el recordatorio: "Jamás nos habremos visto a partir de ese momento"
Idiotizado. Idiotizado quedó el rostro de Imnogud cuando reconoció la barbilla cuadrada de Lokki tras la máscara y bajo la calva; mercurial, bajó a trompicones la crujiente escalera hasta la calle; sorteando a compradores de cebolletas y zapatillas, se tiró calle arriba tras Lokki que ya había doblado la esquina hacia Mercaderes y como una centella corrió cuanto pudo hacia esa espalda esmeralda que se perdía en el gentío; tropezó y derribó a un hippie que parecía John Lennon: no se entretuvo en pedirle perdón.

Enkantada. Así se había quedado Desiree tras ejercer de aguadora.
Deseante había quedado Kant y confuso. El narcótico que acababa de tomar oculto en el agua comenzó a hacer su efecto y paraísos de colores comenzaron a desfilar por su cerebro liberado de ataduras. No vió que la puerta se abría y que dos espaldas oscuras lo arrastraban hacia afuera.
Los mejores gobernantes son apenas conocidos por sus vasallos;
Los siguientes mejores son amados y alabados;
Los siguientes son temidos;
Los siguientes despreciados:
No tienen fé en sus vasallos,
Por tanto, sus vasallos tampoco tienen fé en ellos.

Avatar de Usuario
Mieira
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 11859
Registrado: Sab Jun 12, 2010 12:41 pm
Ubicación: Tudela

Re: RELATO ENCADENADO II

Mensaje por Mieira » Vie Sep 28, 2012 12:06 am

Estupefacto. Estupefacto se quedó Labrit cuando un motorista pasó a escasos centímetros de su persona y le arrancó el boleto que aún no había tenido tiempo de ocultar. ¡Mal rayo te parta, gañán!- gritó al motorizado mientras éste aceleraba como alma que lleva el diablo.

Unos metros más adelante, Imnogud se dejaba hasta la entretela en la frenética carrera de persecución; el flato ya no era un pinchazo, era un profundo quejío que le tenía martirizado, pero se resistía a perder de vista a Lokki. ¡Mozo, mozo!! le gritaba enfebrecido, como si el susodicho fuera a detenerse por acto caritativo.

De pronto, Imnogud vio su paso bloqueado por una Harley-Davidson imponente, cuyo conductor dio un frenazo acompañado de pirueta al más puro estilo americano.
- ¡Sube, rápido, sube!
- ¿Pero qué diablos...?
- ¡Las preguntas después!

Jevymetal lo había calado cuando Imnogud se tomaba la birra en su garito. Nadie pregunta con tanta insistencia sobre lo que pasaría en caso de tener un boleto millonario, nadie se pregunta sobre el grado de culpa que hay en usurpar el premio a otro, Imnogud no sabía disimular; era más cándido que John Lennon cantando "Imagine" (all the pipoooooool, tarareaba jevy bien apoltronado en el cómodo sillín).

Al pasar a la altura de Lokki, Jevy le mostró una peineta, saltándose la prohibición vigente en la ciudad desde que semejante gesto fuera demonizado a raíz de la hazaña ya legendaria de un tal profesor Patata. Después, condujo hasta el "Antro Metal", donde reunidos en cónclave junto con Charlina, la parienta del jevy, contemplaron en silencio el boleto.
O mejor dicho, los cuarenta y cuatro millones de euros los contemplaron a ellos desde la oscura barra.

Furioso, Lokki se despojó de la vestimenta de Paco Clavel.

Cabreado, muy cabreado, Labrit dio órdenes estrictas de encontrar a Lokki. Ahí había gato encerrado y él quería saber. Su lugarteniente, R.Paul, iba a ser el encargado, aunque tuviera que ir a sacarlo a rastras de su querida Tudela, donde pernoctaba cada vez con mayor frecuencia.

En algún lugar, Kant iba a ser sometido a un duro interrogatorio sobre el paradero de Marian. No importaba, ella nunca le había desvelado cuál era, por la propia seguridad de ambos.

En otro remoto lugar, ella era informada de la desaparición de su hombre.

Su mirada se tornó en puro hielo.
(Sólo Kant hubiera advertido en ella el más puro fuego)

Avatar de Usuario
Emo
6 de junio
6 de junio
Mensajes: 1006
Registrado: Dom Abr 30, 2006 7:09 pm
Ubicación: Estado Independiente de Navarra
Contactar:

Re: RELATO ENCADENADO II

Mensaje por Emo » Vie Sep 28, 2012 12:45 pm

Sobre el interrogatorio de Kant

-¿Iba a ser Kant sometido a un interrogatorio?: Sí, a la sazón en este momento.
-¿Quiénes iban a ser los interrogadores?: Dos personas de sexo masculino, ambos vestidos con traje negro, camisa negra, corbata negra, gafas de sol negras, zapatos negros y piel blanca.
-¿Conocían los interrogadores la información que debían obtener?: Sí y no. Sí el asunto general y el tipo de respuesta que tenían que conseguir. No el resultado concreto.
-¿Conocía Kant la información que se intentaría sonsacarle?: Con dudas, sí y no.
-Desarrolle esta respuesta: Con dudas sobre si el objetivo del interrogatorio sería el boleto de lotería o la localización de Marian. Sí, sabía dónde se escodía Marian. No, no sabía dónde se encontraba el boleto de lotería.
-¿Cuál era, de los nombrados, el objeto del interrogatorio?: Ambos.
-¿Conocemos la identidad de los sonsacadores?: No sus nombres, pero sí sus alias.
-¿Cuáles son los alias de los sonsacadores?: Uno de ellos Da Vinci y el otro Zumaque, indistintamente.
-¿Por qué indistintamente?: Porque por su apariencia tan similar no nos es posible distinguirlos.
-¿Conocemos la identidad del interrogado, y de ser así cuál es?: Sí: se hace llamar Kant.
-¿Tiene alguna relación de parentesco o admiración por el filósofo Kant?: No, no la tiene.
-¿Por qué entonces ostenta ese nombre?: Porque así lo decidieron sus padres en el momento de inscribirlo en el censo de recién nacidos.
-¿Qué métodos usaron los interrogadores para sonsacar a Kant?: En primer lugar, las buenas palabras. En segundo lugar, las amenazas. En tercer lugar, la música repetitiva. En cuarto lugar, la tortura. En quinto lugar, las drogas.
-¿Consiguiron resultados con los dos primeros métodos?: No.
-¿Consiguió su efecto el tercer método?: No.
-¿Qué música se empleó en el tercer método?: Íntegramente, de John Lennon.
-¿Qué tipo e intensidad de torturas emplearon?: En primer lugar, clavar astillas bajo las uñas. En segundo lugar, corrientes eléctricas en los testículos. En tercer lugar, fractura de ambos meñiques de las manos con un cascanueces.
-¿Consiguieron lo que buscaban con la tortura?: No.
-¿Qué drogas emplearon después?: El llamado suero de la verdad.
-¿En qué consiste exactamente ese suero?: En una dilución de tiopentato de sodio.
-¿Qué es el tiopentato de sodio?: Un barbitúrico de acción ultracorta cuya fórmula desarrollada es (RS)-5-etil-6-oxo-5-pentan-2-il-2-sulfanil-pirimidin-4-olato de sodio.
-¿Cómo se administra este fármaco?: El fármaco puede administrarse por vía endovenosa, intramuscular o rectal.
-¿Cómo se le administró a Kant?: Por vía rectal.
-¿Con qué motivo y de qué manera concreta?: Para que la administración fuese más desagradable, vergonzosa y alienante. Se introdujo en forma de enema de 250 centímetros cúbicos a una dilución desconocida por los interrogadores, ayudados por una cánula Rüsch dotada de globo antirreflujo.
-¿Cuándo se consiguieron los efectos de la droga?: A los diez minutos exactos de administrarla.
-¿Fueron los efectos satisfactorios?: Sí, no y sí.
-Desarrolle esta respuesta: Sí para los interrogadores en el sentido de que los efectos barbitúricos fueron plenos en forma de sedación desconcertante, habla balbuceante, alucinaciones y verborrea. No para los interrogadores, en el sentido de que no obtuvieron la respuesta que deseaban. Sí para Kant, en el sentido de que no dio la respuesta que los interrogadores deseaban.
-¿Qué sucedió después de que Kant no hablase?: Que el efecto hipnótico aumentó, sumiendo a Kant en la inconsciencia. Que los interrogadores cesaron en su empeño viendo inútil seguir en ese estado. Que Kant fue devuelto a su celda.
Los mejores gobernantes son apenas conocidos por sus vasallos;
Los siguientes mejores son amados y alabados;
Los siguientes son temidos;
Los siguientes despreciados:
No tienen fé en sus vasallos,
Por tanto, sus vasallos tampoco tienen fé en ellos.

Avatar de Usuario
Mieira
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 11859
Registrado: Sab Jun 12, 2010 12:41 pm
Ubicación: Tudela

Re: RELATO ENCADENADO II

Mensaje por Mieira » Vie Sep 28, 2012 3:53 pm

Al mismo tiempo que Kant era víctima de semejante tortura, una mujer caminaba con paso firme por la terminal del Aeropuerto Internacional Owen Roberts, George Town, Islas Caimán. Grandes gafas de sol camuflaban en parte su rostro, que se adivinaba muy bello, enmarcado por un largo y brillante cabello negro. Portaba un maletín, iba cubierta por una elegante gabardina y calzaba con elegancia unos finísimos stilettos. Pasaporte: falso. Destino final: Pamplona.

Al mismo tiempo que la drogada conciencia de Kant rememoraba la figura de Marian, la sonrisa de Marian, la insoportable ausencia de Marian, ella sólo tenía un destinatario en su lúcido pensamiento: Kant. Durante seis meses había permanecido en la isla, disfrutando de una vida de lujo gracias al dinero robado al proxeneta que había hecho de su vida un infierno, y que había evadido gracias a una sólida red fiscal urdida por sus "hombres de paja"; durante seis meses había esperado con paciencia el momento de lograr sacar a Kant del país, burlando la estrecha vigilancia a la que estaba siendo sometido por sus antiguos compañeros. Su principal fuente, un hombre llamado Cansino, le había informado de la desaparición de Kant, cuyo rastro se perdía en la estación de autobuses de Pamplona. Cansino, hombre rudo de pelo en pecho (que ocultaba celosamente su mayor secreto, el cual consistía en que se subía aterrorizado a una silla cada vez que creía ver a un roedor y chillaba en un tono agudo, alcanzando el do de pecho al subir la nota hacia el paladar, como en una especie de bostezo, y llevándola mediante un ángulo imaginario de 45 grados hacia los resonadores faciales de la cara)...decíamos que Cansino, el incansable sabueso Cansino, había soportado estoicamente la bronca de su jefa por culpa de haber perdido el rastro de Kant.

Cansino se encaminaba hacia el aeropuerto de Barajas.

Mientras, Desirée entraba para comprobar el estado de Kant. Al verlo, no pudo evitar sentir compasión.

Entretanto, el cónclave formado por Imnogud, Jevy y Charlina seguía inmerso en el mismo dilema: qué hacer, cobrar los cuarenta y cuatro millones de euros o guardar el boleto hasta descubrir la identidad de su dueño.

Imno no podía olvidar la cara aterrorizada de éste.

Imno pidió a Jevy que pusiera "Imagine" en su local, el "Antro Metal".
Y se resignó cuando Jevy le señaló a su amigo el cartelito de "Reservado el Derecho de Admisión".

Avatar de Usuario
ANA-KONDA
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 7909
Registrado: Sab Ene 04, 2003 6:16 pm

Re: RELATO ENCADENADO II

Mensaje por ANA-KONDA » Vie Sep 28, 2012 9:06 pm

Desirée se arrepintió pronto de sentir lástima por Kant. Tenía que sacarle la información como fuera porque era consciente que cada hora que pasaba sería más difícil dar con el boleto.

Salió al balcón; era un día luminoso, pero frío, Encendió un Camel y dío una larga, larguísima calada y mientras expulsaba poco a poco el humo relajando los pulmones, su cerebro pensó que si Da Vinci y Zumaque no habían conseguido nada, tendría que utilizar su ultima opción, a pesar que sabia que si fracasaba ya no habría vuelta atrás. Kant sería un vegetal con el cerebro roto, incapaz de distinguir cuál sería su mano derecha.

Sacó del bolsillo trasero su Iphone cinco y marcò un número. Esperó pacientemente......

¿Bitxejo? Te necesito. Tengo un ca... que no quiere hablar pero tienes que hacer tu mejor trabajo. Hay cuarenta y cuatro millones en juego....

..... Sí. Da Vinci y Zumaque fracasaron. Sólo han conseguido que no haga más que irse de varetas....


.... Bueno, está medio muerto, pero se recuperará

..... Ten cuidado...... Sí. Ten cuidado cuando..... ¿Tu parte?...

----- Eres un ........ ¡Vale! El cinco....... Joder, el ocho por ciento y no me líes más......

.... Bien. Te veré donde siempre. No llegues tarde....... Bay bay.

Colgó. Y maldijo interiormente.

- Ese pedazo de liante ca......... Ya veré si le pago o le pego un tiro.
Imagen

Responder