Despedida y cierre

Opine sobre cualquier noticia del día que le haya parecido interesante o polémica. Sociedad, política, economía...

Moderador: Diario de Noticias

Responder
NaBarrikola
4 de abril
4 de abril
Mensajes: 552
Registrado: Lun Ago 06, 2018 7:54 pm

Despedida y cierre

Mensaje por NaBarrikola » Mié Ene 02, 2019 2:12 pm

DADAS LAS ULTIMAS INTERACCIONES EN ESTE FORO, ME DESPIDO DEL MISMO, no me ofrece nada, salvo muy honrosas excepciones (Rotean, Basoko) lo mismo me da encender la tele que leeros, y la tele no veo, tampoco veo que os interese lo que aporto y preferis insultarme y provocarme y hay determinados insultos que no tolero, sobre todo los de racista, xenofobo, machista, fascista etc , esperaba haber encontrado visiones alternativas pero veo que el nivel es muy bajo y que el 99% de las intervenciones es un calco de lis grupos de intereses mayoritarios representados a ttraves de los medios de comunicacion del stablishment y de los partidos politicos que representan la ideologia dominante,, de la cual sois victima y verdugo, patetico...

Aqui os dejo mi ultima aportacion en forma de entrevista a uno de los pensadores y escritores del pais vecino que tiene mucho que aportar con su analisis, que jamas aceptareis.

Agur, Osasuna ta Indarra, ni agua a los enemigos feministas multiculturales autonomistas enemigos de la nacion vasca de Navarra


  

Daniel Bernabé: "Carmena me parece una señora muy de orden y muy conservadora"BELÉN SARRIÁ 02.01.2019 - 06:29h

"La sociedad está mucho más dividida que hace 40 años", asegura el autor.La diversidad, asegura, rompe la acción colectiva y cimenta la división social.

El periodista y escritor Daniel Bernabé. ENRIQUE CIDONCHA

Del marxismo al capitalismo, de la lucha de clases a la cultura identitaria, de la colectividad al individualismo... unos conflictos culturales que sin duda mantienen fragmentada a la sociedad y que preocupan a Daniel Bernabé. El autor de La trampa de la diversidadasegura que ésta rompe la acción colectiva y cimenta la división social y el neoliberalismo. Critica a la izquierdadesde la propia izquierda.

¿Cuál es la trampa de la diversidad?
Este libro trata de cómo ha cambiado nuestra relación con la política en los últimos 40 años. Antes era grupal y de clase; ahora, individual y aspiracional.

ADVERTISING

Su libro es una enmienda al individualismo. Pero, ¿acaso no han sido individuos quienes han hecho avanzar el mundo?
No. Eso es lo que a la hegemonía cultural dominante le interesa que pensemos. Desde pequeños nos han educado en la biografía de los grandes hombres... pero al final, la historia del ser humano es la historia de la lucha de clases. Las grandes figuras son la guinda del pastel, pero lo que cambia la historia son los sistemas económicos. Vivimos un momento de sobrerrepresentación de las individualidades identitarias. El nazismo habría ocurrido igualmente sin Hitler...

Explica en el libro que la arquitectura es el espejo de la sociedad en la que vivimos. ¿Es el urbanismo de Carmena la nueva expresión del poder?
Es una nueva expresión de la debilidad del poder político. La izquierda ha olvidado cómo cambiar el sistema económico. Ha olvidado cómo se hace. Ahora adapta su política a lo existente cuando antes lo cambiaba. Lo que le queda es influir en algunas facetas de la sociedad: urbanismo, desarrollo sostenible... todo etiquetas publicitarias para fingir simbólicamente que su política sigue siendo progresista. Como por ejemplo, la Gran Vía. Carmena me parece una señora muy de orden y muy conservadora.

¿Es el neoliberalismo la nueva palabra del diccionario de izquierdas para referirse a capitalismo?
El neoliberalismo es una etapa del capitalismo donde éste ha perdido cualquier anclaje con su función social. Cuando un sistema económico solo beneficia a una pequeña parte de la población, se niega a sí mismo. Las diferencias sociales han crecido tanto que la sociedad está mucho más dividida que hace 40 años: quien nace de clase trabajadora se queda de clase trabajadora toda la vida.

¿Quién es más neoliberal, Casado o Rivera?
No sabría decirte. La pregunta es cuál de los dos va a respetar los sistemas morales europeos mínimos, porque Rajoy era un político de la antigua usanza que nunca habría jugado con el miedo a la inmigración para ganar un puñado de votos. Rivera surgió para frenar a Podemos y al ambiente de irreverencia social que había hace cinco años. Casado representa al aznarismo dentro del Partido Popular. El problema ahora es que existen tres partidos de derechas (PP, Ciudadanos y Vox) que compiten para ver quién la dice más gorda, y una izquierda especialmente acomplejada.

¿Quiénes son actualmente la clase trabajadora: los mileuristas?
En España hay muchas personas de clase trabajadora que no se perciben como tal, porque ha habido un esfuerzo consciente para diluir la identidad de clase. El comerciante que gana 5.000 euros al mes y una chica que dobla camisetas en Zara se consideran de la misma clase media. En casi todos los países occidentales se ha intentado atomizar y destruir la clase trabajadora para evitar un sujeto político trasformador.

¿Ha traicionado Pablo Iglesias a la clase trabajadora con su chalet?
No. A mí no me gusta usar ese tipo de palabras. Aunque en el terreno simbólico es un desastre -determinadas presiones le han llevado cada vez más cerca de ciertos círculos que hacen que no vea lo que está haciendo-, en la realidad es política y económicamente inane que se compre un chalet. La relación del político no tiene por qué ser ejemplificante.

Afirma usted que la clase social escinde la unidad de las mujeres, de los gays y de los inmigrantes. Incluso asegura que un gay debe reconocer su identidad de clase antes de enfrentarse a los problemas...
Al final, la cartera pesa más que la identidad. Patricia Botín se declara a sí misma feminista pero cuando tenga que elegir entre los intereses de su banco y los de las mujeres, elegirá los de su banco.

¿Cómo se desactiva 'la trampa'?
No tengo ni idea. La clave está en ver que la relación con la política tiene que empezar a ser más vivencial y no tanto declaracional. Ahora somos lo que somos en base a lo que decimos y antes éramos lo que hacíamos. Tenemos que vivir la política no como un producto que compramos para fomentar la identidad, sino algo que sirve para cambiar cosas.


La Trampa de la diversidad. Cómo el neoliberalismo fragmentó la identidad de la clase trabajadora http://www.ivoox.com/29269896

Zumaque
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 17100
Registrado: Lun Ago 24, 2009 10:58 pm

Re: Despedida y cierre

Mensaje por Zumaque » Mié Ene 02, 2019 2:26 pm

Revista de Psicologia, Ciències de l’Educació i de l’Esport
ISSN: 1138-3194
Copyright © 2011
http://www.revistaaloma.net
2011 | 29 |
325-340
Correspondencia:
Xavier Carbonell
FPCEE Blanquerna - Universitat Ramon Llull
C/Císter, 34. 08022 Barcelona
xaviercs@blanquerna.url.edu
Los malestares psicológicos en
la sociedad del bienestar

Universitat Ramon Llull
Resumen
En nuestra sociedad, y a pesar de los notables avances en el estado de
bienestar, muchas personas se sienten enfermas y trastornadas ante los
vaivenes de la vida. El infortunio cotidiano tiene hoy día rango de enfer-
medad, muchas veces de enfermedad mental. De ahí, el notable aumen-
to de las consultas en los diferentes dispositivos sanitarios de todo tipo.
El consumo, la tecno-ciencia y el individualismo, los tres sistemas a
través de los cuales tratamos de alcanzar la felicidad en la actualidad,
influyen en la forma en la que experimentamos las adversidades de la
vida. A su vez, los medios de comunicación, la industria farmacéutica,
los profesionales y los pacientes son los agentes implicados en lo que se
ha dado en llamar la medicalización de la existencia. La conclusión es
que las personas experimentan como enfermedades las contradicciones
propias del sistema social.
Palabras clave:
malestar, medicalización, consumo, tecno-ciencia,
individualismo
326
Los malestares psicológicos en la sociedad del bienestar
Los malestares psicológicos en la sociedad del bienestar
Las sociedades occidentales, vaivenes económicos aparte, son cada día
más ricas y resulta obvio que el bienestar ha avanzado considerablemente
en los últimos decenios. No obstante, y a pesar de las encuestas que nos
muestran a una población bastante satisfecha con su vida (Centro de
Investigaciones Sociológicas, 2008a), los diversos tipos de malestares,
físicos, psicológicos y sociales no cesan de aumentar.
Dado el mayor confort material y de servicios sería esperable que
estos malestares remitieran hasta un cierto nivel casi residual, acotado,
quizá, a los márgenes de la sociedad rica. Sin embargo, no es así. De
ahí que profesionales de la medicina, la psiquiatría, la psicología, la
enfermería, la asistencia social, la educación y demás nos veamos ante
la tesitura de atender cada día a más personas que se quejan de ciertos
malestares que quizá tengan más que ver con “estar mal” que con au-
ténticas “enfermedades” (
Márquez y Meneu, 2003; Moynihan y Smith,
2002; Ramos, 2004; Smith, 2002).
La lista podría ser interminable: crisis de ansiedad, depresiones,
distimias, duelos, niños revoltosos –supuestamente hiperactivos–, fatigas
y algias variadas, hipocondrías, disfunciones sexuales, alteraciones de la
personalidad, adicciones de todo tipo, anorexias y bulimias, vigorexias,
dismorfofobias, aislamientos e inhibiciones sociales, adolescentes pro-
blemáticos y malos tratos, entre otros. ¿Cuántas consultas atendemos
hoy día con estas problemáticas? Ahora y aquí esbozaremos sólo algunas
ideas para comprender este fenómeno al que podríamos denominar
psi-
copatologización de la existencia
, que corre paralelo al de la medicalización
de la sociedad (Illich, 1974; Kishore, 2002; Moynihan, Heath y Henry,
2002; Moynihan y Henry, 2006).
Radiografía de la sociedad actual
En la sociedad opulenta en la que nos hallamos hay un axioma básico
e ineludible para la mayoría de nosotros: la búsqueda de la felicidad.
Ser feliz es una especie de mandato incuestionable (Bruckner, 2000).
Superada la época de la escasez y del ahorro, hemos entrado en una
cotidianidad, donde lo que buscamos con más ahínco es la calidad de
vida. Calidad en el trabajo, en las relaciones, en la identidad, en los
estudios, en el ocio y en los servicios que recibimos.
Damos por conquistada la calidad –y por supuesto la cantidad– de
los objetos materiales. Nadie se preocupa hoy día excesivamente por los
niveles de calidad del televisor que acaba de comprar o del ordenador
que necesita para trabajar. Todos, desde el más lujoso al más económico,
han obtenido sus respectivas certificaciones. Y, por si acaso algo falla,
ahí están las garantías del fabricante.

NaBarrikola
4 de abril
4 de abril
Mensajes: 552
Registrado: Lun Ago 06, 2018 7:54 pm

Re: Despedida y cierre

Mensaje por NaBarrikola » Mié Ene 02, 2019 3:25 pm

🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣😃😃😃😃😃😎🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣🤣
Zumaque escribió:
Mié Ene 02, 2019 2:26 pm
Revista de Psicologia, Ciències de l’Educació i de l’Esport
ISSN: 1138-3194
Copyright © 2011
http://www.revistaaloma.net
2011 | 29 |
325-340
Correspondencia:
Xavier Carbonell
FPCEE Blanquerna - Universitat Ramon Llull
C/Císter, 34. 08022 Barcelona
xaviercs@blanquerna.url.edu
Los malestares psicológicos en
la sociedad del bienestar

Universitat Ramon Llull
Resumen
En nuestra sociedad, y a pesar de los notables avances en el estado de
bienestar, muchas personas se sienten enfermas y trastornadas ante los
vaivenes de la vida. El infortunio cotidiano tiene hoy día rango de enfer-
medad, muchas veces de enfermedad mental. De ahí, el notable aumen-
to de las consultas en los diferentes dispositivos sanitarios de todo tipo.
El consumo, la tecno-ciencia y el individualismo, los tres sistemas a
través de los cuales tratamos de alcanzar la felicidad en la actualidad,
influyen en la forma en la que experimentamos las adversidades de la
vida. A su vez, los medios de comunicación, la industria farmacéutica,
los profesionales y los pacientes son los agentes implicados en lo que se
ha dado en llamar la medicalización de la existencia. La conclusión es
que las personas experimentan como enfermedades las contradicciones
propias del sistema social.
Palabras clave:
malestar, medicalización, consumo, tecno-ciencia,
individualismo
326
Los malestares psicológicos en la sociedad del bienestar
Los malestares psicológicos en la sociedad del bienestar
Las sociedades occidentales, vaivenes económicos aparte, son cada día
más ricas y resulta obvio que el bienestar ha avanzado considerablemente
en los últimos decenios. No obstante, y a pesar de las encuestas que nos
muestran a una población bastante satisfecha con su vida (Centro de
Investigaciones Sociológicas, 2008a), los diversos tipos de malestares,
físicos, psicológicos y sociales no cesan de aumentar.
Dado el mayor confort material y de servicios sería esperable que
estos malestares remitieran hasta un cierto nivel casi residual, acotado,
quizá, a los márgenes de la sociedad rica. Sin embargo, no es así. De
ahí que profesionales de la medicina, la psiquiatría, la psicología, la
enfermería, la asistencia social, la educación y demás nos veamos ante
la tesitura de atender cada día a más personas que se quejan de ciertos
malestares que quizá tengan más que ver con “estar mal” que con au-
ténticas “enfermedades” (
Márquez y Meneu, 2003; Moynihan y Smith,
2002; Ramos, 2004; Smith, 2002).
La lista podría ser interminable: crisis de ansiedad, depresiones,
distimias, duelos, niños revoltosos –supuestamente hiperactivos–, fatigas
y algias variadas, hipocondrías, disfunciones sexuales, alteraciones de la
personalidad, adicciones de todo tipo, anorexias y bulimias, vigorexias,
dismorfofobias, aislamientos e inhibiciones sociales, adolescentes pro-
blemáticos y malos tratos, entre otros. ¿Cuántas consultas atendemos
hoy día con estas problemáticas? Ahora y aquí esbozaremos sólo algunas
ideas para comprender este fenómeno al que podríamos denominar
psi-
copatologización de la existencia
, que corre paralelo al de la medicalización
de la sociedad (Illich, 1974; Kishore, 2002; Moynihan, Heath y Henry,
2002; Moynihan y Henry, 2006).
Radiografía de la sociedad actual
En la sociedad opulenta en la que nos hallamos hay un axioma básico
e ineludible para la mayoría de nosotros: la búsqueda de la felicidad.
Ser feliz es una especie de mandato incuestionable (Bruckner, 2000).
Superada la época de la escasez y del ahorro, hemos entrado en una
cotidianidad, donde lo que buscamos con más ahínco es la calidad de
vida. Calidad en el trabajo, en las relaciones, en la identidad, en los
estudios, en el ocio y en los servicios que recibimos.
Damos por conquistada la calidad –y por supuesto la cantidad– de
los objetos materiales. Nadie se preocupa hoy día excesivamente por los
niveles de calidad del televisor que acaba de comprar o del ordenador
que necesita para trabajar. Todos, desde el más lujoso al más económico,
han obtenido sus respectivas certificaciones. Y, por si acaso algo falla,
ahí están las garantías del fabricante.

NaBarrikola
4 de abril
4 de abril
Mensajes: 552
Registrado: Lun Ago 06, 2018 7:54 pm

Re: Despedida y cierre

Mensaje por NaBarrikola » Mié Ene 02, 2019 3:27 pm

De Propina

[youtube]https://youtu.be/4-LlooPkJ-Y[/youtube]

NaBarrikola
4 de abril
4 de abril
Mensajes: 552
Registrado: Lun Ago 06, 2018 7:54 pm

Re: Despedida y cierre

Mensaje por NaBarrikola » Mié Ene 02, 2019 9:00 pm

Epilogo :D

La práctica de la difamación ritualCómo se controlan los valores, las opiniones y las creencias en las sociedades democráticas

Proyecto Karnayna

Dec 31, 2018

Escrito por Laird WiLcox

La bruja (The witch). Litografía sobre los Juicios de Salem. Joseph E.Baker

La difamación es la destrucción o intento de destrucción de la reputación, estatus, carácter o posición en la comunidad de una persona o grupo de personas por medio de un discurso o publicación erróneo, injusto o malicioso. Para los propósitos de este ensayo, el elemento central es la difamación en represalia por las actitudes, opiniones o creencias reales o imaginarias de la víctima, con la intención de silenciar o neutralizar su influencia, y/o hacer un ejemplo de ellas para desalentar la independencia y la “insensibilidad” o la no observancia de tabúes similares. Se diferencia en naturaleza y grado de la simple crítica o desacuerdo en que es agresiva, organizada y hábilmente aplicada, a menudo por una organización o representante de un grupo de interés especial, y en que consta de varios elementos característicos.

La difamación ritual no es ritualista porque siga ninguna doctrina religiosa o mística prescrita, ni esté incluida en ningún documento o texto en particular. Más bien, es ritualista porque sigue un patrón predecible y estereotipado que abarca una serie de elementos, como en un ritual.

Los elementos de la difamación ritual son estos:

En una difamación ritual, la víctima debe haber violado un tabú en particular de alguna manera, normalmente expresando o identificándose con una actitud, opinión o creencia prohibida. No es necesario que “haga nada” al respecto ni que emprenda ninguna acción en particular, basta que participe en alguna forma de comunicación o expresión.El método de ataque en una difamación ritual es atacar el carácter de la víctima, y nunca ofrecer más que un desafío superficial a las actitudes, opiniones o creencias particulares expresadas o implicadas. La difamación es su principal herramienta.Una regla importante en la difamación ritual es evitar participar en cualquier tipo de debate sobre la veracidad o razonabilidad de lo que se ha expresado, solo hay que condenarlo. Debatir abre la cuestión al examen y la discusión de sus méritos, y la consideración de la evidencia que puede apoyarla, que es justo lo que el difamador ritual está tratando de evitar. El objetivo principal de una difamación ritual es la censura y la represión.La víctima es a menudo alguien visible al público — alguien que es vulnerable a la opinión pública — aunque tal vez de una manera muy modesta. Podría ser un maestro de escuela, un escritor, un hombre de negocios, un funcionario menor, o simplemente un ciudadano sincero. La visibilidad aumenta la vulnerabilidad a la difamación ritual.Se intenta, a menudo con éxito, involucrar a otros en la difamación. En el caso de un funcionario público, se instará a los demás funcionarios públicos a que denuncien al autor del delito. En el caso de un estudiante, se llamará a otros estudiantes, y así sucesivamente.Para que la difamación ritual sea efectiva, la víctima debe ser deshumanizada en la medida en que se vuelve idéntica a la actitud, opinión o creencia ofensiva, y de una manera distorsionada hasta el punto de mostrarse en su forma más extrema. Por ejemplo, una víctima difamada como “subversiva” será identificada con las peores imágenes de subversión, como el espionaje, el terrorismo o la traición. Una víctima difamada como “pervertida” será identificada con las peores imágenes de perversión, incluyendo el abuso sexual infantil y la violación. Una víctima difamada como “racista” o “antisemita” se identificará con las peores imágenes de racismo o antisemitismo, como linchamientos o cámaras de gas.También para tener éxito, la difamación ritual conllevará presión y humillación a la víctima de todas partes, incluyendo a familiares y amigos. Si la víctima tiene hijos en edad escolar, puede ser objeto de burla y ridiculizada como consecuencia de la publicidad adversa. Si es empleado, la víctima puede ser despedida de su trabajo. Si la víctima pertenece a clubes o asociaciones, se puede instar a otros miembros a que la expulsen.Cualquier explicación que la víctima pueda ofrecer, incluyendo que afirme ser incomprendida, se considera irrelevante. Reclamar la defensa de la verdad para un valor, opinión o creencia políticamente incorrecto se interpreta como un desafío y solo agrava el problema. La difamación ritual a menudo no es necesariamente una cuestión de estar equivocado o acertado, sino más bien de “insensibilidad” y de no observar los tabúes sociales.

Un aspecto interesante de la difamación ritual como práctica es su universalidad. No es específico de ningún valor, opinión o creencia ni de ningún grupo o subcultura. Puede ser utilizado a favor o en contra de cualquier grupo político, étnico, nacional o religioso. Por ejemplo, puede ser utilizado por antisemitas contra los judíos o por judíos contra antisemitas, por derechistas contra izquierdistas o por izquierdistas contra derechistas, etc.

El poder de la difamación ritual reside enteramente en su capacidad de intimidar y aterrorizar. Abarca algunos elementos de las primitivas creencias supersticiosas, como la “maldición” o el “hechizo”. Juega con el miedo inconsciente que tiene la mayoría de la gente a ser abandonada o rechazada por la tribu o por la sociedad y ser aislada de los sistemas de apoyo social y psicológico.

La debilidad de la difamación ritual radica en su tendencia a la exageración y en su evidente maldad. De manera ocasional, la difamación ritual fracasará debido a una mala planificación y a que no se juzga correctamente la vulnerabilidad de la víctima o porque su crueldad genera simpatía de manera inadvertida.

Es importante reconocer e identificar los patrones de una difamación ritual. Como todas las campañas de propaganda y desinformación, se realiza principalmente a través de la manipulación de palabras y símbolos.

No se utiliza para persuadir, sino para castigar. Aunque puede tener elementos cognitivos, su impulso es principalmente emocional. La difamación ritual se utiliza para dañar, intimidar, destruir y perseguir, y para evitar el diálogo, el debate y la discusión de los que depende una sociedad libre. Por estos motivos, debemos oponernos a ella, independientemente de quién intente justificar su uso.

Laird Maurice Wilcox es un investigador estadounidense especializado en el estudio de los movimientos políticos marginales. Es el fundador de la mayor biblioteca académica sobre esta cuestión, la “Wilcox Collection of Contemporary Political Movements”. Autor de varios libros sobre movimientos políticos y los intentos de suprimirlos, la libertad de expresión y las libertades civiles. En Twitter, @LairdMWilcox

Avatar de Usuario
laletxe
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 4515
Registrado: Lun Feb 20, 2006 1:14 am
Ubicación: poray

Re: Despedida y cierre

Mensaje por laletxe » Mié Ene 02, 2019 11:22 pm

NaBarrikola escribió:
Mié Ene 02, 2019 9:00 pm
Epilogo :D

La práctica de la difamación ritualCómo se controlan los valores, las opiniones y las creencias en las sociedades democráticas

Proyecto Karnayna

Dec 31, 2018

Escrito por Laird WiLcox

La bruja (The witch). Litografía sobre los Juicios de Salem. Joseph E.Baker

La difamación es la destrucción o intento de destrucción de la reputación, estatus, carácter o posición en la comunidad de una persona o grupo de personas por medio de un discurso o publicación erróneo, injusto o malicioso. Para los propósitos de este ensayo, el elemento central es la difamación en represalia por las actitudes, opiniones o creencias reales o imaginarias de la víctima, con la intención de silenciar o neutralizar su influencia, y/o hacer un ejemplo de ellas para desalentar la independencia y la “insensibilidad” o la no observancia de tabúes similares. Se diferencia en naturaleza y grado de la simple crítica o desacuerdo en que es agresiva, organizada y hábilmente aplicada, a menudo por una organización o representante de un grupo de interés especial, y en que consta de varios elementos característicos.

La difamación ritual no es ritualista porque siga ninguna doctrina religiosa o mística prescrita, ni esté incluida en ningún documento o texto en particular. Más bien, es ritualista porque sigue un patrón predecible y estereotipado que abarca una serie de elementos, como en un ritual.

Los elementos de la difamación ritual son estos:

En una difamación ritual, la víctima debe haber violado un tabú en particular de alguna manera, normalmente expresando o identificándose con una actitud, opinión o creencia prohibida. No es necesario que “haga nada” al respecto ni que emprenda ninguna acción en particular, basta que participe en alguna forma de comunicación o expresión.El método de ataque en una difamación ritual es atacar el carácter de la víctima, y nunca ofrecer más que un desafío superficial a las actitudes, opiniones o creencias particulares expresadas o implicadas. La difamación es su principal herramienta.Una regla importante en la difamación ritual es evitar participar en cualquier tipo de debate sobre la veracidad o razonabilidad de lo que se ha expresado, solo hay que condenarlo. Debatir abre la cuestión al examen y la discusión de sus méritos, y la consideración de la evidencia que puede apoyarla, que es justo lo que el difamador ritual está tratando de evitar. El objetivo principal de una difamación ritual es la censura y la represión.La víctima es a menudo alguien visible al público — alguien que es vulnerable a la opinión pública — aunque tal vez de una manera muy modesta. Podría ser un maestro de escuela, un escritor, un hombre de negocios, un funcionario menor, o simplemente un ciudadano sincero. La visibilidad aumenta la vulnerabilidad a la difamación ritual.Se intenta, a menudo con éxito, involucrar a otros en la difamación. En el caso de un funcionario público, se instará a los demás funcionarios públicos a que denuncien al autor del delito. En el caso de un estudiante, se llamará a otros estudiantes, y así sucesivamente.Para que la difamación ritual sea efectiva, la víctima debe ser deshumanizada en la medida en que se vuelve idéntica a la actitud, opinión o creencia ofensiva, y de una manera distorsionada hasta el punto de mostrarse en su forma más extrema. Por ejemplo, una víctima difamada como “subversiva” será identificada con las peores imágenes de subversión, como el espionaje, el terrorismo o la traición. Una víctima difamada como “pervertida” será identificada con las peores imágenes de perversión, incluyendo el abuso sexual infantil y la violación. Una víctima difamada como “racista” o “antisemita” se identificará con las peores imágenes de racismo o antisemitismo, como linchamientos o cámaras de gas.También para tener éxito, la difamación ritual conllevará presión y humillación a la víctima de todas partes, incluyendo a familiares y amigos. Si la víctima tiene hijos en edad escolar, puede ser objeto de burla y ridiculizada como consecuencia de la publicidad adversa. Si es empleado, la víctima puede ser despedida de su trabajo. Si la víctima pertenece a clubes o asociaciones, se puede instar a otros miembros a que la expulsen.Cualquier explicación que la víctima pueda ofrecer, incluyendo que afirme ser incomprendida, se considera irrelevante. Reclamar la defensa de la verdad para un valor, opinión o creencia políticamente incorrecto se interpreta como un desafío y solo agrava el problema. La difamación ritual a menudo no es necesariamente una cuestión de estar equivocado o acertado, sino más bien de “insensibilidad” y de no observar los tabúes sociales.

Un aspecto interesante de la difamación ritual como práctica es su universalidad. No es específico de ningún valor, opinión o creencia ni de ningún grupo o subcultura. Puede ser utilizado a favor o en contra de cualquier grupo político, étnico, nacional o religioso. Por ejemplo, puede ser utilizado por antisemitas contra los judíos o por judíos contra antisemitas, por derechistas contra izquierdistas o por izquierdistas contra derechistas, etc.

El poder de la difamación ritual reside enteramente en su capacidad de intimidar y aterrorizar. Abarca algunos elementos de las primitivas creencias supersticiosas, como la “maldición” o el “hechizo”. Juega con el miedo inconsciente que tiene la mayoría de la gente a ser abandonada o rechazada por la tribu o por la sociedad y ser aislada de los sistemas de apoyo social y psicológico.

La debilidad de la difamación ritual radica en su tendencia a la exageración y en su evidente maldad. De manera ocasional, la difamación ritual fracasará debido a una mala planificación y a que no se juzga correctamente la vulnerabilidad de la víctima o porque su crueldad genera simpatía de manera inadvertida.

Es importante reconocer e identificar los patrones de una difamación ritual. Como todas las campañas de propaganda y desinformación, se realiza principalmente a través de la manipulación de palabras y símbolos.

No se utiliza para persuadir, sino para castigar. Aunque puede tener elementos cognitivos, su impulso es principalmente emocional. La difamación ritual se utiliza para dañar, intimidar, destruir y perseguir, y para evitar el diálogo, el debate y la discusión de los que depende una sociedad libre. Por estos motivos, debemos oponernos a ella, independientemente de quién intente justificar su uso.

Laird Maurice Wilcox es un investigador estadounidense especializado en el estudio de los movimientos políticos marginales. Es el fundador de la mayor biblioteca académica sobre esta cuestión, la “Wilcox Collection of Contemporary Political Movements”. Autor de varios libros sobre movimientos políticos y los intentos de suprimirlos, la libertad de expresión y las libertades civiles. En Twitter, @LairdMWilcox
Oye, ¡qué poca cintura dialéctica tienes! Mira a uno más... Desde luego, dejarnos ahora que empezábamos a conocernos, ¡qué poca empatía, qué poco corazón!, ¡qué pocos huevos, MACHO!

Bueno, que sepas que te deseo lo mejor... y para que también sepas que te tengo en gran estima, ahí va una de las cíclicas teorías conspiranoicas foreras que como bulos se extienden por los hilos: "Oye, macho, tú no conocerás a un tal Pedro Ramos, ¿verdad?"

Agur o tan solo gero arte.
pues eso

NaBarrikola
4 de abril
4 de abril
Mensajes: 552
Registrado: Lun Ago 06, 2018 7:54 pm

Re: Despedida y cierre

Mensaje por NaBarrikola » Jue Ene 03, 2019 5:22 am

Ni idea "macho" ni se quien es ni que hace



laletxe escribió:
Mié Ene 02, 2019 11:22 pm
NaBarrikola escribió:
Mié Ene 02, 2019 9:00 pm
Epilogo :D

La práctica de la difamación ritualCómo se controlan los valores, las opiniones y las creencias en las sociedades democráticas

Proyecto Karnayna

Dec 31, 2018

Escrito por Laird WiLcox

La bruja (The witch). Litografía sobre los Juicios de Salem. Joseph E.Baker

La difamación es la destrucción o intento de destrucción de la reputación, estatus, carácter o posición en la comunidad de una persona o grupo de personas por medio de un discurso o publicación erróneo, injusto o malicioso. Para los propósitos de este ensayo, el elemento central es la difamación en represalia por las actitudes, opiniones o creencias reales o imaginarias de la víctima, con la intención de silenciar o neutralizar su influencia, y/o hacer un ejemplo de ellas para desalentar la independencia y la “insensibilidad” o la no observancia de tabúes similares. Se diferencia en naturaleza y grado de la simple crítica o desacuerdo en que es agresiva, organizada y hábilmente aplicada, a menudo por una organización o representante de un grupo de interés especial, y en que consta de varios elementos característicos.

La difamación ritual no es ritualista porque siga ninguna doctrina religiosa o mística prescrita, ni esté incluida en ningún documento o texto en particular. Más bien, es ritualista porque sigue un patrón predecible y estereotipado que abarca una serie de elementos, como en un ritual.

Los elementos de la difamación ritual son estos:

En una difamación ritual, la víctima debe haber violado un tabú en particular de alguna manera, normalmente expresando o identificándose con una actitud, opinión o creencia prohibida. No es necesario que “haga nada” al respecto ni que emprenda ninguna acción en particular, basta que participe en alguna forma de comunicación o expresión.El método de ataque en una difamación ritual es atacar el carácter de la víctima, y nunca ofrecer más que un desafío superficial a las actitudes, opiniones o creencias particulares expresadas o implicadas. La difamación es su principal herramienta.Una regla importante en la difamación ritual es evitar participar en cualquier tipo de debate sobre la veracidad o razonabilidad de lo que se ha expresado, solo hay que condenarlo. Debatir abre la cuestión al examen y la discusión de sus méritos, y la consideración de la evidencia que puede apoyarla, que es justo lo que el difamador ritual está tratando de evitar. El objetivo principal de una difamación ritual es la censura y la represión.La víctima es a menudo alguien visible al público — alguien que es vulnerable a la opinión pública — aunque tal vez de una manera muy modesta. Podría ser un maestro de escuela, un escritor, un hombre de negocios, un funcionario menor, o simplemente un ciudadano sincero. La visibilidad aumenta la vulnerabilidad a la difamación ritual.Se intenta, a menudo con éxito, involucrar a otros en la difamación. En el caso de un funcionario público, se instará a los demás funcionarios públicos a que denuncien al autor del delito. En el caso de un estudiante, se llamará a otros estudiantes, y así sucesivamente.Para que la difamación ritual sea efectiva, la víctima debe ser deshumanizada en la medida en que se vuelve idéntica a la actitud, opinión o creencia ofensiva, y de una manera distorsionada hasta el punto de mostrarse en su forma más extrema. Por ejemplo, una víctima difamada como “subversiva” será identificada con las peores imágenes de subversión, como el espionaje, el terrorismo o la traición. Una víctima difamada como “pervertida” será identificada con las peores imágenes de perversión, incluyendo el abuso sexual infantil y la violación. Una víctima difamada como “racista” o “antisemita” se identificará con las peores imágenes de racismo o antisemitismo, como linchamientos o cámaras de gas.También para tener éxito, la difamación ritual conllevará presión y humillación a la víctima de todas partes, incluyendo a familiares y amigos. Si la víctima tiene hijos en edad escolar, puede ser objeto de burla y ridiculizada como consecuencia de la publicidad adversa. Si es empleado, la víctima puede ser despedida de su trabajo. Si la víctima pertenece a clubes o asociaciones, se puede instar a otros miembros a que la expulsen.Cualquier explicación que la víctima pueda ofrecer, incluyendo que afirme ser incomprendida, se considera irrelevante. Reclamar la defensa de la verdad para un valor, opinión o creencia políticamente incorrecto se interpreta como un desafío y solo agrava el problema. La difamación ritual a menudo no es necesariamente una cuestión de estar equivocado o acertado, sino más bien de “insensibilidad” y de no observar los tabúes sociales.

Un aspecto interesante de la difamación ritual como práctica es su universalidad. No es específico de ningún valor, opinión o creencia ni de ningún grupo o subcultura. Puede ser utilizado a favor o en contra de cualquier grupo político, étnico, nacional o religioso. Por ejemplo, puede ser utilizado por antisemitas contra los judíos o por judíos contra antisemitas, por derechistas contra izquierdistas o por izquierdistas contra derechistas, etc.

El poder de la difamación ritual reside enteramente en su capacidad de intimidar y aterrorizar. Abarca algunos elementos de las primitivas creencias supersticiosas, como la “maldición” o el “hechizo”. Juega con el miedo inconsciente que tiene la mayoría de la gente a ser abandonada o rechazada por la tribu o por la sociedad y ser aislada de los sistemas de apoyo social y psicológico.

La debilidad de la difamación ritual radica en su tendencia a la exageración y en su evidente maldad. De manera ocasional, la difamación ritual fracasará debido a una mala planificación y a que no se juzga correctamente la vulnerabilidad de la víctima o porque su crueldad genera simpatía de manera inadvertida.

Es importante reconocer e identificar los patrones de una difamación ritual. Como todas las campañas de propaganda y desinformación, se realiza principalmente a través de la manipulación de palabras y símbolos.

No se utiliza para persuadir, sino para castigar. Aunque puede tener elementos cognitivos, su impulso es principalmente emocional. La difamación ritual se utiliza para dañar, intimidar, destruir y perseguir, y para evitar el diálogo, el debate y la discusión de los que depende una sociedad libre. Por estos motivos, debemos oponernos a ella, independientemente de quién intente justificar su uso.

Laird Maurice Wilcox es un investigador estadounidense especializado en el estudio de los movimientos políticos marginales. Es el fundador de la mayor biblioteca académica sobre esta cuestión, la “Wilcox Collection of Contemporary Political Movements”. Autor de varios libros sobre movimientos políticos y los intentos de suprimirlos, la libertad de expresión y las libertades civiles. En Twitter, @LairdMWilcox
Oye, ¡qué poca cintura dialéctica tienes! Mira a uno más... Desde luego, dejarnos ahora que empezábamos a conocernos, ¡qué poca empatía, qué poco corazón!, ¡qué pocos huevos, MACHO!

Bueno, que sepas que te deseo lo mejor... y para que también sepas que te tengo en gran estima, ahí va una de las cíclicas teorías conspiranoicas foreras que como bulos se extienden por los hilos: "Oye, macho, tú no conocerás a un tal Pedro Ramos, ¿verdad?"

Agur o tan solo gero arte.

Avatar de Usuario
laletxe
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 4515
Registrado: Lun Feb 20, 2006 1:14 am
Ubicación: poray

Re: Despedida y cierre

Mensaje por laletxe » Jue Ene 03, 2019 8:40 am

NaBarrikola escribió:
Jue Ene 03, 2019 5:22 am
Ni idea "macho" ni se quien es ni que hace

Es un "para que te quedes", ¡hombre!, te estoy dando pedrigrí...
pues eso

NaBarrikola
4 de abril
4 de abril
Mensajes: 552
Registrado: Lun Ago 06, 2018 7:54 pm

Re: Despedida y cierre

Mensaje por NaBarrikola » Jue Ene 03, 2019 9:03 am

No se de que hablas, es un futbolista?
laletxe escribió:
Jue Ene 03, 2019 8:40 am
NaBarrikola escribió:
Jue Ene 03, 2019 5:22 am
Ni idea "macho" ni se quien es ni que hace

Es un "para que te quedes", ¡hombre!, te estoy dando pedrigrí...

Avatar de Usuario
Imnogud
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 11993
Registrado: Jue Jul 19, 2007 11:39 am
Ubicación: Estoy aquiiiiiii

Re: Despedida y cierre

Mensaje por Imnogud » Jue Ene 03, 2019 11:01 am

...
Veeenga, NabarriKola, jolín, no te vayas.......... :) :)
Imagen
"es preciso llevar dentro de uno mismo un caos para poder poner en el mundo una estrella" (Nietzsche)
"no me deis consejos; sé equivocarme yo solo" (Pitigrilli)

Avatar de Usuario
laletxe
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 4515
Registrado: Lun Feb 20, 2006 1:14 am
Ubicación: poray

Re: Despedida y cierre

Mensaje por laletxe » Jue Ene 03, 2019 7:16 pm

NaBarrikola escribió:
Jue Ene 03, 2019 9:03 am
No se de que hablas, es un futbolista?
laletxe escribió:
Jue Ene 03, 2019 8:40 am
NaBarrikola escribió:
Jue Ene 03, 2019 5:22 am
Ni idea "macho" ni se quien es ni que hace

Es un "para que te quedes", ¡hombre!, te estoy dando pedrigrí...

No, un forero que solo aparece en tiempo de elecciones. Te estaba dando pedigrí porque si en este foro no eres acusado de ser un multinick aunque solo sea una vez no eres nadie. Si vas a buscar mensajes de... en el panel de control y pones Pedro Ramos aparecerán sus mensajes.
pues eso

Zumaque
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 17100
Registrado: Lun Ago 24, 2009 10:58 pm

Re: Despedida y cierre

Mensaje por Zumaque » Jue Ene 03, 2019 7:18 pm

laletxe escribió:
Jue Ene 03, 2019 7:16 pm
NaBarrikola escribió:
Jue Ene 03, 2019 9:03 am
No se de que hablas, es un futbolista?
laletxe escribió:
Jue Ene 03, 2019 8:40 am



Es un "para que te quedes", ¡hombre!, te estoy dando pedrigrí...

No, un forero que solo aparece en tiempo de elecciones. Te estaba dando pedigrí porque si en este foro no eres acusado de ser un multinick aunque solo sea una vez no eres nadie. Si vas a buscar mensajes de... en el panel de control y pones Pedro Ramos aparecerán sus mensajes.
Era Fan de Podemos.

Avatar de Usuario
xyz
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 26942
Registrado: Mié Ago 17, 2005 8:39 pm

Re: Despedida y cierre

Mensaje por xyz » Sab Ene 05, 2019 1:12 am

Zumaque escribió:
Jue Ene 03, 2019 7:18 pm
laletxe escribió:
Jue Ene 03, 2019 7:16 pm
NaBarrikola escribió:
Jue Ene 03, 2019 9:03 am
No se de que hablas, es un futbolista?


No, un forero que solo aparece en tiempo de elecciones. Te estaba dando pedigrí porque si en este foro no eres acusado de ser un multinick aunque solo sea una vez no eres nadie. Si vas a buscar mensajes de... en el panel de control y pones Pedro Ramos aparecerán sus mensajes.
Era Fan de Podemos.
No se transmuto ano se qué Aguirre?
La "fuerza" de los navarnazis:Imagen
Imagen

Responder