RATO, PRIMER VIAJE HACIA LA CARCEL

Opine sobre cualquier noticia del día que le haya parecido interesante o polémica. Sociedad, política, economía...

Moderador: Diario de Noticias

Responder
Azpilkueta
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 19714
Registrado: Jue Sep 25, 2003 10:31 am

RATO, PRIMER VIAJE HACIA LA CARCEL

Mensaje por Azpilkueta » Jue Oct 04, 2018 12:56 pm

Ya iba siendo hora de que este exministro del Gobierno del presidete Aznar caminara hacia donde debeira haber caminado hace ya mucho tiempo: la cárcel.

¿Donde quedan ahora los alagos y alabanzas que recibía Rodrigo Rato del propio presidente Aznar y de sus compañeros de partido del PP?.

¿Que dirá ahora el nuevo presidente del PP, Pablo Casado, sobre este asunto?. ¿Que se trata de un asunto "ajeno" a su partido?.

¿Qué nos dirá UPN ahora de este tipo de compañeros de viaje político del corrupto PP hacia la cárcel?. ¿Seguirán tan calladicos como hasta ahora por voluntad regionalista propia o seguirán calladicos por imperativo partidista del PP del que eran y siguen siendo socios electorales?. ¿Cómo estaráante tanto caso de corrupción la tropa de UPN y del PP?.

Según crónica del diario.es, cuando Goirigolzarri se enteró de que a sus empleados les daba vergüenza decir que trabajaban en Bankia y escuchó de primera mano la magnitud del desánimo de sus trabajadores la entidad tuvo que lanzar planes de comunicación interna para recuperar la moral de la tropa...

Salut, germans navarresos, i força foral de decisió al nostre canut.


________________________________________________________________________________

Editorial de Diario de Noticias
Rato, primer viaje hacia la cárcel

El Supremo confirma cuatro años y medio de prisión para quien fuera vicepresidente de Aznar, presidente del FMI y de Bankia por las tarjetas ‘black’, una juerga de corrupción con gastos injustificados, chabacanos y fiscalmente opacos

Jueves, 4 de Octubre de 2018

La sentencia del Tribunal Supremo que confirma el fallo de la Audiencia Nacional por el caso conocido como de las tarjetas black para la cúpula directiva de Bankia y Caja Madrid mantiene la pena de 4 años y medio de cárcel para el exvicepresidente del Gobierno Aznar, vicepresidente del PP y exdirector del FMI, Rodrigo Rato, y las condenas previas para otros 62 acusados, todos los implicados inicialmente en este obsceno salchucho excepto el expresidente de la entidad financiera, Miguel Blesa, ya fallecido. La condena a todos los implicados -por gastos indebidos de más de 12 millones de euros entre 2003 y 2012 desvela hasta qué punto el Estado español precisa de ser reciclado. No en vano, entre los 63 condenados por la Fiscalía, además del exvicepresidente Rato -quien aún está involucrado en procesos judiciales con entre otras acusaciones, fraude fiscal, apropiación indebida, blanqueo de capitales y estafa a inversores-, se encuentran el exsecretario de Estado de Comercio de aquel Gobierno Fernández Norniella;el exjefe de la Casa del rey Rafael Spottorno, el exjefe de la patronal Díaz Ferrán, y entre otros miembros y representantes del PP, del PSOE, de IU y de CCOO y UGT. Sin embargo, esa exigencia de regeneración ni puede ni debe limitarse a los casi setenta imputados en la causa, ni siquiera al resto de imputaciones que, en torno a Bankia y Caja Madrid, se realizan sobre Rato cuya reunión con Fernández Díaz en su despacho del Ministerio de Interior está aún sin explicar y otros, ni al periodo al que se refiere la acusación fiscal, sino que debe extenderse a todo un modelo de actuación que ha considerado el ejercicio de la política y la gestión de la administración pública en sus distintos niveles como una oportunidad de aprovechamiento personal a la sombra de la aquiescencia, implícita o explícita cuando no de la participación, de los poderes del Estado, especialmente los relacionados con el PP y la Justicia. Pretender, por el contrario, que después de la inacabable sucesión de casos de corrupción que deambulan de juzgado en juzgado y que aún siguen llegando a la superficie desde las cloacas del Estado -familia Borbón incluida-, que la transformación regeneradora se quede en mero relevo generacional, pilotado por los mismos que han venido dirigiendo el Estado en décadas de descomposición ética y corrupción, es tanto como avalar la continuidad y el amparo del oscurantismo sobre un modelo político de Estado envilecido que escandaliza a la absoluta mayoría de los ciudadanos y devalúa los valores democráticos.


http://www.noticiasdenavarra.com/2018/1 ... -la-carcel
"Euskal Herria con Navarra nada tiene que ver" (Yolanda Barcina 15-12-2011)
Imagen

Zumaque
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 15233
Registrado: Lun Ago 24, 2009 10:58 pm

Re: RATO, PRIMER VIAJE HACIA LA CARCEL

Mensaje por Zumaque » Jue Oct 04, 2018 5:36 pm

Azpilkueta escribió:
Jue Oct 04, 2018 12:56 pm
Ya iba siendo hora de que este exministro del Gobierno del presidete Aznar caminara hacia donde debeira haber caminado hace ya mucho tiempo: la cárcel.

¿Donde quedan ahora los alagos y alabanzas que recibía Rodrigo Rato del propio presidente Aznar y de sus compañeros de partido del PP?.

¿Que dirá ahora el nuevo presidente del PP, Pablo Casado, sobre este asunto?. ¿Que se trata de un asunto "ajeno" a su partido?.

¿Qué nos dirá UPN ahora de este tipo de compañeros de viaje político del corrupto PP hacia la cárcel?. ¿Seguirán tan calladicos como hasta ahora por voluntad regionalista propia o seguirán calladicos por imperativo partidista del PP del que eran y siguen siendo socios electorales?. ¿Cómo estaráante tanto caso de corrupción la tropa de UPN y del PP?.

Según crónica del diario.es, cuando Goirigolzarri se enteró de que a sus empleados les daba vergüenza decir que trabajaban en Bankia y escuchó de primera mano la magnitud del desánimo de sus trabajadores la entidad tuvo que lanzar planes de comunicación interna para recuperar la moral de la tropa...

Salut, germans navarresos, i força foral de decisió al nostre canut.


________________________________________________________________________________

Editorial de Diario de Noticias
Rato, primer viaje hacia la cárcel

El Supremo confirma cuatro años y medio de prisión para quien fuera vicepresidente de Aznar, presidente del FMI y de Bankia por las tarjetas ‘black’, una juerga de corrupción con gastos injustificados, chabacanos y fiscalmente opacos

Jueves, 4 de Octubre de 2018

La sentencia del Tribunal Supremo que confirma el fallo de la Audiencia Nacional por el caso conocido como de las tarjetas black para la cúpula directiva de Bankia y Caja Madrid mantiene la pena de 4 años y medio de cárcel para el exvicepresidente del Gobierno Aznar, vicepresidente del PP y exdirector del FMI, Rodrigo Rato, y las condenas previas para otros 62 acusados, todos los implicados inicialmente en este obsceno salchucho excepto el expresidente de la entidad financiera, Miguel Blesa, ya fallecido. La condena a todos los implicados -por gastos indebidos de más de 12 millones de euros entre 2003 y 2012 desvela hasta qué punto el Estado español precisa de ser reciclado. No en vano, entre los 63 condenados por la Fiscalía, además del exvicepresidente Rato -quien aún está involucrado en procesos judiciales con entre otras acusaciones, fraude fiscal, apropiación indebida, blanqueo de capitales y estafa a inversores-, se encuentran el exsecretario de Estado de Comercio de aquel Gobierno Fernández Norniella;el exjefe de la Casa del rey Rafael Spottorno, el exjefe de la patronal Díaz Ferrán, y entre otros miembros y representantes del PP, del PSOE, de IU y de CCOO y UGT. Sin embargo, esa exigencia de regeneración ni puede ni debe limitarse a los casi setenta imputados en la causa, ni siquiera al resto de imputaciones que, en torno a Bankia y Caja Madrid, se realizan sobre Rato cuya reunión con Fernández Díaz en su despacho del Ministerio de Interior está aún sin explicar y otros, ni al periodo al que se refiere la acusación fiscal, sino que debe extenderse a todo un modelo de actuación que ha considerado el ejercicio de la política y la gestión de la administración pública en sus distintos niveles como una oportunidad de aprovechamiento personal a la sombra de la aquiescencia, implícita o explícita cuando no de la participación, de los poderes del Estado, especialmente los relacionados con el PP y la Justicia. Pretender, por el contrario, que después de la inacabable sucesión de casos de corrupción que deambulan de juzgado en juzgado y que aún siguen llegando a la superficie desde las cloacas del Estado -familia Borbón incluida-, que la transformación regeneradora se quede en mero relevo generacional, pilotado por los mismos que han venido dirigiendo el Estado en décadas de descomposición ética y corrupción, es tanto como avalar la continuidad y el amparo del oscurantismo sobre un modelo político de Estado envilecido que escandaliza a la absoluta mayoría de los ciudadanos y devalúa los valores democráticos.


http://www.noticiasdenavarra.com/2018/1 ... -la-carcel
Ya les cuesta tiempo realizar el juicio y dictar sentencia, porque ya casi ninos acordamos de Bankia y de este caso.

Responder