LA IGLESIA QUISO APROPIARSE LA SEO DE ZARAGOZA EN 1929

Opine sobre cualquier noticia del día que le haya parecido interesante o polémica. Sociedad, política, economía...

Moderador: Diario de Noticias

Responder
Zumaque
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 14794
Registrado: Lun Ago 24, 2009 10:58 pm

LA IGLESIA QUISO APROPIARSE LA SEO DE ZARAGOZA EN 1929

Mensaje por Zumaque » Mar Abr 04, 2017 6:25 pm

La Iglesia fracasó en su primer intento de apropiarse de la catedral de Zaragoza

Un estudio de expertos en Derecho Canónico revela que "en torno a los años 1929 y 1934 le fue denegado el acceso" al Registro de la Propiedad, que realizó con éxito de nuevo en 1987 y que el Ayuntamiento intenta ahora anular
zaragoza
03/04/2017 20:26 Actualizado: 04/04/2017 10:53

EDUARDO BAYONA @e_bayona

El arzobispado de Zaragoza fracasó en los años 30 en su primer intento de inscribir a su nombre en el Registro de la Propiedad la titularidad de la catedral de La Seo de Zaragoza, cuya anotación en 1987 pretende revocar el Ayuntamiento.
Este hecho se ha conocido mientras los Servicios Jurídicos del Ayuntamiento preparan una demanda para reclamar la nulidad de esa inscripción y la de las iglesias de La Magdalena (1987), San Juan de los Panetes (1989) y Santiago El Mayor (1987).

El libro Cuestiones actuales de Derecho Canónico y Derecho Eclesiástico del Estado, editado en 2014 por la Asociación Española de Canonistas, señala como "un ejemplo de esta negativa" de los registradores a inscribir templos a favor de las instituciones eclesiásticas cuando "en torno a los años 1929 y 1934" le fue "denegado el acceso" al Registro de la Propiedad de las dos catedrales de la ciudad (La Seo y El Pilar) al arzobispo Rigoberto Doménech.

En aquellas fechas ya estaba en marcha el proceso por el que, después de que la dictadura de Primo de Rivera emitiera el decreto que ordenaba declarar determinados templos "adscritos al suelo de la nación", el primer Gobierno de la II República incluyó en el Tesoro Histórico-Artístico del Estado 300 iglesias, entre ellas La Seo y La Magdalena.
Distinción entre uso general y propiedad privada

La obra, que recoge trabajos e investigaciones de expertos en Derecho Canónico, apunta que en aquella época los registradores anotaban las inmatriculaciones cuando se trataba de iglesias, capillas y ermitas "de propiedad particular y de uso privado", pero no cuando eran de uso público.

El libro de los canonistas, por otro lado, hace referencia a una Instrucción de la Dirección General de Registros y Notariado de 1982, vigente cuando el arzobispado y las parroquias acudieron al Registro, que puede resultar clave en el pleito. Esta, según recoge, señalaba que "entre los bienes de la Iglesia, al igual que los del Estado, provincia o municipio cabía la distinción establecida para estos últimos bienes entre los destinados a un uso general de todos los fieles, y que por su misma naturaleza deberían estar excluidos de la inscripción, y aquellos otros bienes de la propiedad privativa que serían inscribibles".

Es decir, que, entre el veto a anotar los templos emitido en 1947 por el franquismo y su revocación en 1998 por el Gobierno de José María Aznar, "la exclusión no se justificaba por razón de su notoriedad, ni tampoco por su destino al culto, sino por ser este un uso general de todos los fieles, católicos, se entiende, y por razón de su titular dominical", indican los canonistas.

De hecho, el Supremo sostenía desde finales de los años 50 que "una cosa es que las ermitas o capillas, por razón del culto que en ellas se practica, están sujetas a la jurisdicción eclesiástica, y otra muy distinta su propiedad territorial". El tribunal ratificó esa doctrina en 1996, una década después de que los registros de Zaragoza admitieran las inmatriculaciones y dos años antes de la modificación que comenzó a permitirlos.
Actos de conciliación

El Ayuntamiento de Zaragoza, que va a plantear un acto de conciliación previo a la demanda para interrumpir la prescripción de las anotaciones, que serían firmes una vez transcurridos 30 años, sostiene una tesis similar a la que mantenían los tribunales y la Administración en aquella época: no busca hacerse con la titularidad de los templos, sino discutir que esta pueda pertenecer de manera privada a una institución eclesiástica por tratarse de inmuebles que durante siglos han sido de uso general por los ciudadanos. Siempre, sin cuestionar que sigan dedicándose al culto.

El consistorio no descarta solicitar tras ese acto de conciliación al Gobierno autonómico y el central que sean ellos los que reclamen la titularidad de los templos como espacios de dominio público, aunque reservándose la posibilidad de emprender el pleito si estos no lo inician.

El anuncio del Ayuntamiento ha provocado una intensa polémica mediática y social en Zaragoza, donde cien laicistas de Mhuel (Movimiento Hacia Un Estado Laico) intentaron el sábado sin éxito entrar en La Seo sin pagar el donativo de cuatro euros que el arzobispado cobra desde hace casi dos décadas por entrar. No existen cifras oficiales sobre la recaudación que aporta ese sistema, aunque los datos de Zaragoza Turismo señalan que en 2015 el templo fue visitado por 125.750 personas, lo que supondría algo más de medio millón de euros.
Sin examen de constitucionalidad

El pleito por las inmatriculaciones de Zaragoza, en cualquier caso, no incluirá la posibilidad de que el Tribunal Constitucional (TC) se pronuncie sobre la legalidad del levantamiento del veto por el Gobierno de Aznar que entre 1998 y 2015, cuando el Gobierno de Rajoy eliminó la posibilidad de inmatricular templos con certificados emitidos por las diócesis, permitió a la Iglesia anotar a su nombre miles de propiedades en toda España.

El decreto de Aznar levantó el veto "por inconstitucional", al sostener que no cabía en un régimen aconfesional con separación entre Iglesia y Estado. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos, por su parte, ha dictaminado que la ley fue modificada "sin justificación aparente". Sin embargo, el hecho de que la reforma de 1998 ya no esté vigente impide que ningún juzgado pueda elevar una consulta sobre ella al TC.

No obstante, algunas resoluciones de la Dirección General de Registros y Notariado han avalado el rechazo a inmatriculaciones de la Iglesia católica emitido por algunos registradores. Ocurrió cuando el Registro de Vitoria vetó el año pasado una inscripción por carecer de título que probara la propiedad de una finca a favor de una parroquia, con la basílica de Las Angustias de Granada a favor de una hermandad, también en 2016, y, en 2000, al refrendar la resolución por la que la oficina de la Propiedad de Ocaña denegó otra anotación tras dictaminar que "el Código de Derecho Canónico considera a la Iglesia Católica como una persona moral, pero de ello no cabe deducir su personalidad jurídica ante el ordenamiento español".

Contraviene la doctrina de Jesucristo mi reino no es de este mundo, dejad todo y seguirme, desde luego esta Iglesía no le representa.

Zumaque
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 14794
Registrado: Lun Ago 24, 2009 10:58 pm

Re: LA IGLESIA QUISO APROPIARSE LA SEO DE ZARAGOZA EN 1929

Mensaje por Zumaque » Vie Ago 17, 2018 10:17 am

Y parece ser sigue en el intento de esa y otras:
Iglesia
El caso de la iglesia inmatriculada que 'desapareció' del Registro

El Defensor del Pueblo avala las investigaciones sobre las inmatriculaciones y amonesta al Ministerio de Justicia por haber eludido expedientar al registrador que certificó la ausencia en las bases de datos de un templo monumental que el arzobispado de Zaragoza se anotó hace tres décadas.


La iglesia de San Pablo de Zaragoza, de estilo mudéjar y característica por su doble torre octogonal, comenzó a construirse en el siglo XIII y fue declarada patrimonio de la humanidad en 2001 - Página oficial del Gobierno de Aragón

Zaragoza, primera ciudad que le disputa a la iglesia la propiedad de una catedral
La Iglesia se adueña del Pilar de Zaragoza
La Iglesia se apropia de templos, cementerios, pisos, campos y hasta un frontón en Zaragoza
La iglesia se ahorra 66.000 euros al año en IBI en un templo arrebatado al Estado

zaragoza
16/08/2018 22:54 Actualizado: 16/08/2018 22:54

EDUARDO BAYONA @e_bayona

El Defensor del Pueblo ha tomado cartas en el caso de la iglesia de San Pablo, un templo monumental de Zaragoza que ‘desapareció’ del Registro de la Propiedad, y le ha afeado al Ministerio de Justicia que archivara la denuncia contra el registrador que comunicó a la asociación laicista Mhuel (Movimiento Hacia Un Estado Laico) que “no resulta inscrito el bien inmueble identificado” como tal cuando ésta se interesó por su situación documental.

Eso es “literalmente cierto pero falso de fondo”, ya que “la iglesia de San Pablo estaba inscrita desde 1987”, lo cual supone haber emitido una certificación que induce a “error”, señala el Defensor del Pueblo en una resolución a la que ha tenido acceso Público y en la que avala las investigaciones sobre las inmatriculaciones de la iglesia al considerarlas un asunto relevante y de interés público.

La iglesia de San Pablo, un monumental complejo mudéjar en el que destaca su característica doble torre octogonal, cuya construcción comenzó en el siglo XIII y que ha sido objeto de rehabilitaciones financiadas con dinero público, es uno de los 283 que el Gobierno declaró en 1931 “adscritos al suelo de la nación” y “pertenecientes al tesoro artístico nacional”.

La comunidad autónoma lo declaró BIC (Bien de Interés Cultural) en 2002, un año después de que la Unesco lo catalogara como patrimonio de la humanidad.
“Facilitó información contradictoria”

La posesión del templo consta, efectivamente, inscrita en el Registro de la Propiedad número 2 de Zaragoza, ya que había sido inmatriculada a su nombre por el arzobispado de esta ciudad en mayo de 1987, once años antes de que la reforma del Gobierno de José María Aznar permitiera a la iglesia anotarse la propiedad de bienes inmobiliarios basándose en sus propias certificaciones.

Mhuel, la entidad que ha desarrollado el grueso de las investigaciones sobre inmatriculaciones de la iglesia en Aragón, se interesó por la situación de San Pablo ante la sospecha de que, como había ocurrido con las catedrales de El Pilar y La Seo y con templos como los de la Magdalena o San Juan de los Panetes, hubiera sido registrada por alguna institución eclesiástica a finales de los años 80, con lo que su propiedad estaba a punto de quedar en manos de esta.

Eso es lo que terminó ocurriendo a mediados del año pasado, al haber transcurrido tres décadas de su inmatriculación.

Sin embargo, el registrador, tras haber “examinado en todo lo preciso los índices y libros de archivo de mi cargo”, optó por comunicar a Mhuel que en la base de datos no aparecía ningún edificio llamado “iglesia de san Pablo” en una dirección sin número de la calle del mismo nombre, aunque sí hay una “iglesia parroquial de san Pablo apóstol” en el portal 42 de esa vía.

“Hay dos certificados con información contradictoria”, ya que el mismo Registro sí la localizó en una consulta realizada por el Ayuntamiento de Zaragoza y eso “no parece de una precisión notable”, señala el Defensor del Pueblo, que añade que “no puede deducirse que el registrador haya sido negligente, pero tampoco ‘muy pulcro’ con la información, (…) pues facilitó información contradictoria en una cuestión no relevante ni de mero interés particular”.
Las “confusas” explicaciones de Justicia

Tras haber consultado a la Dirección General de Registros y Notariado, el Defensor da 40 días a Mhuel para que presente alegaciones antes de decidir formalmente si la denuncia debe seguir adelante, aunque en la resolución, en la que ya avanza que “la presente investigación debe proseguir”, apunta cual va a ser su posición.

Por un lado, a la institución no le resulta “convincente” que el registrador, tal y como sostiene Justicia, “se haya conducido ‘con escrupuloso respeto de las normas’, pues precisamente ha podido ser un exceso de escrúpulo el que le llevara a certificar en un caso que no había información sobre el inmueble y en otro caso que sí la había”.

Por otro, las explicaciones del ministerio sobre las bases de datos le resultan “confusas”, carentes de “precisión” e insuficientes para “dar cuenta cabal de lo realmente acaecido”.

Y, en tercer lugar, considera que sus responsables decidieron no abrir un expediente sancionador al registrador “partiendo de presunciones o de asertos que no han sido sometidos a verificación”, algo “más bien” contrario a la legislación en esta materia.

“La dirección general parece razonar partiendo sin más de (es decir, prácticamente presume) que el registrador ‘se ha conducido con escrupuloso cumplimiento de las normas’ y entonces de ello deduce que no hubo ninguna conducta irregular”, anota.

Mi reino es de este mundo, hacen lo contrario a lo que dijo Jesucristo.

Zumaque
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 14794
Registrado: Lun Ago 24, 2009 10:58 pm

Re: LA IGLESIA QUISO APROPIARSE LA SEO DE ZARAGOZA EN 1929

Mensaje por Zumaque » Mié Sep 12, 2018 7:08 am

Iglesia Alarma entre los obispos tras la reclamación de bienes a la Iglesia: "Es una desamortización encubierta"

El portavoz de la Conferencia Episcopal Española asegura que no tiene "ningún registro" de los 40.000 los bienes inmatriculados por la Iglesia.

La catedral de Brugos es uno de los bienes inmatriculados por la Iglesia - EFE
más información

La Iglesia se adueña del Pilar de Zaragoza
La iglesia se ahorra 66.000 euros al año en IBI en un templo arrebatado al Estado
El Gobierno reclamará a la Iglesia los bienes de dominio público inscritos a su nombre
El caso de la iglesia inmatriculada que 'desapareció' del Registro

madrid
11/09/2018 14:10 Actualizado: 11/09/2018 14:10

efe

El portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), José María Gil Tamayo, cree que la reclamación del Gobierno a la Iglesia Católica de los bienes inscritos a su nombre pueden parecer "los deseos de una desamortización encubierta", que repercutirían en la acción social de la Iglesia.

Es la respuesta de la CEE a la intención del Gobierno de reclamar a la Iglesia, a través de la Dirección General de Patrimonio del Estado, los bienes inscritos a su nombre en el Registro de la Propiedad que sean de dominio público.

El Ejecutivo estima que son unos 40.000 los bienes inmatriculados por la Iglesia (entre ellos la mezquita de Córdoba o la catedral de Burgos) si bien Gil Tamayo asegura que la CEE no tiene "ningún registro" de estos bienes.

"Estamos tranquilos, la Iglesia no ha hecho otra cosa que cumplir la legalidad vigente", ha defendido el secretario general de la CEE, que explica que lo que ha hecho la Iglesia, "cuando ha estado posibilitado por la legislación", es inscribir en el registro aquellos bienes que de manera secular ha poseído.

Aclara que el proceso de inmatriculación "no es un mecanismo de adquisición de propiedad de un bien", ya que esa propiedad ya se tenía. "Lo único que se ha hecho es darle constancia en aquellos que ha posibilitado la ley".
"Inembargables, imprescriptibles y no enajenables"

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, ha explicado que están estudiando los mecanismos para ver cómo se pueden recuperar los bienes de dominio público inmatriculados por la Iglesia Católica, que son, ha recordado, "inembargables, imprescriptibles y no son enajenables".

Ahora tienen ocasión para presentar documentos que avalen que la propiedad es suya.Como tenemos que hacer los ciudadan@s de a pie.
Su departamento, ha señalado hoy la ministra, está llevando a cabo un censo de los bienes que se hará público respetando la protección de datos, y se analizará jurídicamente, en los casos que proceda, la "reversión" al dominio público, pero eso no quiere decir -ha aclarado Delgado- que se vayan a reclamar.

Para el PP, esta decisión del Ejecutivo no es más que una "cortina de humo", ha subrayado la portavoz popular, Dolors Montserrat, cargando contra la izquierda que lleva "toda la vida preocupada por resucitar a Franco y enfrentarse a la Iglesia Católica".

Otros grupos políticos como Unidos Podemos han señalado que el procedimiento de inmatriculación llevado a cabo por la Iglesia supone "el mayor expolio cultural de la historia de nuestro país", según la portavoz adjunta del grupo, Ione Belarra.

Desde Ciudadanos, su portavoz, Juan Carlos Girauta, ha señalado que es partidario de estudiar cualquier sombra de sospecha que pueda haber en este caso como en todos los que tenga que ver con los registros públicos.

Porque confías en Público

Responder