Guardias civiles agredidos

Opine sobre cualquier noticia del día que le haya parecido interesante o polémica. Sociedad, política, economía...

Moderador: Diario de Noticias

Responder
KON
6 de junio
6 de junio
Mensajes: 1023
Registrado: Jue Jun 26, 2008 7:15 pm
Ubicación: Barañáin

Re: Guardias civiles agredidos

Mensaje por KON » Mar Nov 22, 2016 5:42 pm

Otro que la añora para no quedarse sin argumentos?

Avatar de Usuario
BoGaZ
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 23997
Registrado: Vie Ene 07, 2005 9:45 pm
Ubicación: Tuttocampista

Re: Guardias civiles agredidos

Mensaje por BoGaZ » Mar Nov 22, 2016 6:16 pm

El mejor contra argumento es q desaparezca y no quede en estado latente, esperando no se muy bien q, q no se va a dar
Y si la excusa es el tema presos, no creo q les vaya a ir peor, en todo caso con una eta extinta les podria ir a mejor

Y desde luego yo no la añoro
“En su vida, un hombre puede cambiar de mujer, de partido político o de religión, pero no puede cambiar de equipo de fútbol”
"... I am the captain of my soul".


Imagen

Imagen

Avatar de Usuario
xyz
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 26942
Registrado: Mié Ago 17, 2005 8:39 pm

Re: Guardias civiles agredidos

Mensaje por xyz » Mar Nov 22, 2016 8:06 pm

EDITORIALA
HAY QUE CONCENTRARSE EN LO MÁS IMPORTANTE AHORA: SACAR A LOS 7 DE ALTSASU DE LA CÁRCEL
2016/11/19
Detrás del encarcelamiento de los jóvenes de Altsasu hay intereses profundos. Tan profundos y poderosos como para pasar como una apisonadora por encima de los derechos más básicos de estas siete personas y sus familias. Pero también por encima de las funciones centrales de las instituciones navarras, desde el Gobierno y el Ayuntamiento hasta los Juzgados y la Policía. Esta operación quiebra la misión de esas instituciones de salvaguardar los derechos de su ciudadanía. El objetivo ahora debe ser recuperar esas funciones, salvaguardar esos derechos.

Es decir, liberar a los 7 de Altsasu y lograr que, si deben ser juzgados, lo sean bajo un criterio de justicia, ni de venganza, ni de un espíritu ejemplarizante ni de intereses políticos. Porque todo eso se mezcla en esta triste historia y desenfoca lo crucial.


La estrategia de la desestabilización
En esta maniobra existe un intento por desestabilizar el cambio político en Nafarroa, buscando generar contradicciones entre sus fuerzas y provocando una sensación tóxica que distorsione lo natural y cabal, en algunos puntos incluso limitado, que está siendo este cambio. La legislatura ha entrado en un tiempo en el que se deben decantar las estrategias y el régimen quiere reinstaurar el «orden natural» de las cosas en el herrialde.

Ese es su objetivo, pero llegados a este punto, si las fuerzas democráticas y progresistas aprenden de sus errores –y este caso, tristemente, está plagado de ellos–, se quitan de encima los miedos y prejuicios, se centran en su misión compartida –la establecida en los acuerdos de gobierno y la voluntad de ir más allá en la siguiente legislatura–, y sobre todo si trasmiten a la sociedad una serena contundencia, humanitaria y empática, que ponga los derechos de las personas por delante, si hacen todo eso combinando la responsabilidad institucional con la movilización social, esta operación se volverá contra sus promotores. Si no es así, vencerá la inercia totalitaria del poder central y sus satélites forales.

Con todo, quizás esto no es lo más importante ahora.

La estrategia de la dominación
La Guardia Civil quiere retener su papel de poder fáctico en la estrategia del Estado en tierras vascas y ha visto en el penoso suceso de Altsasu una oportunidad para marcar posición. Mezclando el rol de víctima perseguida con la crueldad del verdugo, ese cuerpo ha presionado para endurecer una estrategia que en un principio apuntaba perversamente a la idea del odio y ha derivado en el tradicional «terrorismo». Eso sí, llevando aún más al límite una excepcionalidad jurídica cuya aplicación en este caso es inédita y escandalosa.

En esta cacería experimental han caído presos siete jóvenes, pero también han capturado como rehén cualquier atisbo de cordura jurídica y ética por parte de la Judicatura española. Los autos dictados por la magistrada Carmen Lamela son tan falaces e insostenibles que dan miedo. Ahora bien, también deberían preocupar a quienes en ese mundo tengan algo de sentido común, cierta responsabilidad o un poco de visión estratégica. Esta es una decisión tan cruel a corto plazo como necia a largo, y algunos de ellos lo saben, lo deben saber.


Todo ello refuerza, paradójicamente, la opinión social de que la desmilitarización de Euskal Herria debe entrar en la agenda política. A los argumentos históricos, políticos, de eficiencia y de seguridad, se le suma con fuerza el de salud democrática. Mientras sigan aquí podrán llevarse a jóvenes vascos y encarcelarlos sin las más mínimas garantías, ante los ojos de sus alcaldes, sus policías, sus jueces y sus presidentas. Por diferentes razones, todas ellas legítimas y democráticas, es hora de plantarse ante esta voluntad de dominación despiadada.
Con todo, quizás esto no es lo más importante ahora.

Una estrategia liberadora
¿Qué es, seguramente, lo más importante en este momento? Esas siete personas, sus vidas. Porque lo que les han hecho no es «lo de siempre», no es una más, según denuncian quienes mejor conocen la excepcionalidad jurídica española. Al cerrar la puerta de su celda han abierto vías a infiernos a los que no debería exponerse ya ninguna familia vasca.


Eso requiere repensar estrategias, experimentar, buscar alianzas, construir una campaña a la altura de la amenaza, en concordancia con la dimensión de la injusticia de que esos jóvenes estén en la cárcel y que les quieran destrozar la vida. Es importante acertar porque de vencer estas estrategias depende el futuro de esos 7 jóvenes y, en cierta medida, el de su generación.
La "fuerza" de los navarnazis:Imagen
Imagen

Vasquista-navarrista
6 de junio
6 de junio
Mensajes: 1501
Registrado: Mar Ago 02, 2005 11:25 pm

Re: Guardias civiles agredidos

Mensaje por Vasquista-navarrista » Mar Nov 22, 2016 11:29 pm

¿Esta Lamela tiene algún vínculo familiar con aquel consejero de Sanidad pepero de la Comunidad de Madrid?

Avatar de Usuario
Txipiriko
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 9975
Registrado: Vie Abr 30, 2004 10:34 am
Ubicación: Atrapado en el tiempo

Re: Guardias civiles agredidos

Mensaje por Txipiriko » Mié Nov 23, 2016 9:06 am

A mi esto me parece una vergüenza.

No entiendo como el Magistrado de aquí puede tener un criterio y ahora esta Magistrada desde Madrid le desautoriza por lo que parece, según lo que he oído en los medios, en base a un juicio de intenciones, aunque tengo que decir no he leído el auto, pero tampoco se ha postulado ningún hecho, salvo la pelea.

:oops: :oops:

Por otra parte no resulta sorprendente que en un país dónde todas las instituciones están podridas, tengamos una Judicatura así
Imagen

Avatar de Usuario
xyz
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 26942
Registrado: Mié Ago 17, 2005 8:39 pm

Re: Guardias civiles agredidos

Mensaje por xyz » Mié Nov 23, 2016 6:48 pm

Bueno, ahora, sale alguna pequeña voz discordante en Madrid, lo cual es de agradecer...eso sí mes y medio más tarde o así:

LA OPINIÓN DE PEPA BUENO
¿Lo de Alsasua es terrorismo?
Se puede calificar de muchas maneras lo ocurrido en Alsasua, pero, ¿terrorismo? ¿A qué banda terrorista pertenecen los acusados?


PEPA BUENO MADRID 23/11/2016 - 08:07 CET
La Audiencia Nacional ha procesado por terrorismo a los energúmenos que le dieron una paliza a dos guardias civiles en Alsasua sin más motivo que coincidir en un bar con sus parejas tomándose una copa. Son los jueces los que califican los presuntos delitos. Pero ya hubo allí un juez sobre el terreno, en Navarra, que los dejó en libertad provisional acusados de lesiones y atentado.

Pepa Bueno


Procesados por terrorismo los nueve acusados de la agresión de Alsasua

El asunto se derivó a la Audiencia Nacional, que mantiene en prisión preventiva a 7 personas y que si sigue adelante con la acusación del terrorismo que pide el Fiscal puede acarrearles penas a los acusados de hasta 20 años de cárcel, lo mismo que se pide por un homicidio.



Atentado a la autoridad, agresión... Se puede calificar de muchas maneras lo ocurrido en Alsasua, pero, ¿terrorismo? ¿A qué banda terrorista pertenecen los acusados? Todas las sobreactuaciones son malas, pero cuando se producen en la Justicia, que tiene en su mano nada menos que la libertad de las personas, no solo son malas, sino peligrosas.

vamos a reservar el calificativo de terrorismo sólo para los episodios que ocurran en Euskadi o Navarra?


http://cadenaser.com/programa/2016/11/2 ... oyxhoy1-tw
La "fuerza" de los navarnazis:Imagen
Imagen

Avatar de Usuario
ANA-KONDA
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 7916
Registrado: Sab Ene 04, 2003 6:16 pm

Re: Guardias civiles agredidos

Mensaje por ANA-KONDA » Mié Nov 23, 2016 7:46 pm

Mierda para todos ellos, joder.

Ellos han hinchado el globo, y ahora que ven que tienen muchas posibilidades de comerse 15 años por lo que no deja de ser una pelea tabernaria intentan lavar su responsabilidad.

Que se vayan a tomar por el culo.
Imagen

Avatar de Usuario
xyz
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 26942
Registrado: Mié Ago 17, 2005 8:39 pm

Re: Guardias civiles agredidos

Mensaje por xyz » Jue Nov 24, 2016 12:07 am

Y otro más, que ahora se nos ha caido del caballo, El cínico Garzón, Baltasar:

@General_RE_Lee 12 orduDuela 12 ordu
Que el ex-juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, diga en @La_SER que hay "sobreactuación" en el caso de Altsasu lo dice todo.
La "fuerza" de los navarnazis:Imagen
Imagen

Avatar de Usuario
xyz
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 26942
Registrado: Mié Ago 17, 2005 8:39 pm

Re: Guardias civiles agredidos

Mensaje por xyz » Jue Nov 24, 2016 12:38 am

Imagen

CITA EN ALTSASU
Lo más inaudito del auto judicial que ha llevado a la cárcel a siete jóvenes altsasuarras es acusarles de crear un «clima» entre los ciudadanos para evitar que entablen vínculos afectivos con la Guardia Civil.


2016/11/23
Viene a decir que, si no fuera por los abertzales, los guardias serían miembros de las peñas y sociedades gastronómicas, potearían con cualquier cuadrilla, ligarían con las neskas vestidos de uniforme y vivirían en casas como los demás vecinos y no en ghettos. La cosa sin embargo, no es tan simple.

La llegada de la Guardia Civil al País de los Fueros no pudo ser más desdichada: vino de la mano del centralismo como instrumento de cohesión y control del Estado liberal. Eso le puso desde el primer momento en guerra abierta contra las cuatro provincias y en permanente hostilidad.


Ya en 1844,
año de su fundación, el Cuerpo reconocía «lo difícil que es llenar el Tercio del 10º distrito con licenciados del País». El distrito y el país al que se refería no era otro que las cuatro provincias vasconavarras. Mark Kurlansky escribió que desde su fundación, «la Guardia Civil se convirtió, y lo ha continuado siendo, en el factor más irritante en las relaciones entre vascos y españoles».

Hoy día sigue siendo algo extraordinario la presencia de vascos en el Cuerpo: hasta la derecha navarra más españolista, prefiere a sus hijos en la lista del paro que en la Benemérita. En el fondo, los políticos del PSOE o UPN son quienes peor les tratan: los aplauden y jalean por interés, pero luego no van con ellos ni a jugar al mus; jamás les brindan su amistad, ni su txoko, ni su casa. Ajenos al país, encerrados en sus cuarteles y sin integración social, son el paradigma del ocupante.

Resulta peculiar que su fundador, Francisco de Girón y Ezpeleta, naciera en Pamplona, del cruce de un militar acantonado y una indígena euskaldun. «Cuando llegué a Madrid –escribió– no entendía una sola palabra de castellano, y no perdono a mi madre que me dejase olvidar el vascuence, mi lengua nativa, que muy poco me hubiera costado el conservar sabiéndolo muy bien mi madre y toda mi familia materna, pero el deseo de que yo hablase pronto y bien el castellano la llevó a este descuido, si así puede llamarse, que toda mi vida he sentido». El gorro de charol no llegó a casar con el vascuenc

Su repaso histórico es estremecedor. La defensa del orden central exigió primero la represión de las rebeliones carlistas, multas, destierros, deportaciones. Con la abolición foral, se dedicó a la persecución de los prófugos y del contrabando, consecuencias de la imposición de las quintas y de las nuevas fronteras. No es casualidad que el primer guardia muerto en Navarra fuese en un levantamiento de mozos que no querían sortearse. Fue en Tafalla, en 1846.

Su tarea más importante fue la defensa de la nueva propiedad privada, en manos de los ricos liberales tras las forzadas enajenaciones de los bienes comunales.
En muchos casos, la Casa Cuartel se construía paredaña a la del propietario, incluso, como en Sartaguda en la Casa del Infantado, con garitas de vigilancia comunes. Los paisanos que pedían tierra fueron cruelmente tratados.

Los enfrentamientos del siglo XIX continuaron el siguiente: en 1914 mataron a tres jornaleros en Olite; en 1918 otros cuatro en Miranda. Los ricos, asustados, exigían más y más cuarteles. Una característica se adhiere a la historia del Cuerpo como el gorro de charol: la impunidad.

Con la llegada de la II República arreciaron las voces exigiendo su disolución. Los guardias siguieron disparando y matando paisanos indefensos: Alsasua, Villafranca, Cadreita o Roncal, por citar solamente el caso navarro.

No eran abertzales de Alsasua sino ugetistas de la Ribera los que cantaban la jota: «Ya no se llaman civiles / los del gorro atravesado / que se llaman asesinos / del trabajador honrado.»

Cuando llega el golpe militar de 1936 la Guardia Civil adquiere en Navarra un protagonismo estremecedor. Tres mil fusilados salpican mucha sangre. Pasaron a la leyenda el sargento «Terror» en Lodosa; el brigada «Serafín» en Villafranca; el cabo Escalera en Peralta; el «Sargento» en Mendavia; el comandante de puesto «Rufino» en Buñuel; el «Teniente» en Baztan… Impunidad absoluta.

Donde pudieron, los vascos se quitaron de encima este lastre histórico: nada más ser elegido lehendakari del nuevo Gobierno Vasco, Jose Antonio Aguirre disolvió la Guardia Civil. En un país liberado, no cabía la Benemérita.

Luego, hablar del franquismo fue hablar de la Guardia Civil. Entre los opositores al régimen, el regreso de la democracia no se entendía sin la abolición de ambos. García Lorca nos lo recordaba continuamente. Pero la Transición, como en tantas cosas, no tuvo bemoles. Sólo en tres provincias se consiguió un discreto repliegue a favor de la Ertzantza.


La historia posterior es conocida. Apenas aprobada la nueva Constitución, unos guardias ebrios mataron a dos jóvenes en la sala de fiestas Bordatxo en Doneztebe. Fueron absueltos. La impunidad iniciaba una nueva etapa. El «Terror» de Lodosa se iba a llamar ahora Galindo, Intxaurrondo…


En Navarra, tras el asesinato en Tudela de Gladys del Estal, casi un centenar de ayuntamientos democráticos solicitaron su retirada y su sustitución por la Policía Foral. Hasta Víctor Manuel Arbeloa se lo decía: «Señores guardias civiles / dejen en paz sus fusiles». Luego vino la Foz de Lumbier, Lasa y Zabala, Mikel Zabalza... Todo impune.

Si los vasconavarros fueran consultados directamente en las urnas sobre mantener las Casas Cuartel o sustituirlas por una policía foral, no habría una sola aldea que lo dudase. La permanencia de la Guardia Civil está totalmente ligada a esa ausencia del derecho a decidir
. A la falta de respeto democrático. A la falta de soberanía. Fueros, autonomía o nacionalidades fueron, y son, sus principales enemigos. Y especialmente los gobiernos, como el de Navarra, que reclaman esos derechos. La provocación de Altsasu tiene una carga desestabilizadora evidente.

Las alegorías del siglo XIX pintaban a la Guardia Civil como un pulpo, con la cabeza en Madrid y los tentáculos hacia la periferia. El pulpo ha conseguido mantenernos atrapados a España, pero es evidente que no ha logrado ni hacernos españoles ni amar el cefalópodo. Este sábado en Altsasu volverá a demostrarse.
La "fuerza" de los navarnazis:Imagen
Imagen

Zumaque
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 17100
Registrado: Lun Ago 24, 2009 10:58 pm

Re: Guardias civiles agredidos

Mensaje por Zumaque » Jue Nov 24, 2016 6:38 pm

Martín Pallín: "El procesamiento de los nueve de Alsasua es desorbitado y está fuera de la realidad social"
El magistrado emérito del Supremo cree que se ha producido una “sobreactuación judicial” que complica los intentos de convivencia en el País Vasco y Navarra, tras el anuncio de ETA de dejar las armas. “El Derecho no está para crear conflictos, sino para solucionarlos”.


MADRID.- Es una decisión “desorbitada y fuera de la realidad social” que enturbia los intentos emprendidos para que “se aprenda a convivir” en el País Vasco y Navarra. Así de tajante se ha mostrado José Antonio Martín Pallín al valorar el auto de la Audiencia Nacional que procesa a los nueve supuestos agresores de dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua (Navarra).

Magistrado emérito del Tribunal Supremo, José Antonio Martín Pallín (A Coruña, 1936) considera que en este caso se ha producido una “sobreactuación judicial” ante unas agresiones que no alcanzan la gravedad del delito de terrorismo. Es más, defiende que la Audiencia Nacional nunca debió asumir la investigación abierta por la juez de instrucción 3 de Pamplona (Navarra), María Paz Benito, por los delitos de lesiones y atentado a la autoridad.


La agresión fue cometida el pasado 15 de octubre en el bar Koxka de Alsasua. En un tiempo récord, Carmen Lamela, titular del juzgado central de instrucción 3, cerró este miércoles la investigación y dictó un auto de procesamiento por el supuesto delito de terrorismo en concurso ideal de lesiones, atentado y delito de odio.

Martin Pallín intervendrá el próximo 28 de noviembre en una mesa redonda sobre derechos humanos y paz organizada en Vitoria por la red de apoyo a los presos de ETA, Sare, donde algunas víctimas de ETA y del GAL también participarán. Su ponencia abordará la acumulación de condenas por penas cumplidas en el extranjero -en aplicación del Derecho europeo-, cómputo que rechazó el Tribunal Supremo en enero de 2015.
¿Cómo valora el auto de la juez central instructora de la Audiencia Nacional Carmen Lamela de procesar por terrorismo a los nueve presuntos agresores de los guardias civiles y de sus parejas en Alsasua?
Magistrado emérito del Tribunal Supremo, José Antonio Martín Pallín.

La decisión me parece absolutamente cuestionable. En primer lugar, un juez o una jueza para tomar una decisión debe tener en cuenta la realidad social del lugar. Y, lamentablemente, es una realidad social sobre todo en los pueblos donde hay una confrontación que no se supera, no así en las grandes ciudades. Pero no solamente con los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado sino también con militantes de otros partidos, de derechas, etcétera. Y esa realidad crea tensiones.

Por supuesto, esas tensiones no pueden ir más allá de lo que es una confrontación ideológica o de sentimientos. Cuando surgió este incidente, todos pensamos que estábamos ante un delito de lesiones o, incluso, o no de alteración del orden público. Y no más. Y así lo entendió el juez de Pamplona.

Por tanto, cuando se toma la decisión de incluirles dentro de lo que son los delitos de terrorismo que, según el Código Penal, es colaboración con banda armada me parece que se está faltando al principio de proporcionalidad en la respuesta. Y el principio de proporcionalidad en el Derecho Penal es sustancial hasta tal punto de que es unánime la posición de los juristas sobre que la vulneración del principio de proporcionalidad pone en riesgo el principio de legalidad.

Yo considero que aquí se ha quebrantado el principio de proporcionalidad y no encaja dentro del principio de legalidad. Me parece una decisión desorbitada y fuera de la realidad social.
Para el común de los mortales, esa decisión jurídica desorbitada ¿qué implicaciones tiene?

Desde el punto de vista jurídico, lo que he comentado. Desde el punto de vista político y social, en definitiva lo que viene es a acentuar ese clima al que me refería al principio: no aporta nada; al contrario, lo agudiza, lo enturbia. Y el Derecho no está para crear conflictos, sino para solucionarlos. Deberían haberlo pensado antes de tomar esta decisión.
Detrás hay una organización, Ospa Mugimendua, que exige la retirada de la Guardia Civil y de la Policía de Alsasua. ¿Acaso no es un grupo organizado?

Sí, pero no es una organización terrorista. Porque para ser una organización terrorista tiene que cometer delitos de estragos, de lesiones, de muertes… Pero no encabezar una campaña que, por supuesto, puede ser discutida, reprobable y rechazada pero no es una organización terrorista.
¿Hay una sobreactuación judicial?

Por supuesto. Y que además no beneficia a nadie, ni a la sociedad a la que los jueces servimos, ni siquiera al concepto que se puede tener por parte de los ciudadanos del equilibrio y de la proporcionalidad en la aplicación del Derecho.
¿A qué se debe esta sobreactuación? Con su veteranía, ¿cree que detrás estaría latente la propia existencia de la Audiencia Nacional?

Me gustaría saberlo, pero no estoy en condiciones de contestar a esa pregunta. Me parece tan desproporcionada que no alcanzo a comprender cuáles han sido las razones que han llevado, en primer lugar, a atraerse el caso a la Audiencia Nacional y quitárselo a la juez de Pamplona. Y, en segundo lugar, a aplicar estas medidas de prisión incondicional y posible procesamiento por delitos que van entre los 15 y los 20 años.

Cualquier observador externo -y quizá en España estamos muy posicionados sobre este tema por unos años terribles de asesinatos por parte de ETA-, pero en este momento cualquier observador externo estará realmente desconcertado, asombrado, ante esta reacción de la Justicia española.
Este desconcierto y asombro, ¿se interpreta como una resistencia al fin del terrorismo, o es que ETA se ha diluido y no disuelto?

En los pueblos la tensión persiste incluso aunque ETA en un momento determinado anuncie su disolución. Creo que lo refleja muy bien la novela Patria, de [Fernando] Aramburu. Y yo que, de alguna manera, el Gobierno Vasco me ha llamado para algunos asuntos relacionados con estas cuestiones –ahora el 28 tengo que ir a Vitoria/Gasteiz- se que se está haciendo esfuerzos para lograr la pacificación, pero estos esfuerzos necesitan tiempo, colaboración, comprensión…

Y pienso que esta decisión judicial no va a contribuir a que se consiga más pronto que tarde esa reconciliación o simple convivencia; no se trata de que cambien los sentimientos sino que se aprenda a convivir.

Avatar de Usuario
xyz
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 26942
Registrado: Mié Ago 17, 2005 8:39 pm

Re: Guardias civiles agredidos

Mensaje por xyz » Sab Nov 26, 2016 12:38 am

xyz escribió:ñaki Egaña ‏@InakiEgana aza. 16
Qué grupo comenzó la campaña "Que se vayan"? la respuesta en este texto. Fue el primero.

Imagen

Iñaki Egaña ‏@InakiEgana aza. 15
Que se vayan fue una campaña en origen iniciada por Euzkadiko Ezkerra, formacion luego integrada en el PSOE
Verano del 78, todas las fiestas de los pueblos y los Sanfermines txikitos de aquel año tuvieron una constantes: ¡Qué se vayan!

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen
La "fuerza" de los navarnazis:Imagen
Imagen

Avatar de Usuario
xyz
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 26942
Registrado: Mié Ago 17, 2005 8:39 pm

Re: Guardias civiles agredidos

Mensaje por xyz » Sab Nov 26, 2016 12:56 am

Decenas de consistorios han mostrado su apoyo a la manifestación de Altsasu
Una marcha recorrerá hoy Altsasu a partir de las 13.00 horas para denunciar la criminalización a la que han sido sometida esta localidad en una maniobra política, mediática y judicial que puede costarle cara a nueve de sus vecinos. Las adhesiones no han parado de llegar.

Imagen

La manifestación convocada para este mediodía en Altsasu tiene todos los ingredientes multitudinaria, al menos atendiendo al número de adhesiones recabadas desde que se hizo pública la convocatoria, la semana pasada.

Si el jueves pasado todos los alcaldes de la Sakana comparecían de forma conjunta para llamar a secundar la movilización, a ellos se han sumado varias decenas de municipios más, que animan a participar en una marcha que pretende denunciar el linchamiento al que ha sido sometido tanto Altsasu como sus habitantes, y que puede tener durísimas consecuencias para nueve de sus vecinos.

Más de medio centenar de consistorios, hasta 54 según los datos recabados por este diario ayer por la tarde, se han posicionado en este sentido, vía Pleno, Junta de Portavoces o decreto de la Alcaldía. La mayoría de ellos son de Nafarroa (Antsoain, Atarrabia, Uharte, Etxauri, Tafalla, Gares, Mendigorria, Lizarra, Agoitz, Leitza, Araitz, Basaburua, Imotz, Arbizu, Bakaiku, Etxarri Aranatz, Irurtzun, Iturmendi, Lakuntza, Olazti, Uharte Arakil, Urdiain, Ziordia, Baztan, Bera, Doneztebe, Sunbilla, Ituren, Arantza, Goizueta, Berriobeiti, Areso, Zizur Nagusia y Burlata), pero también se han sumado apoyos de Araba (Donemiliaga, Legutio, Barrundia, Asparrena, Zalduondo, Aramaio y Dulantzi), Bizkaia (Barrika, Artea, Urduña, Arrankudiaga y Arakaldo) y Gipuzkoa (Lasarte-Oria, Lazkao, Ataun, Zumaia, Zaldibia, Altzo, Orexa y Berastegi). Asimismo, tiene previsto acudir a la manifestación el alcalde de Iruñea, Joseba Asiron.

Además, en Altsasu, un total de sesenta empresas, comercios, centros educativos, organismos sociales, grupos de música, y agentes culturales y deportivos han llamado a participar en la movilización, una suma de voluntades que también se ha dado en otros municipios, donde durante esta semana vecinos y agentes locales han desarrollado dinámicas en solidaridad con los altsasuarras. Ha ocurrido por ejemplo en Leitza y su comarca, donde más de 150 personas y 30 entidades se han sumado a un manifiesto donde se denuncia la criminalización a la que se ha sometido la localidad de la Sakana y se llama a secundar las movilizaciones.

Movilizaciones como las que ayer llevaron a cabo, a iniciativa de ELA y de LAB, en decenas de centros de trabajo, donde hubo concentraciones en repulsa por lo ocurrido en Altsasu y en solidaridad con sus habitantes.
La "fuerza" de los navarnazis:Imagen
Imagen

Avatar de Usuario
Rojillo Until Death
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 10858
Registrado: Lun Ene 12, 2004 11:40 am
Ubicación: Pompeyópolis

Re: Guardias civiles agredidos

Mensaje por Rojillo Until Death » Sab Nov 26, 2016 3:00 am

Imagen
Imagen

Avatar de Usuario
xyz
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 26942
Registrado: Mié Ago 17, 2005 8:39 pm

Re: Guardias civiles agredidos

Mensaje por xyz » Dom Nov 27, 2016 2:06 am



Imagen

EGUNEKO GAIAK
EKONOMIA
EUSKAL HERRIA
IRITZIA
KIROLAK
KULTURA
MUNDUA
EGURALDIA
ESKELAK
2016/11/27

EGUNEKO GAIAK | DE TRIFULCA DE BAR A «TERRORISMO»
«Queremos a los jóvenes en casa», clama una multitud en Altsasu
Miles de personas abarrotaron ayer las calles de Altsasu para expresar su repulsa por el encarcelamiento de siete jóvenes y el procesamiento de otros dos, acusados de «terrorismo» a raíz de la trifulca que tuvo lugar el 15 de octubre con miembros de la Guardia Civil.

IÑAKI VIGOR|ALTSASU

La manifestación comenzó a las 13.00 en el polígono industrial de Altsasu y fue la mayor realizada en esta localidad, según comentaban los propios vecinos. Los bares y otros comercios del pueblo permanecieron cerrados a lo largo de la mañana, tal como habían decidido ellos mismos como muestra de apoyo a los siete jóvenes encarcelados y a los otros dos procesados, que serían cuatro si se suma a dos menores a los que se implica.

La pancarta que abría la manifestación tenía como único lema ‘‘Altsasu’’, y era portada por representantes del Ayuntamiento, incluido su alcalde Javier Ollo, familiares de los jóvenes procesados y miembros de la plataforma ‘‘Altsasuarra ta harro’’, que es la que ha dinamizado las movilizaciones que se están llevando a cabo estos días en apoyo a los jóvenes.

Tras esa pancarta se veía otra con el lema ‘‘Altsasun nahi ditugu. Los queremos en casa’’, y a continuación varios jóvenes formaron con grandes letras la frase ‘‘7ak etxera’’, expresando así el sentir mayoritario de los vecinos del pueblo.

Masiva asistencia pese al frío
A pesar del frío, el viento y la lluvia, a Altsasu acudieron numerosas personas procedentes del resto de Sakana, cuyos ayuntamientos habían mostrado su apoyo a la convocatoria, y también de otras localidades vascas.

Los organizadores se esforzaron por contabilizar el número de asistentes, y al término de la marcha dijeron que habían acudido más de 15.000 personas. GARA no pudo aplicar su habitual sistema de recuento al colapsarse las calles y ser el recorrido muy irregular. La marcha se prolongó durante una hora, en completo silencio, hasta llegar a la Plaza Iortia, donde se hizo patente la dimensión de esta movilización. De hecho, hubo que esperar más de veinte minutos para que pudieran acercarse hasta allí todos los participantes, aunque muchos de ellos hubieron de quedarse en las calles contiguas a la plaza.

Todo el recorrido de la marcha se efectuó en completo silencio, solo roto por los prolongados aplausos que recibieron los familiares de los jóvenes procesados y las muestras de afecto por parte de numerosas personas que permanecían en las aceras y que se fueron sumando a la manifestación. Esta hizo una breve parada ante el bar Koxka, lugar donde se produjo la trifulca nocturna el pasado 15 de octubre entre jóvenes del pueblo y agentes de la Guardia Civil de paisano.

La marcha contó con una amplia representación de las principales instituciones de Nafarroa. Entre los asistentes se encontraban María Solana, portavoz del Gobierno; Ainhoa Aznarez, presidenta del Parlamento; los parlamentarios Adolfo Araiz, Koldo Martínez y Laura Pérez, entre otros; el senador Iñaki Bernal, de I-E; el alcalde de Iruñea, Joseba Asiron, y el confundador de Podemos Juan Carlos Monedero, que se incorporó a mitad de la manifestación.

En las declaraciones efectuadas a los medios, los representantes políticos coincidieron en rechazar la acusación de «terrorismo» contra los jóvenes altsasuarras, criticaron la actitud de diversos medios de comunicación al sobredimensionar esos hechos y lamentaron la actuación judicial, teniendo en cuenta que los jóvenes procesados pueden ser condenados a penas de prisión de entre 10 y 15 años.

«Exigimos su libertad»
A las 14.20, con la Plaza Iortia a rebosar, se puso fin al acto con la lectura de un comunicado acordado entre los convocantes. En euskara lo hizo Jokin Casteig, director del instituto de Altsasu, y en castellano Amaia San Román, madre de uno de los menores señalados y profesora del colegio de la localidad.

«Sentimos una profunda preocupación por el futuro de estos jóvenes y exigimos la inmediata puesta en libertad de Jokin, Adur, Oihan, Aratz, Jonan, Julen e Iñaki», dijeron en medio de una fuerte ovación.

Asimismo, solicitaron que se devuelva la competencia al Juzgado nº 3 de Iruñea, «de donde nunca debió de salir», y advirtieron de que «esto no acaba hoy, queda mucho trabajo». El acto finalizó pasadas las 14.30 horas, entre gritos de «Atxilotuak askatu», y a continuación se recogieron mensajes de cientos de personas para ser enviados a los jóvenes encarcelados.
La "fuerza" de los navarnazis:Imagen
Imagen

Avatar de Usuario
xyz
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 26942
Registrado: Mié Ago 17, 2005 8:39 pm

Re: Guardias civiles agredidos

Mensaje por xyz » Dom Nov 27, 2016 2:10 am



Imagen


EGUNEKO GAIAK | DE TRIFULCA DE BAR A «TERRORISMO»
«Queremos a los jóvenes en casa», clama una multitud en Altsasu
Miles de personas abarrotaron ayer las calles de Altsasu para expresar su repulsa por el encarcelamiento de siete jóvenes y el procesamiento de otros dos, acusados de «terrorismo» a raíz de la trifulca que tuvo lugar el 15 de octubre con miembros de la Guardia Civil.


IÑAKI VIGOR|ALTSASU

La manifestación comenzó a las 13.00 en el polígono industrial de Altsasu y fue la mayor realizada en esta localidad, según comentaban los propios vecinos. Los bares y otros comercios del pueblo permanecieron cerrados a lo largo de la mañana, tal como habían decidido ellos mismos como muestra de apoyo a los siete jóvenes encarcelados y a los otros dos procesados, que serían cuatro si se suma a dos menores a los que se implica.

La pancarta que abría la manifestación tenía como único lema ‘‘Altsasu’’, y era portada por representantes del Ayuntamiento, incluido su alcalde Javier Ollo, familiares de los jóvenes procesados y miembros de la plataforma ‘‘Altsasuarra ta harro’’, que es la que ha dinamizado las movilizaciones que se están llevando a cabo estos días en apoyo a los jóvenes.

Tras esa pancarta se veía otra con el lema ‘‘Altsasun nahi ditugu. Los queremos en casa’’, y a continuación varios jóvenes formaron con grandes letras la frase ‘‘7ak etxera’’, expresando así el sentir mayoritario de los vecinos del pueblo.

Masiva asistencia pese al frío
A pesar del frío, el viento y la lluvia, a Altsasu acudieron numerosas personas procedentes del resto de Sakana, cuyos ayuntamientos habían mostrado su apoyo a la convocatoria, y también de otras localidades vascas.

Los organizadores se esforzaron por contabilizar el número de asistentes, y al término de la marcha dijeron que habían acudido más de 15.000 personas. GARA no pudo aplicar su habitual sistema de recuento al colapsarse las calles y ser el recorrido muy irregular. La marcha se prolongó durante una hora, en completo silencio, hasta llegar a la Plaza Iortia, donde se hizo patente la dimensión de esta movilización. De hecho, hubo que esperar más de veinte minutos para que pudieran acercarse hasta allí todos los participantes, aunque muchos de ellos hubieron de quedarse en las calles contiguas a la plaza.

Todo el recorrido de la marcha se efectuó en completo silencio, solo roto por los prolongados aplausos que recibieron los familiares de los jóvenes procesados y las muestras de afecto por parte de numerosas personas que permanecían en las aceras y que se fueron sumando a la manifestación. Esta hizo una breve parada ante el bar Koxka, lugar donde se produjo la trifulca nocturna el pasado 15 de octubre entre jóvenes del pueblo y agentes de la Guardia Civil de paisano.

La marcha contó con una amplia representación de las principales instituciones de Nafarroa. Entre los asistentes se encontraban María Solana, portavoz del Gobierno; Ainhoa Aznarez, presidenta del Parlamento; los parlamentarios Adolfo Araiz, Koldo Martínez y Laura Pérez, entre otros; el senador Iñaki Bernal, de I-E; el alcalde de Iruñea, Joseba Asiron, y el confundador de Podemos Juan Carlos Monedero, que se incorporó a mitad de la manifestación.

En las declaraciones efectuadas a los medios, los representantes políticos coincidieron en rechazar la acusación de «terrorismo» contra los jóvenes altsasuarras, criticaron la actitud de diversos medios de comunicación al sobredimensionar esos hechos y lamentaron la actuación judicial, teniendo en cuenta que los jóvenes procesados pueden ser condenados a penas de prisión de entre 10 y 15 años.

«Exigimos su libertad»
A las 14.20, con la Plaza Iortia a rebosar, se puso fin al acto con la lectura de un comunicado acordado entre los convocantes. En euskara lo hizo Jokin Casteig, director del instituto de Altsasu, y en castellano Amaia San Román, madre de uno de los menores señalados y profesora del colegio de la localidad.

«Sentimos una profunda preocupación por el futuro de estos jóvenes y exigimos la inmediata puesta en libertad de Jokin, Adur, Oihan, Aratz, Jonan, Julen e Iñaki», dijeron en medio de una fuerte ovación.

Asimismo, solicitaron que se devuelva la competencia al Juzgado nº 3 de Iruñea, «de donde nunca debió de salir», y advirtieron de que «esto no acaba hoy, queda mucho trabajo». El acto finalizó pasadas las 14.30 horas, entre gritos de «Atxilotuak askatu», y a continuación se recogieron mensajes de cientos de personas para ser enviados a los jóvenes encarcelados.
La "fuerza" de los navarnazis:Imagen
Imagen

Responder