EMPIEZAN POR EL LABORATORIO...DÓNDE ACABARÁN.

¿Tienes alguna queja? ¿Deseas opinar, discutir, preguntar, informar...? Deja tu mensaje en este foro.

Moderador: Diario de Noticias

Responder
Avatar de Usuario
Mieira
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 11849
Registrado: Sab Jun 12, 2010 12:41 pm
Ubicación: Tudela

EMPIEZAN POR EL LABORATORIO...DÓNDE ACABARÁN.

Mensaje por Mieira » Mié Nov 02, 2011 2:10 pm

Con la de años que ha costado tener un Hospital Comarcal en Tudela como el que tenemos, que no está mal, y ahora comienzan a dejarnos sin servicios en él.
Primer objetivo: el Laboratorio del Hospital será trasladado fuera de Tudela, excepto en los servicios que pueda dar para urgencias.

El traslado del laboratorio del hospital obligará a los riberos a viajar a Pamplona para analíticas


La plantilla del reina sofía se concentró ayer en contra del desmantelamiento.
Los trabajadores creen que los pacientes tardarán más en obtener sus resultados y soportarán listas de espera

nieves arigita - Jueves, 20 de Octubre de 2011 -

Tudela. Los pacientes riberos podrían verse obligados a desplazarse a Pamplona para someterse a determinadas analíticas si, como se asegura en la red interna del Gobierno de Navarra, el laboratorio del hospital Reina Sofía se desmantela para centralizar el servicio en la capital. Así lo denunciaron ayer los trabajadores del centro hospitalario en el transcurso de una concentración en la que, además de mostrarse contrarios a los recortes en materia sanitaria, pidieron a los ayuntamientos de la comarca que se posicionen contra la medida, vía mociones plenarias.

Tras reiterar que la intención del departamento de Salud es "la privatización de la Sanidad pública", desvelaron que tienen conocimiento de contactos entre el grupo de trabajo que estudia el traslado con laboratorios privados de San Sebastián o Madrid. Este extremo, según la plantilla, sería sólo el comienzo de una privatización de otras áreas como las consultas o los rayos X.

"El traslado del servicio deja aparte los laboratorios de urgencias, pero implica a las analíticas rutinarias más específicas que se hacen en el hospital y que no se pueden realizar en los centros de salud de los pueblos. Esos procesos que hasta ahora se hacían aquí y que implicaban viajes de 15 kilómetros tendrán que llevarse a cabo en Pamplona. Y 15 kilómetros no es lo mismo que 90 de ida y vuelta para una analítica de media hora", explicaron técnicas de laboratorio del Reina Sofía. En este sentido, se mostraron preocupadas no solo por el incierto futuro del personal del laboratorio del hospital de Tudela sino también por la posible merma en la calidad del servicio. "Enviar las analíticas a Pamplona supondrá también retrasos y más listas de espera; determinadas analíticas tienen un tiempo de vida y las muestras no se pueden utilizar cuando a uno le da la gana, hay muchas determinaciones que no sirven pasado un tiempo", apuntaron.

En torno a los argumentos del Gobierno de Navarra para el traslado, todos los sindicatos con representación en el hospital (LAB, ELA, CCOO, UGT, SATSE, SPA y USAE) coincidieron en negar que la medida supondrá un ahorro. De hecho, recordaron que las instalaciones son prácticamente nuevas (se inauguraron hace solo dos años) y que todavía no se ha decidido si para el laboratorio central de Pamplona será necesaria la compra y habilitación de un nuevo inmueble. "Si necesitan un nuevo edificio, el proceso de desmantelamiento y traslado será más corto. En todo caso, ¿qué ahorran si tienen que comprar uno nuevo?", se preguntaron.

Por otra parte, defendieron a capa y espada la situación del personal eventual del laboratorio del Reina Sofía que, según dijeron, "está abocado a ir a la calle sin posibilidades de volver a conseguir trabajo porque está previsto que no se convoquen oposiciones para cubrir nuevas plazas". Además, es incierta la situación en la que queda la plantilla fija que no sabe si tendrá que verse obligada a reubicarse en Pamplona. "Nos dicen que trabajamos bien, los presupuestos están ajustados y tenemos un premio de calidad. Hay calidad y buena gestión. ¿Por qué esta medida que afecta tanto a los trabajadores como a los usuarios de la Ribera", dijeron.

La cifra
· Muestras. Pese a que el departamento de Salud afirmó que las muestras de los centros de salud riberos para análisis ordinarios ya se envían a Pamplona, los técnicos lo negaron ayer. "Es falso, la mayoría se procesan en el hospital de Tudela y solo una pequeña parte de las especiales se llevan a Pamplona".

· Específicas. Las determinaciones como la coagulación o la velocidad de sedimentación globular, la glucosa o el hemograma pueden ser fallidas con el paso de las horas. La única manera de no falsear los datos sería que el paciente se hiciera el análisis en Pamplona.

30

· Personas. Forman parte de la plantilla del laboratorio del hospital Reina Sofía de Tudela. Se trata de técnicos de laboratorio, auxiliares, administrativos y médicos. Entre el personal eventual contratado hay gente que lleva dos décadas trabajando en el centro ribero. En general, el perfil de la plantilla es de personas muy jóvenes, de entre 30 y 35 años.


A Campillo (PSN), le faltó el empuje final tras plantar cara a Elena Torres y su petición de acatar órdenes:


El Ayuntamiento no defenderá que el laboratorio del Reina Sofía mantenga los mismos servicios
La mayoría UPN-PP, con la abstención de PSN, da por buena la unificación en Pamplona. Los socialistas hicieron oídos sordos al mandato de la consejera Torres y mantuvieron su moción contra el traslado




fermín pérez-nievas - Sábado, 29 de Octubre de 2011 -

Tudela. El Ayuntamiento de Tudela no defenderá que el laboratorio del hospital Reina Sofía de Tudela, que da servicio a más de 90.000 vecinos, permanezca en la capital ribera con los mismos servicios. "Frustración, tristeza y decepción" fueron algunas de las palabras que se pudieron oír de boca de las trabajadoras que se dieron cita en el salón de plenos para asistir a la votación. Si en 1986 se consiguió la unanimidad de siete partidos políticos para luchar por crear un hospital comarcal en Tudela, ayer fue imposible que cuatro grupos municipales consensuaran una postura única en defensa de las tres claves que piden los trabajadores: mantenimiento de la calidad, de los puestos de trabajo y del servicio a los ciudadanos en Tudela.

Curiosamente, la unidad que no existió (se presentaron tres mociones distintas sobre el tema) se consiguió, sólo unos minutos después, para pedir la rehabilitación del claustro y la puerta del Juicio de la catedral.

En el pleno se hizo evidente la situación de pinza que está viviendo la capital ribera donde PPN pacta su voto con UPN, porque comparten equipo de gobierno en Tudela, mientras el PSN se ve sometido a no desviarse demasiado de la postura que mantiene la dirección de su partido, dado su acuerdo con UPN en el Gobierno de Navarra. Pese a esta situación, Campillo (PSN) hizo caso omiso a las recomendaciones que la consejera Elena Torres le hizo por la mañana en SER-Tudela: "le insto a que retire la moción. Los argumentos que se usan son falsos, no se basan en la realidad y se hacen desde el desconocimiento de la información", dijo Torres. Pese al aleccionamiento público de la consejera, Campillo no sólo defendió su moción, sino que lo hizo con más ahínco que lo que marcaba el texto, acercándose incluso a la de Izquierda-Ezkerra; aunque ese acercamiento no se demostró luego en las votaciones. Milagros Rubio (I-E) presentó la moción de los trabajadores que se centraba en los puestos de trabajo, la no privatización del servicio y la defensa del desarrollo de la Ribera, pero sólo contó con el respaldo de los 4 votos de su grupo, frente a las abstenciones del PSN y los votos en contra de los 11 ediles de UPN-PPN (faltaba una concejala).

UPN-PPN Desde el PPN, su portavoz, Enrique Martín, manifestó que su partido no se iba a "implicar en discutir el modelo de gestión" para luego añadir que "estaremos vigilantes de que no empeore la calidad. Estoy seguro de que la unificación no va a implicar el desmantelamiento de los laboratorios en Tudela". Ése era el espíritu de la moción que se aprobó, con los únicos votos favorables de UPN y PPN: dar por supuesta la centralización de los laboratorios en Pamplona pero instar al Gobierno de Navarra a "mantener la actual cartera de servicios del hospital, los puntos de extracción de muestras, confirmar que los pacientes no se van a tener que desplazar, mantener el tiempo de respuesta de los análisis y dialogar con los trabajadores en el proceso de unificación".

Durante toda la discusión, que duró cerca de dos horas, lo único que dijo UPN sobre este tema, por boca de su portavoz Reyes Carmona, fue: "nuestro voto será contrario al resto de mociones". Nada más. La voz de UPN, una vez más, pasó a manos del PPN que añadió que "no me posicionaré en contra de algo que hace Salud hasta que no sepa cómo va a quedar el laboratorio".

lEl peor papel le tocó desempeñarlo a Manuel Campillo (PSN). Al tiempo que el pasado jueves hicieron pública la moción que iban a presentar contra la unificación del servicio, desde el PSN en Pamplona emitieron un comunicado dejando clara su apuesta por la centralización en Pamplona. No contentos con eso, ayer en una radio local Elena Torres acusó a Campillo de "desconocer el tema" y emplear "falsos argumentos", al tiempo que le "instó" a retirar la moción :shock:

Campillo, queriendo dejar clara su distancia de los postulados de Pamplona, varió la moción inicial en su lectura y señaló que "no entendemos que se designe a un equipo para valorar la unificación y por otra parte se den cifras del ahorro y se dé ya por hecha". Además añadió que mantenía "dudas" de que funcionara un servicio de laboratorio a 120 kilómetros de distancia, "no se conoce ninguna experiencia". Además, defendió la relevancia del hospital, "primera infraestructura que se hizo en la Ribera", y dijo que es "fundamental para su desarrollo, tal y como se señala en la Estrategia Territorial de 2007 donde se señala que hay que dotar a Tudela "de servicios de un rango superior a lo que su actual peso aconsejaría para convertirse en núcleo de referencia en el Valle del Ebro". Por último, concluyó que "no existen suficientes estudios técnicos que digan que no va a repercutir en la calidad de atención y en el propio hospital".

Incluso I-E se sorprendió ya que los nuevos postulados se acercaban a los suyos y le preguntó si apoyaría su moción. Sin embargo sólo respaldó su propia moción y se abstuvo en las otras dos. PSN defendió su no traslado a Pamplona y la necesidad de mantener su "gestión pública", pero el voto negativo UPN-PPN impidió que saliera adelante.

Milagros Rubio, por I-E, destacó que la falta de consenso y el hecho de que no se aprobara una moción unívoca para mantener el laboratorio en Tudela "va a significar la frustración de los ciudadanos que ven como somos incapaces de defender el desarrollo y lo ya conseguido en la Ribera" . Rubio recordó cómo había nacido el hospital, "gracias a la presión de los vecinos y a una gestora popular" y añadió que entonces personas de un espectro político "que iba desde HB hasta AP" unieron sus fuerzas para lograrlo. En su intervención destacó la falta de transparencia que existía sobre el tema "dado que lo que sabemos lo sabemos por los trabajadores, que son quienes se están moviendo. No hay una información clara de qué se pretende pero todo apunta a una privatización del servicio".
votación
¡vota!


http://www.diariodenoticias.com/2011/10 ... -servicios

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados