Escritos Propios: Poema - Prosa - Etc. -

La crítica, el arte, la literatura, el cine, la música, la TV, la fotografía, la comunicación... Aporte su visión acerca de cualquier evento cultural.

Moderador: Diario de Noticias

Responder
Avatar de Usuario
Marca ACME
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 17911
Registrado: Lun Ago 13, 2007 5:48 pm

Re: Escritos Propios: Poema - Prosa - Etc. -

Mensaje por Marca ACME » Lun May 20, 2013 1:42 am

Okariz escribió:Hace unas semanas, en esos momentos largos y tranquilos de los que a veces se dispone, me entretuve releyendo estas páginas. Cuando me quise dar cuenta, llevaba un tiempo que se había pasado volando. Tuve que cerrar porque tenemos la costumbre de dormir. También era un domingo por la noche. Cuarenta hermosas páginas, sí señor. Feliz idea -no me canso de repetirlo- la que tuvo en su día la amiga MA, siempre apacible y amable en sus comentarios, siempre apoyándonos. Cuarenta páginas pueden parecer pocas si comparamos las que hay en muchos otros hilos. Pero no importa. No son suficientes, porque espero que se multipliquen, pero este pasar página a página cadenciosamente es una delicia, un verdadero gozo para los que amamos el negro sobre el blanco. Os sigo leyendo y os sigo esperando.

Un placer volver a leerte, Otsoa. Me gusta cuando te mueves en otros terrenos, como has hecho ahora. He disfrutado con tu sensibilidad -tan carnal, tan honda- y, por supuesto, me place leer la hermosísima lengua castellana en las preciosas y sentidas líneas que nos has regalado. Eres un hacha,amigo. :P

- Toc, toc. ¿Está Alina? ¿Se puede? :wink:
Gracias por lo que dices, Okariz. :wink: Ésto lo hacéis vosotros y vosotras muy bien. :)
Yo participé alguna vez y luego lo eliminé. Y ahora estoy un poco bloqueada.
Puede que en otros momentos vuelva, no lo sé. De momento prefiero leeros, que da gusto.

Ibrahim
5 de mayo
5 de mayo
Mensajes: 736
Registrado: Vie Jul 06, 2012 6:31 pm

Re: Escritos Propios: Poema - Prosa - Etc. -

Mensaje por Ibrahim » Lun May 20, 2013 2:27 pm

Okariz escribió:Hace unas semanas, en esos momentos largos y tranquilos de los que a veces se dispone, me entretuve releyendo estas páginas. Cuando me quise dar cuenta, llevaba un tiempo que se había pasado volando. Tuve que cerrar porque tenemos la costumbre de dormir. También era un domingo por la noche. Cuarenta hermosas páginas, sí señor. Feliz idea -no me canso de repetirlo- la que tuvo en su día la amiga MA, siempre apacible y amable en sus comentarios, siempre apoyándonos. Cuarenta páginas pueden parecer pocas si comparamos las que hay en muchos otros hilos. Pero no importa. No son suficientes, porque espero que se multipliquen, pero este pasar página a página cadenciosamente es una delicia, un verdadero gozo para los que amamos el negro sobre el blanco. Os sigo leyendo y os sigo esperando.

Un placer volver a leerte, Otsoa. Me gusta cuando te mueves en otros terrenos, como has hecho ahora. He disfrutado con tu sensibilidad -tan carnal, tan honda- y, por supuesto, me place leer la hermosísima lengua castellana en las preciosas y sentidas líneas que nos has regalado. Eres un hacha,amigo. :P

- Toc, toc. ¿Está Alina? ¿Se puede? :wink:
+1
Además, siempre planea un peculiar elemento de generosidad en lo que toca Otsoa; demasiado difícil para la impostura

Avatar de Usuario
Okariz
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 15056
Registrado: Lun Mar 13, 2006 11:11 pm

Re: Escritos Propios: Poema - Prosa - Etc. -

Mensaje por Okariz » Lun May 20, 2013 3:10 pm

TRIBULACIONES DE LOT
Episodio de Ira (I).

1. Le pregunto a Ira por su reencuentro con Julia después de tantos años. Tenemos tiempo. Sentados en una terraza, con dos generosos güisquis de malta, observamos el goteo continuo de gente que entra y sale del museo. Hay una exposición de El aduanero Rousseau, el pintor de La gitana dormida. Siempre me ha parecido forzada la postura en la que duerme la mujer, indiferente a la presencia del león. Quizás sueñe apacible, o simplemente dormite atenta a cualquier peligro; el báculo que aferra en su mano derecha me invita a inclinarme por la segunda opción. La tarde es haragana y una ligerísima brisa esparce la ceniza del cigarrillo de Ira. El sol todavía tiene fuerza para entibiarnos. El líquido ambarino de nuestros vasos altos se estremece con los bruscos movimientos de los cubitos de hielo al derretirse. Ira da una calada al cigarrillo, retiene el humo en sus pulmones y lo exhala por la nariz y la boca, y forma una nubecilla azul, gris y blanca, tan llamativa como fugaz. Habla.
- Hace poco más de tres meses recibí una llamada. Serían las cinco de la tarde. Lo sé porque me estaba preparando para las clases de encuadernación de las seis. Era una voz de mujer. Al principio no la reconocí, pero al instante -antes de que volviera a hablar- supe en seguida quién era su dueña. Imagínate, Lot, como me cayó aquel: “Hola, Ira. ¡Cuánto tiempo!”. Me senté en el sillón, encendí un pito e intenté calmarme. No quería que el tantán del tambor de mi corazón llegase a sus oídos.
Y en este punto de la narración, a Ira se le dibuja una mueca en sus finos labios, una sonrisa mínima. El tambor de su corazón. No conozco a nadie que sea tan cuidadoso a la hora de exponer unos hechos concretos; me resulta admirable la capacidad de Ira para contar sus cuitas echando mano de circunlocuciones tan patentes. Aprovecho su silencio y bebo un trago lento y ceremonioso para que el paladar disfrute con la dulce sequedad de la malta. Las escaleras del museo ahora aparecen menos pobladas. Un ganapán le pide tabaco a Ira y este le da un cigarrillo arrugado y se lo enciende con una cerilla, formando un cuenco con sus manos. El hombre se marcha sin darle las gracias. “Lo entiendo -reflexiona Ira-; solemos olvidar las palabras cuando dejamos de utilizarlas”. Una paloma picotea en el suelo, alza la cabeza y zurea erguida. Le hurto unos instantes el cigarro a Ira; fumo brevemente y pienso en Julia, en la gitana y en el león de Rousseau. Todavía no sé situar a Ira en el lugar exacto del cuadro. Apostaría a que es la gitana que duerme ese duermevela misterioso. Pero nunca he ganado nada en las apuestas. La tarde avanza; también el relato de Ira.
Tiñes mis días de fatal melancolía/ En las ruinas, yedra/ Si mirara más hacia el espejo y menos a la ciudad/ Triste campana que ya no suena/ Largo se le hace el día a quien no ama y él lo sabe/ No se ven los corazones/Tu dignidad es la de todos.

Ibrahim
5 de mayo
5 de mayo
Mensajes: 736
Registrado: Vie Jul 06, 2012 6:31 pm

Re: Escritos Propios: Poema - Prosa - Etc. -

Mensaje por Ibrahim » Dom Jun 02, 2013 1:44 am

Imagen

Yo no sé los demás, pero yo me he quedado intrigado con el episodio de Ira (I)...

Avatar de Usuario
Imnogud
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 10666
Registrado: Jue Jul 19, 2007 11:39 am
Ubicación: Estoy aquiiiiiii

Re: Escritos Propios: Poema - Prosa - Etc. -

Mensaje por Imnogud » Dom Jun 02, 2013 2:04 am

:| :| :| Pues ya somos dos, Ibrahim.
Imagen
"es preciso llevar dentro de uno mismo un caos para poder poner en el mundo una estrella" (Nietzsche)
"no me deis consejos; sé equivocarme yo solo" (Pitigrilli)

Avatar de Usuario
Okariz
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 15056
Registrado: Lun Mar 13, 2006 11:11 pm

Re: Escritos Propios: Poema - Prosa - Etc. -

Mensaje por Okariz » Mié Jun 05, 2013 7:33 pm

En cuanto lo perfile un poco, lo subo. Y gracias por vuestra atención, I e I. :D
Tiñes mis días de fatal melancolía/ En las ruinas, yedra/ Si mirara más hacia el espejo y menos a la ciudad/ Triste campana que ya no suena/ Largo se le hace el día a quien no ama y él lo sabe/ No se ven los corazones/Tu dignidad es la de todos.

Avatar de Usuario
Okariz
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 15056
Registrado: Lun Mar 13, 2006 11:11 pm

Re: Escritos Propios: Poema - Prosa - Etc. -

Mensaje por Okariz » Mié Jun 05, 2013 11:34 pm

Por cierto, Ibrahim, gracias por subir el cuadro del Aduanero Rousseau: es impresionante.
Por esos misterios de la vida, sigo sin poder subir imágenes :wink: (¿?).
Última edición por Okariz el Dom Sep 29, 2013 8:42 pm, editado 2 veces en total.
Tiñes mis días de fatal melancolía/ En las ruinas, yedra/ Si mirara más hacia el espejo y menos a la ciudad/ Triste campana que ya no suena/ Largo se le hace el día a quien no ama y él lo sabe/ No se ven los corazones/Tu dignidad es la de todos.

Avatar de Usuario
Marca ACME
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 17911
Registrado: Lun Ago 13, 2007 5:48 pm

Re: Escritos Propios: Poema - Prosa - Etc. -

Mensaje por Marca ACME » Vie Jun 07, 2013 12:49 am

Okariz, hace tiempo que no se veían por aquí Las Tribulaciones de Lot, espero que sigas escribiéndolas. :)

Avatar de Usuario
Okariz
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 15056
Registrado: Lun Mar 13, 2006 11:11 pm

Re: Escritos Propios: Poema - Prosa - Etc. -

Mensaje por Okariz » Dom Sep 29, 2013 8:40 pm

Haciendo limpieza, he encontrado esto. ¡Joder! A este Lot Osasuna tiene que darle alguna alegría :wink:

TRIBULACIONES DE LOT (Muy breves y muy al margen; 16 de febrero de 2011).

Perdí una batalla y me dijeron que no importaba, que no había perdido la guerra. Pero malgasté también una guerra y luego me apunté a otra, y salí peor parado que Sancho Panza cuando es repetidamente manteado en la venta. Me lamí las heridas y aprendí una lección: puedes salir derrotado en todas las guerras del mundo siempre que haya una alborada, un rival y un campo ancho para el combate. El fragor del cuerpo a cuerpo te excita y el dolor tiene la compensación del mapa de las cicatrices. Hablo de guerras pequeñas, algunas insignificantes, otras tremendas, todas incruentas, sin sangre. Todas mías, trascendentales para mis latidos. Todas devastadoras. Plagas de langostas que arrasan los trigales altos de mi corazón; calinas que agostan el agua de mi vida; agostos desmesurados en la sed de mi alma. Mentí antes: son crueles.


Como siempre, muchas gracias a la fidelidad lectora de mi amiga MA :wink:
Tiñes mis días de fatal melancolía/ En las ruinas, yedra/ Si mirara más hacia el espejo y menos a la ciudad/ Triste campana que ya no suena/ Largo se le hace el día a quien no ama y él lo sabe/ No se ven los corazones/Tu dignidad es la de todos.

Avatar de Usuario
Okariz
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 15056
Registrado: Lun Mar 13, 2006 11:11 pm

Re: Escritos Propios: Poema - Prosa - Etc. -

Mensaje por Okariz » Jue Ene 02, 2014 10:58 pm

TRIBULACIONES DE LOT ( muy breves y muy al margen; 19 de noviembre de 2013).

Pregúntale al viento quién eres, porque sólo él -en su eterna soledad- sabrá contestarte. Pregúntale a tu corazón en qué te has convertido: si en un hombre digno, en un espíritu turbado, quizás en una sombra aún por emerger a la luz; nadie más que él, tu incansable lazarillo, atesora la respuesta. Hazlo, antes de que la arena del tiempo te oscurezca los ojos y recubra tu boca.

(A los amigos de Lot, en el comienzo de 2014 :wink: ).
Tiñes mis días de fatal melancolía/ En las ruinas, yedra/ Si mirara más hacia el espejo y menos a la ciudad/ Triste campana que ya no suena/ Largo se le hace el día a quien no ama y él lo sabe/ No se ven los corazones/Tu dignidad es la de todos.

Avatar de Usuario
Okariz
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 15056
Registrado: Lun Mar 13, 2006 11:11 pm

Re: Escritos Propios: Poema - Prosa - Etc. -

Mensaje por Okariz » Mié Ene 08, 2014 2:11 pm

REBECA

Rebeca nació el tres de julio de 1977 en una clínica privada de Donosti. Aparentemente enfermó y fue trasladada de urgencia a la residencia Nuestra Señora de Arantzazu, de la capital donostiarra, en donde falleció a los siete días. Este es el comienzo de una historia triste y amarga, pero también un ejemplo de lucha y tenacidad de toda una familia para encontrar respuestas- luz- en la oscuridad de un caso, que pertenece al ominoso y vergonzante asunto de lo que se ha dado en llamar bebés robados, recién nacidos arrancados de los brazos de sus padres (o incluso sin que éstos tuvieran la oportunidad, tan siquiera, de abrazarlos o, al menos, de verlos) desde la posguerra hasta ya entrados los años ochenta.

Rebeca Losa Ocáriz es (el presente siempre es más alentador) el octavo hijo de mi tía Mercedes Ocáriz Sarrías, la Nena, como se le llama en la familia, al ser la más pequeña de sus hermanas. Todo fue irregular y confuso aquellos días de julio de 1977: el parto provocado, el hecho de que no permitieran a la madre ver a su hija, el traslado de Rebeca en un coche privado a la residencia y, finalmente, su supuesta muerta una semana más tarde, aunque ahora se ha sabido que el informe médico fija la fecha del óbito cuatro días después del alumbramiento. Y como guinda cruel a este esperpéntico cuadro, el entierro, celebrado sin que mis tíos pudieran ver el cadáver.

El doloroso suceso durmió durante más de tres décadas –como tantos otros- en el sueño de los justos, en un limbo que nunca fue plácido, porque la madre de Rebeca jamás aceptó la muerte de su hija y siempre mantuvo vivas sus sospechas de que le ocultaron la verdad durante aquella semana negra de julio de 1977. Efectivamente, transcurridos los lustros, y aumentada la prole con dos miembros más, la familia decide afrontar el episodio de Rebeca por las vías legales. En enero de 2012 un juez permite exhumar la tumba en el panteón del cementerio de Polloe, y lo que se encuentran los forenses es simplemente un trapo. No hay un rastro humano de Rebeca. ¿Dónde está Rebeca? Esta es la pregunta clave. La noticia es demoledora para los Losa-Ocáriz. ¿Cómo se puede dar por cerrado un suceso tan lacerante cuando no existe una sola respuesta en este maremágnum tan turbio?

¿Robaron a Rebeca? Pues todo hace indicar que sí. Pero, quién, quiénes, por qué. A dónde fue a parar. Por que se sometió a esa sevicia a mis tíos y a mis primos. Son preguntas que se hacen muchas familias –sólo en Euskadi y Navarra hay contabilizadas alrededor de cuatrocientas- , que soportan idéntico dolor al de los Losa-Ocáriz.

Es necesario encontrar a los culpables; no importa que los responsables fueran médicos, religiosos, particulares, cargos públicos. Y, por supuesto, todos anhelamos que más tarde que nunca Rebeca aparezca. Que salgan a la luz todas las Rebecas, usurpadas de su carne y de su sangre. Los padres necesitan estrechar en sus brazos a sus hijos y los hijos saber quiénes son realmente.

Los nazis robaron bebés, y también cometieron el mismo delito las dictaduras del Cono Sur. Aquí se ha practicado esta barbaridad durante medio siglo. ¿Cómo se puede ser tan bastardo? Asusta esta realidad. Pero que nadie crea que mi tía la Nena, mi tío y mis nueve primos se van a arredrar. Buscarán la verdad hasta el final, hasta sus últimas consecuencias.
Tiñes mis días de fatal melancolía/ En las ruinas, yedra/ Si mirara más hacia el espejo y menos a la ciudad/ Triste campana que ya no suena/ Largo se le hace el día a quien no ama y él lo sabe/ No se ven los corazones/Tu dignidad es la de todos.

Avatar de Usuario
Okariz
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 15056
Registrado: Lun Mar 13, 2006 11:11 pm

Re: Escritos Propios: Poema - Prosa - Etc. -

Mensaje por Okariz » Mié Ene 08, 2014 2:17 pm

LA PELÍCULA ZAPRUDER

Ahora que se han cumplido, y celebrado, los cincuenta años del asesinato de Kennedy en Dallas, tenemos una certeza: la calavera del que fue el presidente número 35 de Estados Unidos reverdece inasequible al paso de los lustros, lejos de pudrirse –como sería lo natural- en su tumba de Arlington. Nunca un magnicidio (sin duda, uno de los más relevantes de la edad contemporánea) ha provocado tal catarata de ríos de tinta, en forma de novelas, de reportajes periodísticos o de teorías sobre si se debió a una conspiración o tan sólo a la lunática decisión de Oswald, el antagonista por excelencia de esta historia que fascina a un número ingente de personas en todo el mundo y sobre la que todavía no se ha puesto el punto y final.

En Kennedy no importa tanto su figura –humana y política- sino su muerte. Es cierto que sobre la primera se ha abundado hasta el hartazgo. Pero sus conquistas múltiples, su lesión crónica de columna o su fracaso en Bahía Cochinos y su falta de vista en Vietnam, por ejemplo, empequeñecen ante la magnitud de su último hálito, cuando la tercera bala (si es que fueron tres) le destrozó el cráneo y le arrancó el cerebro, aquella mañana de un viernes veintidós de noviembre de 1963, en la Plaza Dealey de la texana Dallas. Tememos a la muerte y paradójicamente nos fascina. No nos conformamos con el porqué, queremos saber quién o quiénes acabaron con su todavía corta vida.

Lo cierto es que pese a su crudeza –no podemos obviar que estamos hablando de un asesinato puro y duro- este relato histórico es fascinante. Medio siglo después, el final de Kennedy sigue habitando en las sombras, gracias, por supuesto, a las intrincadas telas de arañan que siempre han tejido el gobierno y los poderes ocultos –con la CIA como tenebroso heraldo- de ese país llamado Estados Unidos.

Tengo un colega –atrapado en los vericuetos del gran suceso de Dallas- que coincide con la Comisión Warren: Lee Harvey Oswald actuó solo y finiquitó a a John K. Kennedy de dos disparos (erró su segundo tiro). No hubo conspiración. Sin embargo, un Comité de la Cámara de Representantes le enmienda la plana dieciséis años después a la Comisión Warren: hubo cuatro disparos –y no tres- y probablemente dos tiradores. Sí hay conspiración. Y si la hubo, contamos con todo un cajón de sastre en el que se esconden la mafia, la propia CIA y hasta el mismísimo Jonhson, su sucesor, que para algunos elucubradores es el autor intelectual del magnicidio. No incluyo a Castro, porque no se sostiene su implicación, y a día de hoy prácticamente nadie apuesta por la vía castrista.

Oswald, un personaje turbio y con más aristas que un cuadro de Juan Gris, fue asesinado, y su asesino, un mafioso judío de Dallas, Jack Ruby, murió en la cárcel sin abrir la boca. Hay quien dice que fue envenenado. Quizás ellos hubieran podido colocar en el lugar exacto las piezas de este rompecabezas, jamás compuesto en su totalidad.

Mientras, continuamos hipnotizados por la breve y cruda película de Zapruder y adivinando la sangre en el vestido de Jackie Kennedy, futura esposa de Onassis. Pero esta es otra historia.
Tiñes mis días de fatal melancolía/ En las ruinas, yedra/ Si mirara más hacia el espejo y menos a la ciudad/ Triste campana que ya no suena/ Largo se le hace el día a quien no ama y él lo sabe/ No se ven los corazones/Tu dignidad es la de todos.

Avatar de Usuario
Okariz
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 15056
Registrado: Lun Mar 13, 2006 11:11 pm

Re: Escritos Propios: Poema - Prosa - Etc. -

Mensaje por Okariz » Mié Abr 23, 2014 7:40 pm

LARGO Y NO TAN CÁLIDO VERANO

Si alguna estación del año es evocadora es el verano. No importa los años que transcurran ni que las imágenes se tornen cada día más borrosas; siempre acabamos recordando esos largos veranos de la infancia y de la adolescencia, y hasta de la primera juventud, con nostalgia y con cierta melancolía. Incluso añadiría que la remembranza nos pellizca muy hondo. Reflexionaba en una ocasión Jaques Brel que la niñez es una noción geográfica. No lo pongo en duda. Permítame, pues, el amable lector que en esta columna aparque en una orilla la percha informativa y me deje arrastrar por aquellos recuerdos no por lejanos siempre presentes y vivos.

Para un niño, un chaval, un mocete de Iruña, el verano siempre empezaba con el sabroso aperitivo de los sanfermines y continuaba con mañanas ocupadas en clases particulares –cuando se terciaba- y en tardes ociosas y perezosas. Había tiempo para todo, porque en las casas apenas entrábamos durante el día. Y no, no contábamos con mucho dinero, pero sí con mucha imaginación. Las zonas verdes de la ciudad eran lugares recurrentes, desde luego, y ahí permanecen todavía las huellas que dejábamos en la Media Luna, la Vuelta del Castillo o El Caballo Blanco, bastiones inamovibles de nuestra educación sentimental. ¿Qué hacíamos? Nada en particular y de todo un poco: charlar, reírnos, fumar, jugar. Soñar, supongo.

No faltaban, es evidente, las consabidas tardes piscineras, los partidos de fútbol, en los que muchas veces todos atacaban a un único portero, y las excursiones en pos del fresco río. Era divertido darse una caminata y bañarse en el río al revés, que no es otro que el Sadar, o hacerlo en Oricain, y si te vencía la desidia, nos conformábamos con el brazo del río Arga, junto a las piscinas de San Pedro.

Claro, cuando ya crecimos, nos escapábamos muchos fines de semana a la sierra de Aralar, o acampábamos en Zarautz o en Laredo, y vivíamos las fiestas de muchos pueblos: de Sangüesa a Elizondo, de Artajona a Rentería, de Peralta a Mendigorría. Y las calles del casco viejo se convirtieron en nuestro hábitat. Ahora sí hacía falta un poco de parné. Continuábamos desgastando las suelas; sin embargo ya no éramos tan nómadas.

Y las semanas en Donostia. Inolvidables. Había que pagar, eso sí, el peaje para entrar a tan formidable ciudad, y mis hermanas y yo rendíamos cuentas mucho antes de toparnos con Azpíroz llenando bolsas con nuestros vómitos. Sobrevivir a aquellos viajes –de ida y vuelta- en La Roncalesa (o en La Bidasotarra cuando viajabas hacia Irún, y Velate hacía las veces de Azpíroz) merecería a día de hoy un reconocimiento. Por supuesto que Donosti era la Concha e Igueldo, la isla de Santa Clara (mi primer viaje por mar) y los fuegos artificiales de la Semana Grande. Pero era algo más: era ni más ni menos que Txomin-Enea, ese pequeño y recoleto barrio en el que la ciudad cambia de nombre. Rodeados de montes- el Zorroaga y el Uba- y con el aliento perenne del Urumea, los chavales disfrutábamos en ese pequeño mundo verde, libre y tantas tardes lluvioso. Respetando la profundidad del río, el apeadero del tren y la carretera que lo atraviesa, Txomin era un espacio de ensueño, como repetía una de mis tías Ocáriz, la misma que nos llevaba a la playa cuando el sol era más violento y te producía aquellas primeras quemaduras, que por la noche la abuela aliviaba con vinagre.

Es cierto. Todos tenemos nuestra geografía en el pasado y ahora, cuando vuelvo a esos mismos lugares, no hago sino confirmarlos y reverdecerlos.
Tiñes mis días de fatal melancolía/ En las ruinas, yedra/ Si mirara más hacia el espejo y menos a la ciudad/ Triste campana que ya no suena/ Largo se le hace el día a quien no ama y él lo sabe/ No se ven los corazones/Tu dignidad es la de todos.

Avatar de Usuario
otsoa
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 5515
Registrado: Vie Nov 28, 2008 2:54 pm
Ubicación: Iruñerria

Re: Escritos Propios: Poema - Prosa - Etc. -

Mensaje por otsoa » Dom Oct 26, 2014 2:47 pm

Equilibrio

Es difícil encontrar algo que crees buscar sin saber muy bien qué es. Resulta fácil perderse en horizontes lejanos que nos muestran sonrisas cercanas, en miradas profundas que quieren adivinar luz allí donde se pone el sol, voluntariosas y deseosas de dar la vuelta, de girar sobre sí mismas y reconocerse desde otro prisma, para asentarse como pieza en equilibrio en terrenos más seguros.

Parece sencillo encontrar la respuesta cuando conoces la pregunta, y sin embargo no deja de resultar frustrante encontrar el vacío como presente, la duda como certeza, el miedo como aliado y la incertidumbre como constante. Es una realidad pesada, martillo que golpea, cincel que esculpe cicatrices internas apenas perceptibles pero inevitablemente dolorosas. Sangrantes.

Es difícil de asumir el tiempo, poderosa tenaza que aprieta y presiona, como el recuerdo, que se cuela sin permiso para agitar un vaso que se desborda dentro, que inunda el pecho hasta no dejar respirar, incapaz de evitar sobrecogerse ante su fuerza, pequeño bajo su peso, herido en el interior, zozobrando sin permiso a merced de esa marea que sigue estando ahí porque nunca se ha ido, porque nunca se fue.

Parece sencillo expresar sin decir nada, soltar lastre, vaciarse hasta quedar sin fuerzas para seguir luchando. Porque en esa lucha siempre hay pérdida y dolor. Tirar la toalla y asumir el presente, o pelear desde una fuerza interior que se cree no tener, y una determinación que tiembla como una hoja frente al viento que le silba de frente. Balanza que no encuentra dónde posarse para dar un equilibrio fiable.

Es difícil, aunque parezca sencillo.
«El hombre es un lobo para el hombre». Hobbes
Imagen

Avatar de Usuario
LOKKI
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 8183
Registrado: Dom Jul 16, 2006 6:56 pm
Ubicación: Asgard

Re: Escritos Propios: Poema - Prosa - Etc. -

Mensaje por LOKKI » Dom Oct 26, 2014 7:14 pm

Entrar, ver que Otsoa ha vuelto y que sigue escribiendo con esa enorme sensibilidad que es marca de la casa. Gran tarde de domingo.
"Toda convicción es una cárcel"-F.Nietzsche

"El hombre ha nacido libre y en todas partes se halla encadenado"-Rousseau

"Estos días azules y este sol de la infancia..."- A.Machado.

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado