Escritos Propios: Poema - Prosa - Etc. -

La crítica, el arte, la literatura, el cine, la música, la TV, la fotografía, la comunicación... Aporte su visión acerca de cualquier evento cultural.

Moderador: Diario de Noticias

Responder
Avatar de Usuario
Okariz
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 15056
Registrado: Lun Mar 13, 2006 11:11 pm

Re: Escritos Propios: Poema - Prosa - Etc. -

Mensaje por Okariz » Dom Nov 02, 2014 11:20 am

¡¡¡Pero si parece que lo ha escrito Lot, Otsoa:P !!!

Me ha gustado, obviamente, su fondo, que comparto de pe a pa, y, por supuesto, esa forma tan cristalina de escribir, de decir.
Tiñes mis días de fatal melancolía/ En las ruinas, yedra/ Si mirara más hacia el espejo y menos a la ciudad/ Triste campana que ya no suena/ Largo se le hace el día a quien no ama y él lo sabe/ No se ven los corazones/Tu dignidad es la de todos.

Avatar de Usuario
Mieira
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 11849
Registrado: Sab Jun 12, 2010 12:41 pm
Ubicación: Tudela

Re: Escritos Propios: Poema - Prosa - Etc. -

Mensaje por Mieira » Mar Nov 04, 2014 1:47 pm

otsoa escribió:Equilibrio

Es difícil encontrar algo que crees buscar sin saber muy bien qué es. Resulta fácil perderse en horizontes lejanos que nos muestran sonrisas cercanas, en miradas profundas que quieren adivinar luz allí donde se pone el sol, voluntariosas y deseosas de dar la vuelta, de girar sobre sí mismas y reconocerse desde otro prisma, para asentarse como pieza en equilibrio en terrenos más seguros.

Parece sencillo encontrar la respuesta cuando conoces la pregunta, y sin embargo no deja de resultar frustrante encontrar el vacío como presente, la duda como certeza, el miedo como aliado y la incertidumbre como constante. Es una realidad pesada, martillo que golpea, cincel que esculpe cicatrices internas apenas perceptibles pero inevitablemente dolorosas. Sangrantes.

Es difícil de asumir el tiempo, poderosa tenaza que aprieta y presiona, como el recuerdo, que se cuela sin permiso para agitar un vaso que se desborda dentro, que inunda el pecho hasta no dejar respirar, incapaz de evitar sobrecogerse ante su fuerza, pequeño bajo su peso, herido en el interior, zozobrando sin permiso a merced de esa marea que sigue estando ahí porque nunca se ha ido, porque nunca se fue.

Parece sencillo expresar sin decir nada, soltar lastre, vaciarse hasta quedar sin fuerzas para seguir luchando. Porque en esa lucha siempre hay pérdida y dolor. Tirar la toalla y asumir el presente, o pelear desde una fuerza interior que se cree no tener, y una determinación que tiembla como una hoja frente al viento que le silba de frente. Balanza que no encuentra dónde posarse para dar un equilibrio fiable.

Es difícil, aunque parezca sencillo.
:D :D :D :D

Gran retorno al foro :D

Avatar de Usuario
otsoa
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 5515
Registrado: Vie Nov 28, 2008 2:54 pm
Ubicación: Iruñerria

Re: Escritos Propios: Poema - Prosa - Etc. -

Mensaje por otsoa » Mar Dic 23, 2014 7:47 pm

Amanecer sintiendo el silencio que no existe.

Apenas un rayo de luz parece querer despertar el bosque. Despacio, sacándolo de su frío conservador, alumbrando gotas de lluvia que brillan como estrellas en la lejanía de la noche entrada. Algunos pájaros, pocos, pretenden sumarse al ritual, contenidos al principio, helados aun, resguardados en nidos imposibles en el rigor del invierno pirenaico.

Mientras tanto, él, solo, observa detenidamente los sonidos del silencio. Detrás de ese primer destello, otros, progresivamente, van iluminando el paisaje, irradiando estampas asombrosas en el claroscuro del momento. Pasea su mirada, entorna los ojos y siente la profundidad frente a ellos, y su retina guarda dentro instantáneas mágicas que siempre lo acompañan. El árbol que tiene delante, un haya milenaria, le enseña sus cicatrices cubiertas de musgo fresco adherido con una belleza infinita. Sin embargo no se centra en él, y no olvida que hay más bosque. Detrás.

Al fondo, interminables montañas van emergiendo de la nada ante el rosa violáceo que describe y dibuja este amanecer. La humedad, vaporizada bajo la luz que se cuela entre las ramas, y el sonido del viento que inunda y envuelve la imagen, es compañera indivisible de vida en este entorno frágil y bello, lejano y posible, aquí y ahora. El viento sigue silbando, independiente y arrogante, mientras gotas y más gotas caen incesantemente de las ramas de los árboles al tiempo que la claridad busca resquicios por donde abrirse paso una vez más, lenta pero inexorablemente, al alba.

Una racha de viento helado le recuerda que está vivo, y no puede evitar apretar los dientes a la vez que sus manos y cuerpo se recogen hacia dentro, hacia sí mismo, buscando un caparazón que los proteja de esa corriente helada que silba frente a él. Se agacha levemente, encoge su cuello y nota en sus pies el crujir de hojas, secas y heladas, acartonadas por la escarcha que todo lo cubre. Entre tanto la luz va dejando islas verdes, grises y marrones entre el blanco helado y brillante que lo arropa. Siente el vaho que su propio aliento proyecta, humo, calor que desprende su cuerpo. Fuego interior que emana.

Un azul suave va ganando paso al violeta que desterró al rosa, y el sol de invierno emerge con la fuerza justa para mirar de frente a los ojos del bosque, para darle el despertar lento que necesita, para que el manto blanquecino que lo alberga mengüe hasta quedar reducido a neveros imposibles ajenos a su brillo directo. Distintos pájaros se dejan oír, y algunos comienzan a surcar espacios entre bosques y claros, riscos y prados, peñas y montañas que se elevan sobre la espesura predominante en la zona, trazando viajes imposibles, cortos, largos.... diferentes. Aves que ganan el pulso al frío, a la noche, al invierno crudo que los envuelve.

Observa a los pájaros volar libres, y se pregunta por su meta, su destino… su lento caminar. Sale a un claro y deja que el sol atrape su rostro, lo cubra de vida, haga despertar y note el dolor del frío en sus labios, algo agrietados por la temperatura glaciar que los ha golpeado. Es un dolor que le recuerda que está vivo, y asume que, como compañero, el daño ha de saberse llevar con dignidad. “Terminó el silencio”, se dice, y una sonrisa torcida asoma en su rostro aún entumecido, quizás sabedor que ese silencio que se propuso escuchar, nunca lo hubo fuera. Y mucho menos dentro.
«El hombre es un lobo para el hombre». Hobbes
Imagen

Avatar de Usuario
LOKKI
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 8183
Registrado: Dom Jul 16, 2006 6:56 pm
Ubicación: Asgard

Re: Escritos Propios: Poema - Prosa - Etc. -

Mensaje por LOKKI » Mié Dic 24, 2014 8:10 pm

Buffff, pelos como escarpias. Enorme como siempre,Otsoa. Cuando sea mayor,quiero llegar a escribir como tú,bribón :wink: .
"Toda convicción es una cárcel"-F.Nietzsche

"El hombre ha nacido libre y en todas partes se halla encadenado"-Rousseau

"Estos días azules y este sol de la infancia..."- A.Machado.

Avatar de Usuario
otsoa
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 5515
Registrado: Vie Nov 28, 2008 2:54 pm
Ubicación: Iruñerria

Re: Escritos Propios: Poema - Prosa - Etc. -

Mensaje por otsoa » Vie Ene 02, 2015 12:58 pm

LOKKI escribió:Buffff, pelos como escarpias. Enorme como siempre,Otsoa. Cuando sea mayor,quiero llegar a escribir como tú,bribón :wink: .
¿Cuando seas mayor? :lol: :lol:

Tú no sólo escribes como yo, escribes mucho mejor que yo, aunque estés esperando a hacerlo o no tengas la motivación de otras temporadas. Te he leído mil veces, y la sensibilidad, el gusto y el lenguaje que utilizas no los tengo yo ni en el mejor de los días, LOKKI. :wink:
«El hombre es un lobo para el hombre». Hobbes
Imagen

Avatar de Usuario
Okariz
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 15056
Registrado: Lun Mar 13, 2006 11:11 pm

Re: Escritos Propios: Poema - Prosa - Etc. -

Mensaje por Okariz » Mar Sep 15, 2015 12:13 am

Rescato, entre viejos papeles, este pseudopoema de Lot, en el que como siempre aparecen sus viejos y fieles fantasmas. Es del cuatro de mayo de 2005. Para Otsoa y Lokki :P , viejos amigos de Lot.

TRIBULACIONES DE LOT
JAGUAR Y NIÑO

Hay un hombre atribulado. Deambula.
Es un hombre blanco, desarrollado, industrial.
Le encanta morir.
Pero no le importaría vivir.

En este hombre habita un jaguar.
Hay un hombre que habita en un jaguar.
Hombre y jaguar luchan, vencen.
Pierden.
Hay unas entrañas siempre al sol.

Este hombre conoció un himno gigante y extraño.
Sus manos albergan tesoros.
Su retina guarda horizontes.

Hay un hombre con una caracola muda.
La arena resbala entre sus dedos.
Hay quien asegura que este hombre es ciego.
Pero es un hombre invisible.

Hay un niño al que persigue un kiliki.
Luego el niño se atreve con el río.
Se enfrenta con miedo al miedo.

Hay un niño rubio, tímido.
Vive entre faldas.
Se esconde en ellas.

Hay una cicatriz profunda
que demedia una ceja del niño.
Su rostro es limpio.
No ha crecido en su pecho la cizaña.
Tiñes mis días de fatal melancolía/ En las ruinas, yedra/ Si mirara más hacia el espejo y menos a la ciudad/ Triste campana que ya no suena/ Largo se le hace el día a quien no ama y él lo sabe/ No se ven los corazones/Tu dignidad es la de todos.

Avatar de Usuario
Okariz
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 15056
Registrado: Lun Mar 13, 2006 11:11 pm

Re: Escritos Propios: Poema - Prosa - Etc. -

Mensaje por Okariz » Mar Sep 15, 2015 2:13 pm

Por cierto, llevábamos casi ocho meses y medio con el hilo abandonado. Son rachas, supongo. :wink: Se os echa en falta.
Tiñes mis días de fatal melancolía/ En las ruinas, yedra/ Si mirara más hacia el espejo y menos a la ciudad/ Triste campana que ya no suena/ Largo se le hace el día a quien no ama y él lo sabe/ No se ven los corazones/Tu dignidad es la de todos.

Avatar de Usuario
Okariz
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 15056
Registrado: Lun Mar 13, 2006 11:11 pm

Re: Escritos Propios: Poema - Prosa - Etc. -

Mensaje por Okariz » Mié Sep 16, 2015 12:21 pm

Las cosas que se escriben cuando eres un chaval... :P ¡Vamos! lo que manidamente se conoce como pecados de juventud.

SIN TÍTULO
Gargantas blancos de labios,
blancas palmas indagan.
Comienza el rito pasajero
-difícil la eternidad yerta-.
Se ensancha el horizonte de ojos.
Comulgan los príncipes de la vida
o los peones grotescos.
Un parpadeo gigante
hiere la luz, los mantos de cobre.
Quiebra silencios.
Ya fue.
(En Granada).
Tiñes mis días de fatal melancolía/ En las ruinas, yedra/ Si mirara más hacia el espejo y menos a la ciudad/ Triste campana que ya no suena/ Largo se le hace el día a quien no ama y él lo sabe/ No se ven los corazones/Tu dignidad es la de todos.

Avatar de Usuario
Imnogud
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 10666
Registrado: Jue Jul 19, 2007 11:39 am
Ubicación: Estoy aquiiiiiii

Re: Escritos Propios: Poema - Prosa - Etc. -

Mensaje por Imnogud » Dom Sep 27, 2015 11:48 am

Okariz escribió:Por cierto, llevábamos casi ocho meses y medio con el hilo abandonado. Son rachas, supongo. :wink: Se os echa en falta.
Ays..............
Pues a ver si el otoño nos trae un poco de tranquilidad.

Y por lo que leo, ya tenías alma de poeta en tus años de (todavía más) joven.
Imagen
"es preciso llevar dentro de uno mismo un caos para poder poner en el mundo una estrella" (Nietzsche)
"no me deis consejos; sé equivocarme yo solo" (Pitigrilli)

Avatar de Usuario
Okariz
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 15056
Registrado: Lun Mar 13, 2006 11:11 pm

Re: Escritos Propios: Poema - Prosa - Etc. -

Mensaje por Okariz » Dom Sep 27, 2015 12:57 pm

Gracias, Imno, por esa referencia a la juventud (¡Ay, Darío*, qué bien lo supiste expresar!) :P . El caso es que hace un par de semanas, mientras ordenaba papeles y más papeles (¡y cuidado que soy de los que se deshace de los inútiles que ya no sirven para nada!), me topé con viejos poemas de cuando era jovencito, escritos en Pamplona y en Granada. Creo que el más antiguo que conservo es uno que no sólo tiene fecha y localización (en Iruña hace ni se sabe...) sino hora y lugar concreto: siete y media de la tarde en el Café Iruña. ¡Ya hay que ser minuciosamente exagerado! Pues no me parece malo del todo, pero es muy pueril, muy humano; con todo, tiene figuras logradas (creo).

Lo peor de un poema es la insinceridad y la cursilería. Devastan cualquier intento de atisbo de poema. Por eso me parece tan difícil escribir un poema (ojo, a mí). Cuando dejas el yo aparcado en un rincón de la habitación, ese poema (por muy perfecto que sea, o que parezca) acaba oliendo a falsedad; cuando se te hincha mucho el pecho y crees que almacenas un dechado de gracia y de sabiduría, ese poema será muy vistoso, sin duda, pero también muy pomposo, muy de cartón-piedra. Es como el burro de aquel cuento: sí, estaba maravillosamente engalanado y no le faltaba ningún adorno; sin embargo, sólo era una ruina decrépita. Escribe Claudio Rodríguez esto en el inicio de su poema Ajeno: "Qué largo es el día para el hombre que no ama y él lo sabe". Esto es poesía. Y muy alta, por cierto. Como todo en la vida, los superfluo gangrena a un buen poema.

*Estos son los versos que más me gustan del poema Canción de otoño en primavera (más conocido por Juventud, divino tesoro, que es el primer verso).
¡Y las demás! En tantos climas,
en tantas tierras siempre son,
si no pretextos de mis rimas
fantasmas de mi corazón.
Darío está en las antípodas de Rodríguez, por supuesto. Pero Darío es capaz de arrebatarte una mirada, de robarte la palabra, de hacer que te quedes boquiabierto. Porque muy pocos -poquísimos- poetas, en lengua castellana, son capaces de escribir no un poema sino una sesión de fuegos artificiales, capaces de emular a los que serpentean en el cielo pamplonés las noches sanfermineras.

Dices que ya tenía alma de poeta entonces. Con tu permiso, me voy a remitir a estas palabras primeras de Lot en El toro de Valtierra. Yo también quería ser poeta, como Fogwill. No digo que parecido a él; sólo digo poeta, a secas. Quería ser poeta y cuando me di cuenta me convertí en un porreta; pero os prometo que este será el único ripio que me leeréis. Me conformaba con ser un mal poeta, un poeta sin rima, sin arte mayor ni arte menor, sin sinalefas y sin once sílabas en cada verso. ¡Eh! ¡Que he dicho poeta, no sonetista! Un poeta breve, leve, de nieve. (...)

Total, que acabo yéndome siempre por las ramas.

Pues esperemos ese otoño, Lennon. :P
Tiñes mis días de fatal melancolía/ En las ruinas, yedra/ Si mirara más hacia el espejo y menos a la ciudad/ Triste campana que ya no suena/ Largo se le hace el día a quien no ama y él lo sabe/ No se ven los corazones/Tu dignidad es la de todos.

Avatar de Usuario
patata
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 6489
Registrado: Mié Dic 28, 2011 9:50 am

Re: Escritos Propios: Poema - Prosa - Etc. -

Mensaje por patata » Mié Sep 30, 2015 7:13 pm

Joao Silveira caminaba despacio. Y solo, aunque a él no parecía importarle mucho que nadie del pueblo le acompañara; le saludaban, le devolvían el saludo pero todos sabían que era por cortesía y -en algunos casos- por un poquitín de lástima.

Todos sabía que solía desaparecer durante una temporada y volvía. Siempre volvía. Empezó a extenderse la causa de las ausencias, primero con sorpresa, luego con una mezcla de indignación y resignación, aunque fue ganando la segunda sensación cuando se confirmó que nunca aceptaría un trabajo que afectara a personas del pueblo.

Nadie le preguntó sobre sus actividades ni a nadie contó nada sobre ellas. Todos aceptaban que alguien debía hacer lo que hacía pero que eso llevaba aparejado que no se valorara su amistad.

Trabajo no le faltó nunca. Procuró ser eficaz, silencioso, discreto, meticuloso y paciente, tomándose el tiempo que estimara oportuno. Cuando lo tenía todo decidido, intentaba ser rápido y nunca daba explicaciones: esos hombres (nunca aceptó encargos sobre mujeres) sabían que vivían en la cuerda floja y que su existencia dependía del dinero que podría obtener los que le odiaban.

En el fondo era eso: dinero. Era una profesión como otra cualquiera. Tenía sus riesgos, pero era consciente de ello y el ver la muerte de cerca le llevaba a aceptarla cuando el camino se hiciera en sentido inverso.

Un trabajo más, uno solo, y me retiro- se dijo.

La gente sabía que si querían encontrarle un posible sitio era la mesa del bar. Nunca se emborrachaba, pero solía ir todos los días un rato.

Estaba allí cuando vió -¡cómo no iba a hacerlo!- que entró una joven- Era muy guapa, llevaba un vestido que no tenía nada de especial pero que le sentaba muy bien. Aunque él -que sabía ver también lo que no era superficial- prontó notó su inteligencia, su decisión y su aplomo: la manera de andar, de sentarse al lado suya, de mirarle...

No se saludaron. Todo el mundo sabía cómo funcionaba aquello: se le entregaba un papel en el que aparecía escrito la persona que merecía la muerte, se hablaba de los detalles mínimos (dónde vivía, edad...) y se pagaba, normalmente la cantidad completa, ya que la fama de cumplidor hacía que no hubiera discusiones.

Y así fue también esta vez. El papel estaba boca abajo, lo tomó sin prisas y leyó sin emoción el nombre escrito. Siguió sin expresar sentimiento alguno cuando vio que ponía

JOAO SILVEIRA.

Miró a la joven, quien no le dirigió la palabra ni desvió su mirada.

Y Joao forzó su memoria hasta conseguir recordar dónde había visto aquellos ojos.

Había pasado mucho tiempo, unos veinticinco años. Siempre había sido escrupuloso en cumplir con su tarea a solas, los dos a solas, sin testigos, sin miradas y sin sorpresas, Pero aquella vez algo -no sabía qué- se le había escapado. Revivió la escena: había decidido esperar a aquel hombre en la puerta de entrada de su casa y hacer la tarea rápidamente, como siempre. Y así lo hizo: en cuanto salió, le disparó. No sabía qué había hecho, pero le habían pagado, tenía una reputación que mantener y otro trabajo le esperaba.

Cuando iba a darse la vuelta para irse, vio cómo salió una niña por la misma puerta. Miró muy poco tiempo a su padre muerto para pasar a mirar al que le había disparado. Joao se quedó quieto, incapaz de desviar la mirada. No iba a matar a una niña pero se maldijo por su descuido y adivinó que podría haber problemas.

Ahora tenía esos ojos delante, mirándole de la misma forma que entonces. Ninguno de los dos habló nada, Joao sabía que la vida iba y venía, que dependía de lo que no se esperaba y que los errores se pagan, aunque pasaran años. Estaba cansado. Sabía que en la otra mano estaba el dinero para pagarle.

Le llevó poco tiempo pensarlo.

Lo tomó.

La joven se marchó.

Joao siempre hacía bien su trabajo. También en esta ocasión.
Bueno...

Avatar de Usuario
Imnogud
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 10666
Registrado: Jue Jul 19, 2007 11:39 am
Ubicación: Estoy aquiiiiiii

Re: Escritos Propios: Poema - Prosa - Etc. -

Mensaje por Imnogud » Mié Sep 30, 2015 9:54 pm

:shock: :| :| :| ............ ¡Jodé...! :| :? :shock:
Imagen
"es preciso llevar dentro de uno mismo un caos para poder poner en el mundo una estrella" (Nietzsche)
"no me deis consejos; sé equivocarme yo solo" (Pitigrilli)

Avatar de Usuario
Okariz
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 15056
Registrado: Lun Mar 13, 2006 11:11 pm

Re: Escritos Propios: Poema - Prosa - Etc. -

Mensaje por Okariz » Jue Oct 01, 2015 6:50 pm

TRIBULACIONES DE LOT.
Tristeza.

Te sienta bien ese vestido de tristeza.
La tristeza te embellece.
Hace más serenos y profundos tus ojos oscuros,
invita a tu voz a que emane limpia de un pozo insondable.
Hasta tus manos y tus pies dibujan arabescos
en el aire, con elegancia.
Tiene tu piel un mate satinado,
que otorga luz a tu rostro;
y tu cabello suelto y bruno
se desliza libre por tus hombros quebradizos.
Si te desnudaras, la tristeza inundaría
todo el espacio que habitas;
formaría charcos añiles,
y me sumergiría en uno de ellos
para bañarme en el alma
de tu melancolía tan reverberante.

(15 de febrero de 2015, Sevilla).
Tiñes mis días de fatal melancolía/ En las ruinas, yedra/ Si mirara más hacia el espejo y menos a la ciudad/ Triste campana que ya no suena/ Largo se le hace el día a quien no ama y él lo sabe/ No se ven los corazones/Tu dignidad es la de todos.

Avatar de Usuario
Okariz
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 15056
Registrado: Lun Mar 13, 2006 11:11 pm

Re: Escritos Propios: Poema - Prosa - Etc. -

Mensaje por Okariz » Mar Feb 21, 2017 12:05 pm

Pues subo este hilo, justo dieciséis meses y veinte días después, tras el año en blanco que fue 2016. No recuerdo haberlo subido. Lo he encontrado, y no lo recordaba.

DESTERRADO

Desterrado el verso en un accidente
de una maldita tarde,
la poesía es el cadáver exquisito
de una muñeca sin caricias,
un perro sentimental,
el símbolo de lo barato,
la ambición del olvido,
la carne blanca de la muerte,
un corazón en silencio.

Pero enredado en visiones,
sueño con la voz de esa dama alta,
con su beso femenino en mi espalda,
enamorado de la luna de los niños sin eco.

¡Qué placer perverso vivir
en la locura de un tango reincidente,
cuando la sal de la razón sólo es
una piedra recién lavada!
Tiñes mis días de fatal melancolía/ En las ruinas, yedra/ Si mirara más hacia el espejo y menos a la ciudad/ Triste campana que ya no suena/ Largo se le hace el día a quien no ama y él lo sabe/ No se ven los corazones/Tu dignidad es la de todos.

Avatar de Usuario
otsoa
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 5515
Registrado: Vie Nov 28, 2008 2:54 pm
Ubicación: Iruñerria

Re: Escritos Propios: Poema - Prosa - Etc. -

Mensaje por otsoa » Mié Mar 15, 2017 4:19 pm

Cogiendo el rumbo

A flote, navega en mares dormidos que mecen, arropan y balancean con la calma con que se duerme a un chiquillo. Que respiran paz, brisa sin viento, cielo sin nubes...... Entre tanto, el destino avanza lenta e inexorablemente, o eso sospecha, con la inercia suave de quien figura dirigir algún anhelo extraviado. Y sentado en la barca supone navegar, apenas acompañado por esa mochila llena de recuerdos e ilusiones, de pasados y futuros, dejándose llevar por la vida, recordando... proyectando... sin conciencia del presente. Y se aleja.. sobre todo de sí mismo. Se deja ir inconsciente, con la fragilidad ignorante que lo caracteriza, ajeno a su propio mundo, empapado de sueños y nostálgicas evocaciones pretéritas... y así, con la mirada perdida, con los ojos vidriosos... cree navegar el náufrago. Y así pasa el tiempo, avanza su vida, sin comprender quien es y donde está. Preso de sus sueños, esclavo de sus ilusiones... mártir de sus propios miedos.

Y sin embargo los mares le traen sorpresas en forma de mareas que no avisan, tempestades que rugen... silencios que atormentan. Caídas... agua salada sobre herida, piel quemada. Equilibrios forzosos en el alambre. Y es en esos días grises, en los que todo se balancea sin permiso, donde descubre la grieta que inunda su balsa. Y reconoce, pobre ignorante, que no está en el casco, no... sino en su interior. Dentro de él. Y se sabe inundado... y siente que se ahoga.... y es consciente, quizá por primera vez, que jamás exploró esas salas de mandos. Que nunca pilotó su nave. Que sus motores no eran más que el eco de la cadencia monótona de ese reloj de arena que lo encajona, del paso del tiempo, de la inercia de la vida. Y siente que los ecos bonitos del pasado le susurran melodías como sirenas... mentiras cogiendo forma de realidades, y esos sueños, antaño irrealizables, emergiendo sin permiso en un futuro que nunca alcanza. Espejo sin imagen, reflejo hueco.

¿Y el timón?, se pregunta ingenuo. Nunca lo hubo, muchacho. Y se estremece, y la sacudida le mueve unas entrañas desconocidas. Y busca dentro... explora, por primera vez... y se siente... aquí y ahora... en una sola cosa.
¿Este soy?, se pregunta incrédulo.
¿Qué he hecho? Continúa. Y la respuesta es tan simple como cruel. Nada.

Y es en ese instante donde sus ojos pierden el brillo del horizonte, la mirada profunda del pasado, la chispa de la ilusión en el futuro.... y baja... baja... baja.... y se encuentra a sí mismo. Allí abajo. En galeras. Y una infinita soledad cree invadirlo con angustia. Y quizá llora... amargamente.... sal por las heridas, lágrimas incendiadas de un dolor real, agudo.... que recorre su interior y lo abre en canal sin permiso.

Y ahí abajo, la angustia, con su terrible palpitar, va dejando paso a una tristeza más calmada y lenta... que permite mirar dentro. Y el llanto, antes afilado, ahora descansa sobre sus hombros con algo de paz. Con la calma que da el perdón.

Y entonces es consciente, quizá por primera vez, de lo que quiere. De su vida. Y por una vez decide coger el timón... algo extraño... y por sorpresa cambia el rumbo de su destino, ahora seguro, para dirigir su vida hacia donde quiere llevarla. Presente, en su interior, se siente con la fuerza para ir virando y reconducir su nave, para ir afrontando miedos, para superar culpas, para hacerse fuerte dentro de sí, ahora... y poder por fin perseguir sus sueños. Sin derivas, sin inercias... dueño de sí mismo.

Este soy yo, y soy mi dueño, se dice. Y ahora sí sonríe.

Y estoy al mando, se repite consciente. Y la mirada perdida se encuentra la realidad. Y los sueños, ahora, sólo son etapas en su peregrinar. Y el timón, el rumbo... está en su mano. Aquí y ahora. Dentro.

Y mira por fin al frente con determinación... y sabe cómo perseguir sus sueños. Día a día.
«El hombre es un lobo para el hombre». Hobbes
Imagen

Responder

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados