155 y NAVARRA

Opine sobre cualquier noticia del día que le haya parecido interesante o polémica. Sociedad, política, economía...

Moderador: Diario de Noticias

Responder
Azpilkueta
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 19350
Registrado: Jue Sep 25, 2003 10:31 am

Re: 155 y NAVARRA

Mensaje por Azpilkueta » Jue Nov 30, 2017 12:24 pm

NAIZ escribió:

Editoriala
Normalizar el 155 es suicida, allí y aquí

2017/11/22

Designar cualquier cosa con un número conlleva el riesgo de convertirla en aséptica. Ocurre con el 155, un artículo de la Constitución española que es mucho más que una cifra. Debajo subyace una invasión seudocolonial (gobierno desde Madrid), un pisoteo a la democracia (gobierna quien no ha ganado las elecciones) y un atropello a los derechos (se gobierna con autoritarismo, desde el nivel básico de amenazas a funcionarios al insólito encarcelamiento de un Govern). La acción del Estado en Catalunya es seguramente lo más grave que ha perpetrado en estas cuatro décadas junto a la guerra sucia aplicada contra la disidencia vasca.

En consecuencia, cualquier intento de legitimar esa fórmula es letal. Desde Madrid se está construyendo un discurso sobre el acatamiento del 155 en Catalunya que además de inmoral es muy falso: los funcionarios se han organizado y se movilizaron ayer mismo contra esta situación, los partidos catalanes han calificado al unísono de ilegítimas esas elecciones, y el rechazo del Govern y el Parlament son tan evidentes en sus hechos que proclamaron la independencia sin someterse a esa amenaza. Otra cosa es que la situación creada no haya dejado mejor opción que evitar el conflicto social que buscaba Madrid, acudir a las urnas a las que el independentismo nunca ha dado la espalda o evitar colisiones institucionales en las que unos encarcelan y otros son encarcelados. Pero ojo, nada de eso legitima el 155 en Catalunya. La ruptura de Barcelona en Comú con el PSC es un ejemplo muy palpable.

Se equivoca quien desde Euskal Herria banalice esta insoportable excepcionalidad. El presidente del Tribunal Superior de Catalunya lo ha dicho: «Espero que el 155 tenga un efecto inoculador frente a intentos unilaterales como el de Cataluña». Pensaba en Euskal Herria sobre todo, ¿en quién si no? Si, como dijo el domingo, el lehendakari de la CAV, Iñigo Urkullu, se siente preocupado por una realidad que «se sabe cómo empieza pero no cómo se termina», ¿cómo y cuándo va a poner pie en pared frente a ella?


http://www.naiz.eus/eu/iritzia/editoria ... lli-y-aqui
"Euskal Herria con Navarra nada tiene que ver" (Yolanda Barcina 15-12-2011)
Imagen

Azpilkueta
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 19350
Registrado: Jue Sep 25, 2003 10:31 am

Re: 155 y NAVARRA

Mensaje por Azpilkueta » Mar Dic 05, 2017 11:25 am


Mesa de Redacción
Huevos contra Fueros

Por Víctor Goñi - Lunes, 4 de Diciembre de 2017

Tras ejecutarse el 155 de la Constitución, un artículo incluido como elemento disuasorio y no para aplicarlo -y menos para disolver parlamentos, posibilidad que pretendió explicitar sin éxito Alianza Popular-, los apologistas de la recentralización se han venido arriba. Tanto como que, además de vetar cualquier mejora del limitado autogobierno catalán, aprovechan el viaje para intentar deslegitimar los regímenes forales pese a su plena constitucionalidad al ampararse en los derechos históricos. El ataque feroz al mecanismo de bilateralidad con el Gobierno central consiste en propalar la falsa imputación de un privilegio insolidario. Un anatema mendaz, para empezar porque
Navarra y la CAV deben mantener en sus respectivos territorios una presión tributaria global equivalente a la del régimen común, desde su potestad para fijar tramos impositivos propios;y, para continuar, porque la aportación al sostenimiento de las cargas generales del Estado por las competencias no transferidas se fija en función de la renta y no de la población, un índice que resultaría más barato para el pagador. Por añadidura, la ofensiva jacobina obvia a conciencia que el Convenio navarro y el Concierto de la CAV se basan en el principio de responsabilidad exclusiva, sin opción de recurrir al papá Estado en época de merma recaudatoria. Los hechos quedarán sin embargo sepultados por las falacias con las que avivar el fuego de un agravio comparativo infundado como señuelo para ocultar los déficits de financiación del sistema ordinario. A por el Fuero por bemoles y luego a contar huevos en la cesta de las urnas.


http://www.noticiasdenavarra.com/2017/1 ... tra-fueros
"Euskal Herria con Navarra nada tiene que ver" (Yolanda Barcina 15-12-2011)
Imagen

Avatar de Usuario
thibaut
5 de mayo
5 de mayo
Mensajes: 991
Registrado: Vie Nov 27, 2009 10:36 pm

Re: 155 y NAVARRA

Mensaje por thibaut » Dom Dic 10, 2017 12:27 pm

Evidentemente, esto, más que un 155, fue un verdaderamente ilegítimo "por el culo te la hinco":
La bula que legitimó la conquista del reino de Navarra
La editorial Mintzoa está realizando el facsímil de la bula ‘Exigit contumacium’, dictada en 1513 por el Papa Julio II para legitimar la conquista de Navarra. En ella excomulga a los reyes Juan de Albret y Catalina de Foix, privándoles de su reino

Imagen
Detalle de la bula Exigit contumacium, de la que pende el sello papal, realizado en plomo. En él están representados los apóstoles Pedro y Pablo (en el reverso aparece el Papa Julio II).

La conquista de Navarra (1512) no fue solo el fruto de una campaña militar. El reino también se ganó con argumentos religiosos que sirvieron para revestir de legalidad jurídica a aquella conquista. Los pergaminos que escribió el Papa Julio II fueron tan eficaces como las armas empleadas en el campo de batalla. De hecho, fueron el soporte con el que se justificó ante las Cortes la “incorporación” de Navarra a Castilla. Especialmente significativa resulta la bula Exigit contumacium, dictada por Julio II el 18 de febrero de 1513, siete meses después de que se perpetrara la invasión.

Cinco siglos después, la editorial navarra Mintzoa rescata este histórico documento, redactado en latín con una caligrafía exquisita, que será presentado en Pamplona el próximo febrero. Se editarán 150 ejemplares que se entregarán con su certificado notarial. “Llevábamos doce años detrás de este documento”, cuenta Aritz Otazu, responsable de la editorial Mintzoa, fundada hace 35 años por su padre, Segundo Otazu, con la idea de rescatar las “joyas bibliográficas y los más bellos manuscritos” de Navarra. Está especializada en la publicación de facsímiles “que tengan importancia para la historia de Navarra”, señala Aritz Otazu.

Entre esas joyas figuran la réplica del Privilegio de la Unión (1423), un espectacular pergamino de más de 2 metros de largo que se puede contemplar en el zaguán del Ayuntamiento de Pamplona. Mintzoa también ha editado otras obras como la Primera Constitución de Navarra (1174), la Primera Historia de Navarra (1632, de Pedro Agramont y Zaldibar) o la Biblia del rey Sancho el Fuerte (1197). El año pasado publicó la Carta de Machín de Zalba (1416), el texto más extenso escrito en euskera en la Edad Media.

El facsímil de la bula Exigit contumacium tiene un valor excepcional. “Es un documento importantísimo, pero muchos navarros desconocen su existencia”, lamenta Otazu. “Esta bula papal sirvió para justificar la invasión de Navarra de cara a Europa. Fue una conquista premeditada”, considera. “De hecho, Fernando el Católico pidió a su embajador en Roma que le enviara la bula, porque el duque de Alba ya había entrado con sus tropas en Navarra”. Según describió en su día el historiador Tarsicio de Azcona, el pequeño reino de Navarra “se parecía a una pieza caída entre dos leones”. Los leones eran el rey de Francia, Luis XII, y Fernando el Católico, entonces regente de Castilla y gran aliado de Roma. Por tanto, el Católico ejerció sus influencias para obtener bulas favorables a sus intereses.

Entre 1512 y 1513, el Papa Julio II dictó tres bulas. La primera, titulada Etsi ii, dos días después de la entrada en Navarra de las tropas castellanas, aunque no se conocería hasta un mes después. La segunda, Pastor Ille, no mencionaba a Navarra, pero sí atacaba en genérico a los aliados de Francia y advertía a los “vascos y cántabros y gentes circunvecinas, que siempre fueron devotísimos de dicha Santa Sede, que se aparten de la alianza con cismáticos bajo pena de excomunión”.

VIOLENCIA VERBAL

La bula Exigit contumacium resulta especialmente llamativa por el durísimo lenguaje que emplea el Papa al referirse a los reyes de Navarra, a quienes llama “herejes, cismáticos y ministros de Satán”.

“La violencia verbal que emplea el Papa es inaudita”, considera Otazu. Él opina que los reyes de Navarra no se aliaron con Francia: “Se mantuvieron neutrales”. Un año después de la conquista, cuando ya estaban exiliados en Bearne (Francia), Juan de Albret y Catalina de Foix recurrieron a Roma para tratar de recuperar su reino. Julio II ya había fallecido y los reyes depositaron sus esperanzas en su sucesor, León X.

En su misiva se declaraban “verdaderos católicos” y “obedientes a todos los mandatos de la sede apostólica”. También aseguraban que nunca consintieron “otros concilios con penas impuestas por la sede apostólica”, en referencia al Concilio de Pisa (1409), considerado una herejía por Julio II. Los soberanos navarros querían que León X dictara una bula contraria a la Exigit contumacium, exponiendo que su reino había sido ocupado injustamente, “con tiranía y violencia”. Sin embargo, no lograron el respaldo del pontífice.

Hoy en día se conservan dos originales de la bula: uno se encuentra en el Archivo de Simancas (Valladolid) y el otro en el Archivo de la Corona de Aragón (Barcelona). “Siempre se guardaba una copia en Roma, pero en este caso no la hay”, apunta Otazu.

Actualmente, el documento pertenece a Patrimonio Nacional y su reproducción solo puede ser autorizada por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Otazu cuenta que a la hora de realizar una edición facsímil lo más complicado es lograr el permiso, que finalmente llegó el pasado junio. Con ello lograron la autorización para realizar varias sesiones fotográficas del histórico documento, que no está expuesto al público. “Una vez que tienes el permiso, puedes ir a ver el original todas las veces que lo necesites”, cuenta Otazu. El pergamino solo puede ser manipulado por la directora del Archivo de Simancas, Julia Rodríguez de Diego, y por la restauradora que se encarga de examinar el estado del documento y de supervisar la realización del facsímil.

En este caso, pese a sus casi 504 años de antigüedad, la bula se conserva en perfectas condiciones. De un tamaño considerable (80 x 59 cm.), fue escrita en un pergamino de piel que se conserva protegido por un forro. “A la piel, que solía ser de vaca o de cordero, le hacían un tratamiento para poder escribir sobre ella con la pluma”, detalla Otazu. Al observar la bula con detalle, se puede apreciar que las líneas de escritura estaban trazadas de antemano.

En la realización de un facsímil de estas características suele intervenir un equipo de restauradores especializados en documentación antigua, así como un retocador fotográfico que se encarga de que el facsímil quede “clavado” al original. Siempre se trabaja sobre fotografías del documento que se revisan de forma exhaustiva. Si se aprecia cualquier pequeña imperfección en el original, el facsímil debe reproducir esas huellas que deja el paso del tiempo. Como la piel del pergamino es de origen animal y está ‘viva’, “no es viable imprimir en el mismo material”. Por tanto, la impresión se lleva a cabo en un papel especial que reproduce la textura del pergamino.

Por su parte, la restauradora evalúa aspectos como el tipo de piel del pergamino o el grado de desgaste de la letra. “Tienes que hacer una mezcla de color que salga idéntica al original”. Esta es la parte más cara del proceso, porque exige “gastar” toneladas de papel. “Son días y días de trabajo”, asegura Otazu.
Es triste tener que puntualizar estas cosas, pero no queda otro remedio a la vista de las lecturas que se hacen. En esa cita en que se advertía a "...vascos y cántabros y gentes circunvecinas, que siempre fueron devotísimos de dicha Santa Sede, que se aparten de la alianza con cismáticos bajo pena de excomunión...", por vascos se refiere a los de Lapurdi y Zuberoa (los bajonavarros eran, evidentemente, navarros) y por cántabros a los vascongados.

Azpilkueta
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 19350
Registrado: Jue Sep 25, 2003 10:31 am

Re: 155 y NAVARRA

Mensaje por Azpilkueta » Lun Dic 25, 2017 11:18 am


Editorial de DIARIO DE NOTICIAS
Aplicación extensiva del 155 vía judicial

Las competencias de Navarra en materia policial resultan cercenadas por el Tribunal Constitucional, que en diez días ha anulado también leyes de copago farmacéutico y clubes de cannabis. La pulsión recentralizadora va a más

Sábado, 23 de Diciembre de 2017

El Tribunal Constitucional vuelve a laminar el autogobierno foral, esta vez anulando varios preceptos de la Ley 15/2015 de las Policías de Navarra. Desde la premisa de que el bloque de constitucionalidad “sólo atribuye a la Comunidad Foral las actividades de coordinación”, mientras reserva en exclusiva al Estado la competencia sobre seguridad pública.
Así, el alto tribunal avala las tesis del Gobierno central de que la Policía Foral no puede constituirse en cauce único a efectos de información e investigación de los Cuerpos locales, de que no cabe rebajar la exigencia de la titulación requerida para el acceso a empleos de inspector y subinspector mediante promoción interna, de que no resulta admisible que se excluya la aplicación del régimen disciplinario derivado de la Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y de que el procedimiento restringido para la integración de auxiliares en la Policía Local vulnera los principios de acceso a la función pública. Más allá de que la doctrina del Tribunal Constitucional ahonda en las duplicidades en materia de seguridad entre las Administraciones de Navarra y del Estado, perpetuando un confuso sistema basado en la yuxtaposición de Cuerpos policiales desplegados en el mismo territorio sin un reparto competencial, lo que se confirma con esta sentencia es la pulsión cercenadora contra el régimen foral. De hecho, la sentencia de referencia en materia policial sucede en el exiguo plazo de diez días a otras dos anulaciones, la de la ley foral que Navarra aprobó en 2012 para mitigar el copago sanitario y mejorar el acceso de sus ciudadanos a los fármacos, así como la de la normativa foral de 2014 reguladora de los clubes de consumo de cannabis. Con cuatro leyes forales pendientes de dictamen en el Tribunal Constitucional, su ejecutoria da cuerpo de naturaleza a las fundadas sospechas de que la aplicación del artículo 155 en Catalunya se desarrolla más subrepticiamente pero con una lesividad también relevante vía judicial. En ejecución de una estrategia de contención de los hechos diferenciales a través de unos jueces por designación política con una impronta notoriamente centralista y aun recentralizadora, proclives a interpretar el texto constitucional siempre en favor de los poderes ubicados en Madrid. Ante tal evidencia, cuán censurable resulta la práctica de ciertos partidos asentados en Navarra de recurrir al Tribunal Constitucional cuando sus propuestas son democráticamente derrotadas en el Parlamento foral.

http://www.noticiasdenavarra.com/2017/1 ... a-judicial
"Euskal Herria con Navarra nada tiene que ver" (Yolanda Barcina 15-12-2011)
Imagen

Azpilkueta
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 19350
Registrado: Jue Sep 25, 2003 10:31 am

Re: 155 y NAVARRA

Mensaje por Azpilkueta » Dom Ene 14, 2018 8:20 pm

LV escribió:
El Ministerio del Tiempo está en Bilbao

Hay mucho interés en el País Vasco y Navarra por los acontecimientos de Catalunya. Un interés especialmente centrado en las repercusiones de la crisis catalana en la política española. Temen una oleada antiforal.


41
Enric Juliana, Madrid
14/01/2018

A los catalanes, efectivamente, nos pierde la estética. Te das cuenta de ello en Bilbao, explicando a diversos interlocutores vascos uno de los momentos clave de los hechos de Octubre. Las horas nerviosas que transcurrieron entre la madrugada y la tarde del día 26 de octubre. El momento estético, irónico y noucentista del conseller Santi Vila, que sin desearlo contribuyó a modificar dramáticamente el rumbo de los acontecimientos.

La madrugada del jueves 26 de octubre, Carles Puigdemont estaba decidido a convocar elecciones. El lehendakari Iñigo Urkullu, con el que mantenía una constante interlocución desde mediados de agosto, le había hecho saber que si convocaba antes de la tarde del viernes 27, Mariano Rajoy dejaría inactivo el artículo 155 de la Constitución, cuya aprobación en el Senado ya no se podía evitar. El PSOE se comprometía a presentar una moción en el Senado que garantizase la congelación, si se convocaban elecciones. Primero un paso, después el otro, sin ninguna declaración pública del Gobierno. Este era el pacto que había conseguido trenzar Urkullu, con la ayuda de un reducido grupo de mediadores catalanes. La deliberación en el Palau de la Generalitat fue tremenda y tormentosa. Se ha escrito ya sobre ello.

Los silencios astutos de Oriol Junqueras y las exclamaciones de Marta Rovira, entrando y saliendo varias veces de la sala de reuniones, visiblemente agitada. Se oyeron algunas palabras gruesas aquella noche en Palau. De madrugada, Puigdemont comunicó que estaba dispuesto a firmar el decreto antes de que amaneciese. Al conseller Vila, el hombre más pactista y moderado del Govern de la Generalitat, tantas veces acusado de traidor por los circuitos más inflamados del independentismo, se le apareció entonces el espíritu de Eugeni D’Ors. Orden. Estética. Rigor. “President –le dijo Vila a Puigdemont–, en los países serios no se convocan elecciones de madrugada. Mejor será que firmes el decreto mañana por la mañana en tu despacho”. Vila quería una mínima solemnidad. Pensaba en el prestigio de la institución. Los reunidos estaban exhaustos y se convino que el decreto se firmaría más tarde. Pasaron las horas y al mediodía, Puigdemont ya estaba asediado por los mensajes que le acusaban de traidor y de Judas. Y pasó lo que pasó. Está escrito.

Momento Unamuno. “¡Seréis siempre unos niños, levantinos !/ ¡os ahoga la estética”, escribió Miguel de Unamuno en el poema titulado L’Aplec de la protesta, compuesto en 1906 después de haber pasado unos días en Catalunya. El escritor y filósofo vasco había asistido a una manifestación de apoyo a la Solidaritat Catalana en la plaza de toros de las Arenas, que concluyó con un masivo flamear de pañuelos blancos. A Unamuno le impresionó esa pasión por la coreografía. La Solidaritat Catalana duró poco, pero hirió de muerte a los partidos dinásticos y sembró la semilla de la Mancomunitat. Regionalistas, carlistas y republicanos, juntos, contra la ley de Jurisdicciones impuesta por el Ejército. Cosas de Catalunya.

El nacionalismo vasco tiene en sus manos la botella de oxígeno para que Rajoy pueda llegar al 2020
Las cosas de Catalunya explicadas en voz alta a vascos y navarros resuenan de otra manera. Lo he comprobado personalmente hace unos días en Pamplona y Bilbao ante auditorios bien diversos. Mucha atención, seriedad, preguntas muy concisas y una visible perplejidad ante algunos acontecimientos recientes. La rapidez con la que se retractan personas que hace dos meses abogaban por la ruptura unilateral con España. Marta Rovira exigiendo el “máximo realismo”, después de haberle montado una bronca tremenda a Puigdemont en octubre. Movimientos oblicuos de la pastoral catalana que desconciertan a vascos y navarros de distinta filiación, gente más acostumbrada a ir de frente.

Hay interés por lo que ocurre en Catalunya, ciertamente. Sobre todo, interés por las repercusiones de la crisis catalana en la política española. Las antenas vascas y navarras han captado con notable preocupación la campaña de Ciudadanos contra el cupo vasco, secundada por algunos medios de comunicación de Madrid, no todos. Se están rompiendo precintos en España. Se ha roto el precinto del 155. Y puede romperse el precinto que desde hace tantos años protege la foralidad de las inclemencias del debate público. Pedro Luis Uriarte, antiguo consejero delegado del BBVA, consejero de Economía del primer gobierno vasco y primer negociador del concierto con el Gobierno de Adolfo Suárez acaba de abrir una web para divulgar los fundamentos, características y evolución del Concierto Económico Vasco.

Urkullu sabía lo que hacía cuando quiso ayudar a Puigdemont a salir del laberinto. Evitar el 155. Evitar que se rompiese el precinto. El Partido Nacionalista Vasco tiene ahora en sus manos la botella de oxígeno que le puede garantizar a Rajoy la estabilidad de la legislatura hasta 2020. Tiempo, tiempo, tiempo. Podríamos decir que del PNV depende que Rajoy pueda escoger tranquilamente el mejor campo de batalla contra Ciudadanos: las elecciones municipales del 2019. Un PP implantado en toda España, con miles de alcaldes y concejales muy disciplinados, frente a un Ciudadanos que es más una plataforma electoral que un partido, sin apenas alcaldes relevantes. La clave es la aprobación del presupuesto del 2018. Si se aprueba, Rajoy puede llegar al año veinte.

Los nacionalistas vascos quisieran negociar, pero dificilmente podrán hacerlo mientras esté en vigor el 155 en Catalunya. No se trata sólo de las contrapartidas que puedan obtener. Está en juego el marco de la agonística política española en los próximos dos años. Rajoy está enviando ministros a Vitoria y su hombre en el País Vasco, Alfonso Alonso acaba de insinuar que podría producirse la transferencia de las cárceles vascas al Gobierno de Euskadi si ETA anuncia pronto su disolución. El Ministerio del Tiempo –del tiempo político– está ahora en Bilbao.

http://www.lavanguardia.com/politica/20 ... ilbao.html


"Euskal Herria con Navarra nada tiene que ver" (Yolanda Barcina 15-12-2011)
Imagen

Zumaque
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 13937
Registrado: Lun Ago 24, 2009 10:58 pm

Re: 155 y NAVARRA

Mensaje por Zumaque » Lun Ene 15, 2018 7:43 am

Azpilkueta escribió:
Dom Ene 14, 2018 8:20 pm
LV escribió:
El Ministerio del Tiempo está en Bilbao

Hay mucho interés en el País Vasco y Navarra por los acontecimientos de Catalunya. Un interés especialmente centrado en las repercusiones de la crisis catalana en la política española. Temen una oleada antiforal.


41
Enric Juliana, Madrid
14/01/2018

A los catalanes, efectivamente, nos pierde la estética. Te das cuenta de ello en Bilbao, explicando a diversos interlocutores vascos uno de los momentos clave de los hechos de Octubre. Las horas nerviosas que transcurrieron entre la madrugada y la tarde del día 26 de octubre. El momento estético, irónico y noucentista del conseller Santi Vila, que sin desearlo contribuyó a modificar dramáticamente el rumbo de los acontecimientos.

La madrugada del jueves 26 de octubre, Carles Puigdemont estaba decidido a convocar elecciones. El lehendakari Iñigo Urkullu, con el que mantenía una constante interlocución desde mediados de agosto, le había hecho saber que si convocaba antes de la tarde del viernes 27, Mariano Rajoy dejaría inactivo el artículo 155 de la Constitución, cuya aprobación en el Senado ya no se podía evitar. El PSOE se comprometía a presentar una moción en el Senado que garantizase la congelación, si se convocaban elecciones. Primero un paso, después el otro, sin ninguna declaración pública del Gobierno. Este era el pacto que había conseguido trenzar Urkullu, con la ayuda de un reducido grupo de mediadores catalanes. La deliberación en el Palau de la Generalitat fue tremenda y tormentosa. Se ha escrito ya sobre ello.

Los silencios astutos de Oriol Junqueras y las exclamaciones de Marta Rovira, entrando y saliendo varias veces de la sala de reuniones, visiblemente agitada. Se oyeron algunas palabras gruesas aquella noche en Palau. De madrugada, Puigdemont comunicó que estaba dispuesto a firmar el decreto antes de que amaneciese. Al conseller Vila, el hombre más pactista y moderado del Govern de la Generalitat, tantas veces acusado de traidor por los circuitos más inflamados del independentismo, se le apareció entonces el espíritu de Eugeni D’Ors. Orden. Estética. Rigor. “President –le dijo Vila a Puigdemont–, en los países serios no se convocan elecciones de madrugada. Mejor será que firmes el decreto mañana por la mañana en tu despacho”. Vila quería una mínima solemnidad. Pensaba en el prestigio de la institución. Los reunidos estaban exhaustos y se convino que el decreto se firmaría más tarde. Pasaron las horas y al mediodía, Puigdemont ya estaba asediado por los mensajes que le acusaban de traidor y de Judas. Y pasó lo que pasó. Está escrito.

Momento Unamuno. “¡Seréis siempre unos niños, levantinos !/ ¡os ahoga la estética”, escribió Miguel de Unamuno en el poema titulado L’Aplec de la protesta, compuesto en 1906 después de haber pasado unos días en Catalunya. El escritor y filósofo vasco había asistido a una manifestación de apoyo a la Solidaritat Catalana en la plaza de toros de las Arenas, que concluyó con un masivo flamear de pañuelos blancos. A Unamuno le impresionó esa pasión por la coreografía. La Solidaritat Catalana duró poco, pero hirió de muerte a los partidos dinásticos y sembró la semilla de la Mancomunitat. Regionalistas, carlistas y republicanos, juntos, contra la ley de Jurisdicciones impuesta por el Ejército. Cosas de Catalunya.

El nacionalismo vasco tiene en sus manos la botella de oxígeno para que Rajoy pueda llegar al 2020
Las cosas de Catalunya explicadas en voz alta a vascos y navarros resuenan de otra manera. Lo he comprobado personalmente hace unos días en Pamplona y Bilbao ante auditorios bien diversos. Mucha atención, seriedad, preguntas muy concisas y una visible perplejidad ante algunos acontecimientos recientes. La rapidez con la que se retractan personas que hace dos meses abogaban por la ruptura unilateral con España. Marta Rovira exigiendo el “máximo realismo”, después de haberle montado una bronca tremenda a Puigdemont en octubre. Movimientos oblicuos de la pastoral catalana que desconciertan a vascos y navarros de distinta filiación, gente más acostumbrada a ir de frente.

Hay interés por lo que ocurre en Catalunya, ciertamente. Sobre todo, interés por las repercusiones de la crisis catalana en la política española. Las antenas vascas y navarras han captado con notable preocupación la campaña de Ciudadanos contra el cupo vasco, secundada por algunos medios de comunicación de Madrid, no todos. Se están rompiendo precintos en España. Se ha roto el precinto del 155. Y puede romperse el precinto que desde hace tantos años protege la foralidad de las inclemencias del debate público. Pedro Luis Uriarte, antiguo consejero delegado del BBVA, consejero de Economía del primer gobierno vasco y primer negociador del concierto con el Gobierno de Adolfo Suárez acaba de abrir una web para divulgar los fundamentos, características y evolución del Concierto Económico Vasco.

Urkullu sabía lo que hacía cuando quiso ayudar a Puigdemont a salir del laberinto. Evitar el 155. Evitar que se rompiese el precinto. El Partido Nacionalista Vasco tiene ahora en sus manos la botella de oxígeno que le puede garantizar a Rajoy la estabilidad de la legislatura hasta 2020. Tiempo, tiempo, tiempo. Podríamos decir que del PNV depende que Rajoy pueda escoger tranquilamente el mejor campo de batalla contra Ciudadanos: las elecciones municipales del 2019. Un PP implantado en toda España, con miles de alcaldes y concejales muy disciplinados, frente a un Ciudadanos que es más una plataforma electoral que un partido, sin apenas alcaldes relevantes. La clave es la aprobación del presupuesto del 2018. Si se aprueba, Rajoy puede llegar al año veinte.

Los nacionalistas vascos quisieran negociar, pero dificilmente podrán hacerlo mientras esté en vigor el 155 en Catalunya. No se trata sólo de las contrapartidas que puedan obtener. Está en juego el marco de la agonística política española en los próximos dos años. Rajoy está enviando ministros a Vitoria y su hombre en el País Vasco, Alfonso Alonso acaba de insinuar que podría producirse la transferencia de las cárceles vascas al Gobierno de Euskadi si ETA anuncia pronto su disolución. El Ministerio del Tiempo –del tiempo político– está ahora en Bilbao.

http://www.lavanguardia.com/politica/20 ... ilbao.html





Creo que el PSOE y Podemos podían haber cambiado el destino del estado español, si se hubieran puesto de acuerdo y no ACTUARON para evitar el sorpasso de uno contra el otro. Parece ser que la crisis interior del PP es bastante importante, ya que Aznar ha sacado la patita y apoya a Ciudadanos, todavía más retrogado que el PP, ahora a lo mejor es más importante ahora apoyar a Rajoy y al PP, que a Ciudadanos versus Aznar y Cia.

Avatar de Usuario
ANA-KONDA
7 de julio
7 de julio
Mensajes: 7870
Registrado: Sab Ene 04, 2003 6:16 pm

Re: 155 y NAVARRA

Mensaje por ANA-KONDA » Lun Ene 15, 2018 8:55 am

Del tema 155 y Navarra hemos pasado a
Davalor, davalor, davalor,davalor, davalor
Davalor, davalor, davalor,davalor, davalor
Davalor, davalor, davalor,davalor, davalor
Davalor, davalor, davalor,davalor, davalor
Imagen

Responder